La base máxima de cotización costara 1.500 millones más

SPC - miércoles, 19 de diciembre de 2018
La base máxima de cotización costara 1.500 millones más - Foto: Alfonso Esteban (STB) 639185552
La CEOE critica que las medidas que ha anunciado el Gobierno implican una menor contratación por la subida del 7% de los gastos y una gran pérdida de competitividad frente a la Unión Europea

La subida de las bases máximas de cotización que planea llevar a cabo el Gobierno a partir del próximo año para incrementar la recaudación llevó ayer al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, a calcular el coste para las empresas en torno a un 7%, lo que, según alertó, conllevará un gasto adicional en las cuotas que pagan a la Seguridad Social de 1.500 millones de euros que provocará un recorte de las contrataciones laborales. 
«Estábamos diciendo que en España se iban a generar del orden de 500.000 empleos al año y si esto sigue adelante se contratará menos, no sé cuantos, pero van a ser menos, seguro. Y no es que lo diga yo, es que suele ser así», declaró el representante de los empresarios. 
La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, avanzó hace unos días que las bases máximas de cotización subirán en 2019 «algo por debajo» del 10%. Garamendi desveló que, según lo que les han comunicado, el alza rondará el 7%. 
«Hay anuncio, que en el fondo son impuestos, de una subida del 7% de las cotizaciones sociales. Son 1.500 millones de euros que van a tener que pagar las empresas. Esto queda muy bien, pero en España ya tenemos unos costes de la Seguridad Social un 30% superiores a los de Europa y si nos meten un rejón del 7% más tendremos un problema de competitividad», criticó. 
La patronal alertó de que los anuncios que se están haciendo desde el Gobierno en materia laboral o fiscal «desestabilizan la estabilidad» y retrasan decisiones empresariales, por ejemplo a la hora de contratar. «No se sabe qué va a pasar. La gente está descontando temas mientras que no se sepa qué es lo que pasa», apuntó en relación a los cambios que se quieren hacer en la reforma laboral. 
Sobre la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales que el Ejecutivo pactó con Podemos, el dirigente de la CEOE se quejó de que esta medida se hiciera al margen del diálogo social, y subrayó que esa subida también tendría que trasladarse a las contrataciones públicas de ayuntamientos, diputaciones, etc. 
Garamendi se mostró preocupado por el aumento del gasto público que implican los anuncios que está haciendo el Gobierno y el repunte de la deuda de la Administración. «Cuando se fue Aznar, la deuda era el 30%. Con Zapatero fue el 70% y con Rajoy, el 100%», apuntó. 
Mientras, con el nuevo mandato, la patronal anunció que nombrará a su nueva ejecutiva, que será más femenina, y en la que se hablará de la evolución de la mesa de diálogo social.
De momento, contarán con una vicepresidencia, el presidente de la patronal madrileña CEIM, Juan Pablo Lázaro; y el de la catalana Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. A ellos se unirá el responsable de la Confederación Valenciana (CEV), Salvador Navarro, y el de la patronal de las aseguradoras (Unespa), Pilar González de Frutos.
La quinta silla en la cúpula de la patronal la ocupará el futuro presidente de Cepyme, que es «vicepresidente nato» de la CEOE, una vez que, en la junta de enero, Garamendi sea sustituido, previsiblemente por el líder de la confederación granadina, Gerardo Cuerva.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Soria se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol