Las cárnicas sorianas miran al mercado chino

Nuria Zaragoza - lunes, 10 de diciembre de 2018
Las cárnicas sorianas miran al mercado chino
El nuevo protocolo sanitario acordado entre España y China amplía la gama de productos que se podrán exportar. La Hoguera y Villar llevan años pidiendo la homologación para ello

El mayor mercado de productos de porcino es China. Consume aproximadamente el 50% de todo de lo que se produce en el mundo. Son los principales productores del mundo, pero constituyen también el primer mercado de importación. Por ello, el nuevo protocolo sanitario alcanzado entre España y China -que prevé ampliar significativamente la gama de productos de porcino autorizados para importar al país asiático- puede suponer un punto de inflexión para las empresas cárnicas españolas, y también para las sorianas, que desde hace ya años trabajan por abrir mercado en el gigante asiático. No obstante, el  nuevo marco no es el paso definitivo. Queda todavía por desbloquear el requisito clave, la homologación de las empresas para poder importar en China (China no es mercado abierto y exige la homologación para poder introducir allí producto). 
cárnicas villar. «Hasta ahora, poder suministrar productos cárnicos a China estaba sometido a numerosas restricciones. La primera, que la empresa en cuestión debía estar homologada para importar en China y solo homologaban empresas que tuvieran integrado todo lo que es el proceso industrial, es decir, había que tener matadero, sala de despiece y fabricación», apunta al respecto el director ejecutivo de Industrias Cárnicas Villar, Fernando Rodríguez. Esta situación «vetaba» en gran medida a todas las industrias españolas que no disponían de la infraestructura completa para cerrar el círculo desde el sacrificio hasta el producto curado, que representan «la mayor parte del tejido empresarial en España». En consecuencia, «hasta hoy eso ha limitado muchísimo el poder acceder como empresa homologada a China», sentencia Rodríguez.
Según los primeros apuntes que han trascendido del acuerdo España-China, «el nuevo protocolo va a permitir que aunque una empresa no tenga toda la infraestructura de matadero, despiece y fabricación, si se apoya en mataderos y salas de despiece homologados, podría optar a ser homologada», avanza el director ejecutivo de la mayor empresa cárnica de la provincia. 
Es un «avance» para abrir la puerta a nuevas firmas cárnicas que puedan importar productos en el gigante asiático, pero no es todavía el paso definitivo. «El problema radica en que, en este caso,  quien homologa no son los servicios veterinarios españoles (como para otros países), sino que tienen que venir los servicios veterinarios chinos a homologar a las empresas». Y eso no es un trámite ni ágil ni fácil. «Nosotros estamos apuntados desde el año 2014 como empresa que queremos ser homologados, y aún no han venido a homologar. Estamos en la lista de espera», apunta al respecto el gerente de Villar. «Confiamos en que el nuevo protocolo acelere esta gestión, que es básica para poder exportar a China», insiste. 
Al margen de este primer requisito (la homologación de las empresas), el nuevo protocolo introduce también cambios en lo que se refiere a productos y procesos que «favorecerán a medio y largo plazo»  a toda la industria cárnica española. «Va a favorecer porque admite que se puedan vender embutidos que antes no se podían vender, para lo cual exigen una duración mínima de 21 días. Y admitirán lomos, por ejemplo de cerdo blanco, con una curación mínima de 45 días, o lomos ibéricos, cumpliendo la normativa del ibérico, con un mínimo que serán 90 días», ejemplifica. 
Pero la novedad «más importante» en lo que se refiere a ampliación de la gama de productos ‘exportables’ está en el jamón:«Hasta ahora no se podía vender jamones con hueso y ahora sí que se podrán vender, siempre que se respeten unos tiempos de proceso de 313 días, no de 660 que había antes», especifica. Así las cosas, sentencia, «son grandes cambios» para la industria. Eso sí, advierte, el nuevo protocolo se ha anunciado pero está aún «pendiente de firma», por lo que queda aún el paso definitivo para la entrada en vigor de todos estos avances. 
Teniendo en cuenta estas consideraciones, el efecto que el nuevo acuerdo España-China puede tener en la empresa cárnica soriana es claro: «Siempre que nos homologuen, tendríamos más posibilidades de vender mayor amplitud de productos de los que había hasta ahora». 
Este nuevo marco para las exportaciones llegará ya a Villar con su nueva estructura de negocio, una vez que se ha formalizado esta semana la venta de la empresa soriana a Costa Food Group, uno de los principales grupos cárnicos del sector en España. «Nos puede facilitar en el sentido de que ahora tendremos más fácil acceder a parte de las industrias del nuevo grupo, como son mataderos y salas de despiece, que ellos sí que tienen homologadas», apunta al respecto el director ejecutivo. «Nos sería más fácil pero, insisto, llevamos tres años apuntados en una lista para que nos vengan a homologar», añade, insistiendo en que eso tampoco es ninguna garantía. Y, en este sentido, hace un llamamiento al Gobierno:«En esto el Ministerio también tiene que trabajar duro para conseguir que los servicios veterinarios chinos agilicen la tramitación de homologaciones». 
Villar no exporta directamente a China pero su producto sí que llega al país asiático a través de Hong Kong, donde es un mercado libre y Villar vende sus curados. «Desde Hong Kong sí me consta que están introduciendo producto a China», aclara. 
La exportación representa en estos momentos el 15% del total de las ventas de Cárnicas Villar, que este año prevé cerrar en los 70 millones de euros de facturación, con un empleo entre fijos y eventuales de más de 250 personas. La firma soriana está presente en más de 45 destinos internacionales. 
la hoguera. La exposición de Villar coincide en buena medida con la de la otra gran empresa cárnica soriana, Embutidos La Hoguera, ubicada en San Pedro Manrique. Allí el nuevo protocolo sanitario con China se ha recibido como una «buena noticia» porque «todo lo que sea apertura de China es positivo» ya que «es un mercado importantísimo a nivel mundial y, para España, puede ser vital». No obstante, insisten también, «el paso más importante que estamos esperando desde La Hoguera es la homologación de nuevas empresas», indica el gerente de la empresa y responsable de exportaciones, Teo Martínez. 
«Hasta que no homologuen más empresas no se va a poder apreciar de una manera real lo que son estos acuerdos de apertura de productos. Es decir, de momento, solo se van a poder beneficiar las empresas que están ya homologadas, no el resto», insiste al respecto Martínez, quien, no obstante, recalca, «todo lo que es apertura internacional de mercados siempre es positivo». 
La Hoguera lleva siete años intentando la homologación a China «pero el problema no es técnico, sino político», apunta Martínez. En este sentido, explica que la demora en la homologación de nuevas empresas no responde a que no se cumplan los criterios técnicos, sino a aspectos políticos, al proteccionismo que impone China en sus importaciones. 
Lo ideal sería, plantea el gerente de La Hoguera, seguir la estela de México, donde se desbloqueó la homologación de empresas y «ahora han crecido mucho las exportaciones». 
Actualmente La Hoguera está exportando en torno a un 15% de su producción y principalmente lo hacen a Europa (Francia,Portugal,Alemania, Inglaterra, Italia, Holanda, Bélgica, Finlandia, Suecia...) y Australia. También, a México, Canadá, Islas Filipinas, Hong Kong y «algo en el sudeste asiático». Facturan anualmente «unos 27 millones de euros». 
torrezno. El Torrezno de Soria, en plena expansión bajo la marca de garantía, mira al mercado de la exportación pero su presidente, Samuel Moreno, reconoce que el horizonte del mercado chino aún está lejos. Por capacidad, y por lo tedioso que supone la mencionada homologación. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Soria se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol