Sin repercusión en los talleres

Ana I. Pérez Marina - domingo, 23 de diciembre de 2018
Sin repercusión en los talleres - Foto: [Eugenio Gutierrez Martinez.; Eugenio Gutiérrez M
Los cambios en la ITV apenas tienen incidencia en los talleres sorianos. Sin embargo, sí han notado que cada vez más clientes optan por que sean los negocios de reparación los que lleven sus vehículos a pasar la inspección

La reforma de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) que entró en vigor a mediados de año apenas ha tenido incidencia, por el momento, en el volumen de negocio de los talleres mecánicos sorianos, y tampoco la incorporación desde primeros de septiembre del sistema de lectura de diagnosis a bordo (OBD) para unidades matriculadas a partir de 2006, que permite detectar fallos en las emisiones o si ha habido una manipulación en los elementos del vehículo. Lo que sí se ha percibido es un incremento en el número de clientes que encargan a los talleres mecánicos que lleven sus vehículos a pasar la revisión periódica.
El presidente de la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de Soria, Julián Untoria, advierte de que el ‘endurecimiento’ de la ITV «aún no se ha dejado notar» en el incremento del trabajo de los establecimientos. En este sentido, matiza que ha pasado poco tiempo desde que las estaciones de la ITV disponen de los dispositivos de diagnosis de OBD para detectar información relativa a emisiones contaminantes.
Y es que desde el 10 de septiembre todos los vehículos ligeros con categoría de emisiones Euro 5 y Euro 6 están obligados a esta lectura del OBD, un sistema diagnóstico a bordo con el que están dotados la mayoría de los vehículos matriculados desde hace doce años.
«Lo que sí hemos notado es que tenemos más afluencia de clientes que nos dejan el coche para que lo llevemos a la ITV, un servicio que es gratuito, solo se cobra la tasa de la revisión. La gente viene más porque quiere despreocuparse, no estar dos horas esperando y porque nos van a poner menos pegas», señala.
Asimismo, el representante de los de los talleres puntualiza que «en otras ITV» se está pidiendo la factura del establecimiento de reparación por el que ha pasado el coche. «Es para que se sepa que se ha hecho bien. Si una transmisión hace ruido o el coche pierde aceite y hay que corregirlo, en un futuro pedirán la factura para comprobarlo. Por eso la gente nos deja el coche y si sale alguna pega más lo corregimos para no perder el tiempo. Siempre es mejor que vaya un profesional a la ITV», resume. 
En Talleres Císer coinciden en que todavía no se han notado en la cantidad de trabajo los cambios de la ITV de este año. «De trabajo andamos siempre más o menos igual, no  hemos notado nada con lo de la máquina de diagnosis. Además, en Soria parece que se la ponen a pocos por ahora, porque tienen un periodo de adaptación y tardarán», cuentan desde el negocio. 
En este taller algunos de los clientes habituales también llevan su vehículo a realizarle una revisión antes de pasar por la ITV, para arreglar aquellos defectos susceptibles de una inspección desfavorable.
Por otra parte, en Talleres Mecánicos Las Casas tampoco han experimentado un incremento de clientela o en el número de intervenciones por las nuevas pruebas que se han introducido en la ITV, tampoco por el hecho de que ahora sea obligatorio reparar los defectos leves en dos meses (sancionable de no ser así).
prevención. En Carmelo Carpintero Talleres Mecánicos aseguran que es testimonial el número de usuarios que va previamente al taller antes de pasar por la estación de la ITV. «Tres o cuatro clientes fijos de confianza son los que vienen antes, nada más. Mientras no les dicen si tienen una avería, no se gastan un duro», apostillan desde este establecimiento.
Las mismas fuentes admiten que la ITV «siempre da trabajo a los talleres», esa es la parte positiva, si bien reconocen que, a veces, no es asumible para aquellos conductores con menos posibilidades económicas.
En cualquier caso, desde este negocio sí que han apreciado que en los últimos meses a algunos clientes «les han puesto más pegas con lo de la máquina de diagnosis y las averías ocultas», aunque no tanto como para anotar un aumento reseñable en la cantidad de trabajo. «Más o menos son los mismos, tienes una clientela fija, no es gente nueva. Y en el tema de las emisiones es donde está el tema. Son más estrictos con los gases», aclaran en este taller.
En este sentido, añaden que las «averías ocultas» que salen a la luz con la diagnosis vía puerto OBD suelen ser caras, pero en muchas ocasiones, si el coche ya no está en condiciones, «lo llevan a la chatarra» en vez de realizar la reparación. «No es una barbaridad, pero sí hemos notado que algunas averías ahora salen con la máquina de diagnosis y antes no se detectaban», concluyen.
Por último, en Taller Mecánico Auto Manu muestran su descontento con el funcionamiento del servicio de la Inspección Técnica de Vehículos en Soria y es por ello por lo que «aumentan» los clientes que dejan su vehículos en manos del taller para que lo lleven a la estación a pasar la revisión.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Soria se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol