El Día de Soria
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

17 de octubre de 2018
#

Los lectores opinan

Completa el formulario y haznos llegar tu carta, comentario o artículo de opinión para que aparezca publicado en la edición digital y/o en la edición impresa de El Día de Soria.


#

Cuando la ley suprema quede en mema

CUANDO LA LEY SUPREMA QUEDE EN MEMA

Mi dilecto amigo y heterónimo Otramotro pensaba que los políticos, si para algo existían y servían en las sociedades actuales, era para resolver los (grandes o pequeños, muchos o escasos) problemas que les fueran surgiendo a los ciudadanos (ellas y ellos) que las conformaban. Pero la realidad, pura y dura, que se impone a cuantas cábalas, conjeturas o especulaciones, plausibles y posibles, podamos hacernos usted, lector (sea hembra o varón), y yo, por nuestra propia cuenta y riesgo, viene a recomendarnos que pongamos los pies sobre la tierra y, asimismo, a cerciorarnos de que dicho axioma, principio o regla no vale para todos los países que en el mundo son. Así, si nos fijamos, verbigracia, única y exclusivamente en el nuestro, España, comprobaremos lo público y notorio, que no le faltaba razón a Julius, “Groucho”, Marx cuando adujo lo que, con el lento paso de los años, ha devenido en una verdad como una catedral de grande, que cuadra, encaja y viene como alianza al anular para explicar el disparate cómico que, desde hace un lustro (sin lustre), sobre todo, está acaeciendo en Cataluña: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar luego los remedios equivocados”.

Uno, servidor, que no es el diablo cojuelo, personaje legendario que aprovechara Luis Vélez de Guevara para escribir en el siglo XVII su novela, ni tan chismoso o refitolero como para desear serlo, desconoce qué ocurre en el día a día de cada uno de los muchos hogares que hay en Cataluña, pero si se basa o fundamenta en los delirios, ora de grandeza, ora paranoides, que trascienden y padecen (no me cabe ninguna duda) algunos (no pocos) miembros de su clase política y luego escucha, lee y ve en los diversos mass media, colige que debe parecerse dicho territorio mucho a un frenopático.

Así, por ejemplo, en el colmo de los colmos, al consejero de Empresa y Conocimiento del Govern, Jordi Baiget, que tuvo (no se sabe si) la osadía (que fue interpretada como una temeridad por las/os independentistas de la CUP) o el desliz de dejar que se le escapara una muestra de cordura al reconocer en público esta verdad, que el referéndum ilegal de independencia del 1-O acaso no podría celebrarse, porque el Estado opondría todos los medios legales a su alcance para desbaratarlo, el mandamás catalán, Carles Puigdemont, se lo cargó (lo cesó) a las pocas horas. Si de esa guisa actúan con la/el discrepante o disidente, amiga/o, qué harán (me temo lo peor) con la/el adversaria/o, oponente o enemiga/o.

Harían bien cuantas/os disfrutan amenazando (“damos miedo y más miedo que daremos”, Puigdemont dixit) en leer de manera comprensiva, o sea, interpretar correctamente, los artículos 544 y 545 del Código Penal vigente para no llevarse más tarde un revés jurídico inesperado.

No soy jurista y no voy a iterar aquí (así que le voy a ahorrar la puñeta o no le voy a hacer perder el tiempo —si dispone del mismo, y tiene interés en el particular, puede acceder a los editoriales y otros muchos artículos de opinión concienzudos que se han publicado en la prensa los dos últimos días sobre el asunto en cuestión—, lector/a, leyendo de nuevo o por primera vez lo que personas expertas en la materia han hilvanado a propósito), ni siquiera escuetamente, todos los argumentos que he leído sobre la ley de Referéndum, ahora bien, me pregunto ¿por dónde saldrán las/os delirantes e ilusas/os que han embarcado a la ciudadanía catalana en un viaje a ninguna parte cuando la supuesta ley suprema (que presentaron en un teatro, donde, por cierto, se suelen representar ficciones, mentiras, aunque encierren verdades sin cuento) quede en mema?

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Ángel Sáez García | 06/07/2017
> Haz tu comentario
Haz click en el recuadro
Apodo Correo electrónico* Web
Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de El Día de Soria.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • El Día de Soria se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
#
Envíanos tu colaboración

Queremos que nos cuentes tu experiencia. Envíanosla y la publicaremos cuanto antes.

Icalnews
Tus fotos

Tus fotos

Mándanos las fotografías de tu asociación, grupo, colegios, equipo deportivo. También felicitaciones de cumpleaños, bodas o cualquier cosa que se te ocurra.

Opinan

Los lectores opinan

Tu opinión es importante. Mándanos tu carta, comentario o artículo de opinión para que aparezca publicado en la edición digital.

Foto denuncia

Foto denuncia

Queremos saber las cosas que te preocupan de nuestra ciudad. Envíanos tus fotos y además de una breve descripción, no olvides decirnos cuándo y dónde tomaste la fotografía.

Grupo Promecal
El Día de Soria se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol