El Día de Soria
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

16 de noviembre de 2018

Un perro por cada ocho habitantes

Nuria Zaragoza - domingo, 4 de noviembre de 2018
Un perro por cada ocho habitantes - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez M
El censo provincial suma más de 14.000 perros en Soria, si bien la cifra más exacta es la de vacunación, que ronda los 10.700 canes

Si usted da un paseo por la provincia, tiene más probabilidades de encontrarse con un perro que con un carrito de bebé. Es más probable también que se tope antes con un can que con un joven universitario. Y, en el lado contrario de la pirámide poblacional, tiene muchísimas más opciones de ver antes una mascota que a una persona centenaria. 
La población canina crece. A nivel nacional, y también en Soria. Tanto que se podría decir que en estos momentos hay ya un perro por cada ocho sorianos. Y según el último informe que analiza el equipamiento de los hogares realizado por el Estudio General de Medios (EGM), se estima que uno de cada cuatro hogares españoles tienen perro. 
Disponer de la cifra exacta de perros que hay en Soria es complicado. El dato más preciso es el que ofrece el Siacyl, el sistema de identificación de animales de compañía de Castilla y León. Se trata de una base de datos que gestiona la Junta pero que se nutre con la información que facilitan los ayuntamientos, «que son los que tienen la obligación de mantener actualizado su censo de acuerdo a la información de altas y bajas que presentan los propietarios», matiza el jefe del Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería, José Manuel Ruiz. De acuerdo a esta aplicación, en Soria había a finales del pasado año 14.691 perros censados. No obstante, matiza Ruiz, este dato «no es del todo exacto» ya que «muchas veces los propietarios no comunican al ayuntamiento las bajas del censo, cuando se muere un perro, cuando se vende y traslada a otra provincia..., de modo que el ayuntamiento tampoco lo comunica y actualiza en el Siacyl». Por ello, considera el jefe del Servicio, resulta más oportuno tomar como referencia el número de animales vacunados en la última campaña, ya que los propietarios tienen la obligación de vacunar anualmente a su perro y los veterinarios deben inscribir esta operación en el Siacyl. El año pasado fueron vacunados en Soria 10.728 perros, por lo que «el censo estará realmente en los 10.700 perros aproximadamente», resume Ruiz. 
Como siempre, cabría el matiz de los animales que no están vacunados, de los que están en situación irregular... si bien esos ya se escapan de cualquier control. No obstante, cabe advertir, tanto tener a un animal sin el pertinente microchip (identificación) como sin vacunar puede ser motivo de infracción y conllevar la pertinente sanción. 
Así las cosas, tomando como referencia los 10.700 perros vacunados y teniendo en cuenta que la población de la provincia ronda los 88.500 habitantes, se podría decir que hay un perro por cada ocho sorianos. 
Por municipios, es sin duda la capital donde más canes habitan. Más de 3.000 tomando como referencia el dato de vacunación. Le sigue Almazán (557), El Burgo de Osma (503), Ólvega (452) y Golmayo (415). En el lado contrario, hay catorce municipios sin ningún perro inscrito. 
El censo general de perros corresponde a la Junta, pero es competencia de los ayuntamientos cuando se trata de animales clasificado como potencialmente peligrosos. De hecho, es el Consistorio el que otorga la oportuna licencia para pasear por la vía pública a estos animales tras demostrar una serie de requisitos. Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, en estos momentos hay 45 animales peligrosos censados en la capital. En toda la provincia suman 286, según los datos que maneja el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería. Y en este sentido, advierte Ruiz, «noto cierto desconocimiento, especialmente entre los jóvenes, de las obligaciones que acarrea tener un perro peligroso». El desconocimiento no elude la culpa y las sanciones económicas puede ser importantes «y superar los 2.000 euros», advierte Ruiz. Y en este sentido, ejemplifica, «tener un perro peligroso va unido a una licencia, como el que tiene una licencia de armas que es personal e intransferible. Igual que el arma que va a mi nombre no la puede llevar cualquier, un perro peligroso del que tengo yo la licencia no lo puede llevar otra persona». 
Cuando hay un incumplimiento de las obligaciones que recoge la normativa regional vigente ( tanto en materia de sanidad como de protección de animales de compañía y bienestar animal) y hay denuncia por parte del Seprona, los agentes medioambientales o la policía municipal es la Junta quien tramita ese expediente y sanciona si corresponde. No obstante, también algunos municipios cuentan con una ordenanza municipal. Es el caso del Ayuntamiento de la capital, que dispone de su propia «ordenanza reguladora de la tenencia de animales domésticos y de compañía». En caso de incumplimiento de esta, será el Consistorio el que tramite el expediente administrativo.  
23 denuncias este año. En lo que va de año (hasta el 30 de octubre), el Ayuntamiento de Soria ha tramitado 23 denuncias por incumplimiento de esta normativa. De estas, 20 han sido por perros sueltos, una por perro suelto considerado peligroso, otra por ruidos de perro en vecindario y otra por no limpiar los excrementos de perros, según la información facilitada por el Consistorio, donde matizan no obstante que es «complicado» que el propietario de un perro incumpla la normativa en presencia de la Policía Municipal. Precisamente por ello, los esfuerzos se han centrado en «acciones informativas» para «concienciar a los dueños de las mascotas». También, talleres para el público en general o en colegios, donde se ha contado con la colaboración del Colegio de Veterinarios de Soria así como las protectoras Soriadopción y Redención. Esta actividad está dentro del programa de Educación Ambiental que lleva a cabo el Ayuntamiento de Soria con la colaboración de la Junta de Castilla y León y complementan las charlas de concienciación que han recibido cien escolares de la capital soriana durante las últimas semanas, en la que han podido aprender «sobre animales domésticos, identificación y castración, la convivencia en espacios públicos, recogida de excrementos, animales potencialmente peligrosos, animales vagabundos y especies invasoras». 
Más allá de las conductas incívicas, preocupa a nivel municipal el abandono y extravío de animales. Desde 2013 hasta 2017 se tramitaron 446 expedientes por estos motivos. 
ocho zonas en la ciudad. En la capital, según la información facilitada por el Ayuntamiento, hay en estos momentos ocho zonas habilitadas para perros. Además, se han instalado «señales para diferenciar las zonas» con carteles de «perro suelto controlado, correa obligatoria y perros no (esta última para las zonas infantiles, por ejemplo)». El Consistorio «ha realizado un importante esfuerzo en la ciudad con la creación de zonas especiales para perros (las dos últimas en Los Royales y la Tejera), pero se sigue detectando un mal uso de las mismas ya que algunos dueños no recogen los excrementos en estas áreas donde los animales pueden estar sueltos», recriminan desde el Ayuntamiento. Por ello, «se han llevado a cabo campañas de sensibilización entendiendo que se debe  buscar una convivencia y equilibrio para que los dueños de mascotas puedan disfrutar con sus animales, pero siendo respetuosos con el resto de la ciudadanía y contribuyendo también a mantener una Soria limpia y cuidada». Los propios propietarios de perros también se han posicionado en la misma línea y desde Soria Perruna y Perrunos por Soria tienen en marcha una campaña para recriminar a los compañeros incívicos.

> Haz tu comentario Nombre/Apodo Correo electrónico*
Aviso Legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de El Día de Soria.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • El Día de Soria se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
  • Grupo Promecal
    El Día de Soria se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol