El Día de Soria
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

18 de julio de 2018
#

Los lectores opinan

Completa el formulario y haznos llegar tu carta, comentario o artículo de opinión para que aparezca publicado en la edición digital y/o en la edición impresa de El Día de Soria.


#

¿Por qué tenemos pánico al divorcio?

¿POR QUÉ TENEMOS PÁNICO AL DIVORCIO?

A veces (cada día resulta más frecuente el hecho; así que acaso —y aun sin acaso— tendría que haber empezado esta urdidura —o “urdiblanda”— de esta otra guisa: en numerosas ocasiones), el amor se acaba (algo tan natural como la vida misma). Y deviene una separación provisional (con meses dichosos y hasta años muy felices de prórroga o reenganche, tal vez) o definitiva. Bueno, pues, cuando esta nave arriba a ese puerto, se le suele llamar a la relación de pareja rota no derrota, no, sino divorcio (si es la vida la que fina, a ese fin de fines, a ese sin acaso ocaso, no se le conoce por fracaso, no, sino por muerte).

Si la vida nos viene demostrando del modo más natural, un día sí y otro también, que el amor apasionado que fluía a diario entre los dos miembros de una pareja no ha sabido evolucionar con el lento o raudo (porque, ciertamente, el perspectivismo puede llegar a hacer en algunos pagos estragos) transcurso del tiempo a otro estado, mera variante del mismo, cariño respetuoso, acaso haya llegado la hora de coger el toro por los cuernos y poner fin a ese infierno incipiente, medio o entero, en el que, en lugar de manar las caricias y los halagos (habituales o esporádicos) de otrora los/as que ahora brotan son reproches y broncas (sin cuento).

Seguramente, todas/os (las/os atentas/os y desocupadas/os lectoras/es de estos renglones torcidos y servidor, quien los ha hilvanado) conocemos a alguien, amiga/o, saludada/o o tratada/o, que se ha divorciado recientemente o va a divorciarse más pronto que tarde. El divorcio, que aún sigue teniendo mala prensa en ciertas capas, estratos o niveles de nuestra sociedad, debería perderla cuanto antes; y tomarse el grueso de las veces que acaece como lo que es, la mejor solución que cabe hallar o hay para resolver un problema morrocotudo de convivencia, donde los gritos, los insultos y los malos modos, si están a la orden del día, pueden dañar tanto, tan seriamente, los pocos lazos existentes que pueden borrar, cargarse y poner en peligro el buen poso e inmarchitable recuerdo que han dejado los momentos de felicidad vividos juntos y perjudicar ostensiblemente a otras/os, las/os hijas/os, u otros deudos si los hay, abuelas/os y nietas/os, probables víctimas de sus efectos colaterales, en el ámbito familiar.

En lugar de ver la faceta positiva de la ruptura, la paz que va a deparar o traer a ambos excónyuges (y, como consecuencia, al entorno, al resto), las/os espectadoras/es del hecho concreto, unas/os recalcitrantes pesimistas, sin duda, nos solemos fijar más en la parte negativa del asunto, en la angustia que nos genera a nosotras/os comprobar cómo dos enamoradas/os ejemplares han dejado, por la razón o los motivos que sean, de serlo. ¿Acaso nos acongoja (forma verbal que suele preferirse, por ser más eufónica, a la que acostumbra a esconderse detrás de ella, malsonante, acojona) o desazona que tal cosa pueda ocurrirnos también algún día a nosotras/os? Como itera el título de la canción popular (pluriversionada) que escribió en 1947 el compositor cubano Osvaldo Farrés, “Quizás, quizás, quizás”.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Ángel Sáez García | 04/07/2017
> Haz tu comentario
Haz click en el recuadro
Apodo Correo electrónico* Web
Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de El Día de Soria.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • El Día de Soria se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
#
Envíanos tu colaboración

Queremos que nos cuentes tu experiencia. Envíanosla y la publicaremos cuanto antes.

Intervalos nubosos
30º 14º
Lluvia: 20%
Viento: 25 km/h
Jue 19.
Despejado
31º 15º
Vie 20.
Intervalos nubosos con lluvia escasa
27º 13º
Sáb 21.
Intervalos nubosos
27º 11º
Icalnews
Tus fotos

Tus fotos

Mándanos las fotografías de tu asociación, grupo, colegios, equipo deportivo. También felicitaciones de cumpleaños, bodas o cualquier cosa que se te ocurra.

Opinan

Los lectores opinan

Tu opinión es importante. Mándanos tu carta, comentario o artículo de opinión para que aparezca publicado en la edición digital.

Foto denuncia

Foto denuncia

Queremos saber las cosas que te preocupan de nuestra ciudad. Envíanos tus fotos y además de una breve descripción, no olvides decirnos cuándo y dónde tomaste la fotografía.

Grupo Promecal
El Día de Soria se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol