scorecardresearch
Cine

MADRES PARALELAS

viernes, 8 de octubre de 2021
Sinopsis oficial

Dos mujeres, Janis y Ana, coinciden en la habitación de un hospital donde van a dar a luz. Las dos son solteras y quedaron embarazadas accidentalmente. Janis, de mediana edad, no se arrepiente y en las horas previas al parto está pletórica; la otra, Ana, es una adolescente y está asustada, arrepentida y traumatizada. Janis intenta animarla mientras pasean como sonámbulas por el pasillo del hospital. Las pocas palabras que cruzan en esas horas crearán un vínculo muy estrecho entre las dos, que el azar se encargará de desarrollar y complicar de un modo tan rotundo que cambiará las vidas de ambas.

Crítica
Por Juana Samanes

  El dicho castellano “No hay que mezclar churras con merinas” sirve perfectamente para ilustrar lo que sucede con la última película del director Pedro Almodóvar: ha narrado dos historias que nada tienen que ver y las ha unido “a las bravas”, dando como resultado un drama argumentalmente deslavazado, con un contenido ideológico.

   Por un lado, intenta acercarse a la maternidad narrando la historia de dos mujeres, Janis y Ana, que coinciden en la habitación de un hospital donde van a dar a luz. Las dos son solteras y se han quedado embarazadas de forma accidental. La de mediana edad está encantada y la adolescente está traumatizada. La relación que establecen esos días marcará su futuro.

  Por otro, y metido con calzador, ha introducido el asunto de las fosas franquistas porque un familiar cercano a una de las protagonistas, Janis, está enterrado en uno de esos lugares y ella, junto con nietos y biznietos de otros fallecidos de su pueblo, quieren recuperar los restos y enterrarlos identificados.

   Ambas historias podían ser interesantes a su manera, pero están relatadas de forma incorrecta. El tema de la maternidad, que ya abordó en la fallida  Todo sobre mi madre o en Volver,  aunque favorable a la vida es un auténtico culebrón con idas y venidas, con escenas histriónicas e, incluso, culinarias que no vienen al caso  y donde la solidaridad femenina se confunde con apetitos sexuales, lo que da lugar a  situaciones enrevesadas. Todo ello aupado por una banda sonora omnipresente y sonora que llega a molestar. En esta ocasión el compositor Alberto Iglesias no ha acertado. Mientras la fotografía de José Luis Alcaine es correcta, la puesta en escena de alguno de los lugares donde viven las protagonistas opta por lo abigarrado, con una paleta de colores fuertes que haría las delicias de Agatha Ruiz de la Prada.

   La subtrama de las fosas simplemente resulta hueca, sin emoción, puramente ideológica. Tan ideológica como otros toques de la película, como el comentario contra la Iglesia, sobre el comportamiento del Tribunal de la Rota o  su firme defensa de la ideología de género, donde el director manchego parece intentar demostrar que la inclinación sexual depende de las pulsiones de cada momento. En resumen, Almodóvar suelta  sus fantasmas y, de  paso, ajusta las cuentas con  todos aquellos que no están “en su cuerda”.

   En lo que no desbarra, como es habitual en él, es la dirección de actores, tanto Penélope Cruz como la joven Milena Smit, en su segunda película, están bien en sus respectivos papeles. Menos acertada es la elección de Rossy de Palma como editora de una revista de moda que resulta increíble de principio a fin.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Duración: 120'
Director: Pedro Almodóvar
Reparto: Penélope Cruz, Milena Smit, Israel Elejalde y Aitana Sánchez Gijón
Género: Drama
Nacionalidad: España
Año: 2021
+18
Portada El Dia de Soria