Esther Martínez gana un Emmy por 'La casa de Papel'

Iván Juárez - lunes, 10 de diciembre de 2018
Esther Martínez (izquierda) gana un Emmy por ‘La casa de Papel'
La guionista y productora soriana hace historia. Es la primera vez que una serie española logra este galardón. Ahora trabaja ya en la segunda temporada

«Es como la escalada del más todavía», «lo que parecía imposible», el broche de oro para un año «increíble». La grandeza de lo pequeño. Una «locura» convertida en un «hecho internacional». Un sueño real.
La serie española La Casa de Papel se alzaba hace unos días en Nueva York con el Premio Emmy Internacional a Mejor Drama y hacía historia al convertirse en la primera serie española que logra este reconocimiento. Una soriana, la guionista y productora Esther Martínez Lobato, pisaba la alfombra roja de estos galardones anuales que reconocen la excelencia en la industria de la televisión emitida y producida fuera de Estados Unidos. Ella es, junto a Álex Pina, creador de La Casa de Papel y CEO de la productora Vancouver Media, el cerebro de esta historia de ladrones que ha cautivado a los espectadores de todo el planeta a través de Netflix. 
Están felices, ilusionados. En primer lugar, «por lo evidente, porque que es la primera vez que una serie española consigue el Emmy y es un momento internacional muy potente, no solo para la ficción española que está despuntando, sino también para la ficción latina a todos los niveles», apuntaba esta semana Martínez Lobato a El Día de Soria en un descanso en su intensa agenda. «Creo que se está exportando una cultura y una manera de ver el mundo -que es lo que tiene La Casa de Papel- frente a las salas de ficciones sajonas, que son las que dominaban el mercado internacional», añadía.
 A nivel personal, recibir este galardón es «una pasada», resume de forma muy gráfica. Porque el premio es, de alguna manera, la prueba de que no estaban confundidos cuando apostaron por desvincularse de la gran empresa en la que trabajaban para apostar por una «productora pequeña», Vancouver Media, donde poder desarrollar la forma y métodos de trabajar en los que creían. Un método más próximo al sistema americano, que se aleja de lo que se suele hacer en España y que apuesta por que sea una persona con conciencia en el proceso, en el producto, la que se encargue de controlar, encarrilar, orientar de algún modo la creatividad, desde la génesis de la idea hasta que se entregan los pre-master ya editados. 
Vancouver nació precisamente para hacer La Casa de Papel. «Nos fuimos cuatro locos a montar una productora en una casita en un pueblo de Madrid, Aravaca, dejando nuestros trabajos, nuestros sueldos, y en un salto al vacío que no sabíamos cómo iba a funcionar. Pero había que intentarlo por principios y por amor a nuestro trabajos», rememora esta soriana. Lo que parecía una «locura» se ha convertido en un premio pero, sobre todo, en un reconocimiento internacional por parte de los espectadores y, también, de la propia profesión. Porque ahora, Esther y Álex, a pesar de su timidez, son los que firman autógrafos. 
Pero en el camino quedan también momentos duros... Recuerda Martínez Lobato cuando la serie se pasó por Antena 3 y tuvo una audiencia «discreta, tirando a mala». «Los cuatro desquiciados nos mirábamos a la cara pensando qué hacer,  porque cuando se acaba una producción hay que recoger el chiringuito, el equipo se va al paro... y no se puede mantener si no hay una serie que rodar», rememora. 
Pero la sorpresa estaba por llegar. Fue de la mano de Netflix. Apareció «de repente» y les dijo:«Esto le gusta a la gente en otros sitios del planeta». La serie se hizo popular, empezó a funcionar, y rompió todas las barreras de espectadores, de fronteras... convirtiéndose en la serie más vista de la plataforma en todo el planeta. 
«Netflix ahora mismo es absolutamente fundamental en la consistencia de Vancouver», asume sin tapujos la guionista soriana. «Gracias a ellos seguimos aquí y tenemos más proyectos y somos más libres, y tenemos una ilusión impresionante. Ha hecho el milagro que hace un año no se pensaba, que una serie local se pueda ver en la otra parte del mundo solo pulsando un botón y con la mayor comodidad», añade. Es el nuevo modelo cultural que  ya ha llegado. Un «momento histórico», considera Martínez.
La Casa de Papel les ‘regaló’ El Embarcadero, la nueva serie de Vancouver que se estrenará el 18 de enero en Movistar. Y dos proyectos más, uno coproducido con Netflix original y otro con  Left Bank (la productora de la serie The Crown). 
La manera de contar de Vancouver, la permeabilidad en el equipo, el adn de esta empresa de alma pequeña... son hoy garantía de éxito. Saben que mañana puede ser fracaso en este mundo de puro equilibrio, pero viven su momento en este «gran laboratorio» donde cada día aprenden, absorben, crecen. Y disfrutan con ello.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Soria se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol