Ayuda asegurada a transeúntes y casos de pobreza energética

Ana Pilar Latorre
-

El mes de mayor gasto de Cáritas para ropa destinada a las personas sin hogar es el de octubre, con 300 euros en total

Ayuda asegurada a transeúntes y casos de pobreza energética - Foto: """""""""""""""eugeniogutierrez.com

Con la llegada del frío intenso, la lluvia y la nieve, las personas más vulnerables que pueden ser las personas sin hogar o las familias en situación de pobreza precisan de un mayor apoyo para poder vivir en condiciones dignas. Cáritas Diocesana y el Ayuntamiento de Soria ofrecen desde hace tiempo un servicio de atención especializado que, aunque se extiende durante todo el año, sí tiene especial relevancia en invierno. 
María Barrena, del programa de acogida de Cáritas, concreta que se ha atendido a 83 transeúntes en 2019 (en 2018 fueron 104), una cifra uniforme durante todo el año. Lo que sí se observa desde Cáritas es que el gasto generado en la ropa para estas personas sin hogar, que en lo que va de año es 1.675 euros, en los últimos tres meses el gasto generado ha sido de casi 600 euros. El mes de mayor gasto ha sido octubre, con 302 euros, y el que menos julio, con 90 euros. «La ropa de invierno supone un coste mayor que la ropa de verano y el algunas ocasiones hay que facilitar desde Cáritas un mayor importe económico para la compra de ropa de invierno (abrigos, calzado, jerseys...)», explican desde la organización. Por ejemplo, con un vale de 12 euros no se puede comprar la misma ropa en verano que en invierno. La ropa es algo necesario para muchas personas sin hogar, sobre todo en los meses de invierno, y hay que recordar que el vestido se considera una necesidad básica.
 Pero para los transeúntes que pasan por Soria en estos meses de invierno, la atención queda cubierta con los vales que facilita el Ayuntamiento a través de la Policía Local y que tienen una duración de seis meses. Son más de mil vales de manutención al año (comida y cena) por más de 7.000 euros. También se destinan más de 11.000 euros para cerca de 600 vales de alojamiento. Son datos de 2018 [el Ayuntamiento no ha facilitado los de 2019] y en los últimos ejercicios se ha registrado un incremento. Es un servicio de financiación exclusivamente municipal.
Ayuntamiento y Diputación cuentan con ayudas de emergencia para colaborar, pero en los casos más graves Cáritas cuenta con recursos de alojamiento. Estos servicios solucionan, de alguna manera, que en la capital ni en la provincia haya albergues o comedores sociales.
calefacción. Recientemente se conocía que uno de cada siete hogares castellanoleoneses, lo que corresponden a un 12,8%, está en situación de pobreza energética.Así lo recoge un estudio de la Universidad de Barcelona, que habla de «un problema complejo que debe resolverse desde diferentes perspectivas». «Es una dimensión más de la pobreza con un punto de partida común: que los ingresos familiares no son suficientes para hacer frente a los gastos que permitan tener una temperatura adecuada en el hogar y unas condiciones de vida dignas», apunta.  
Del total de estos hogares, un 14,4% tiene a su sustentador principal en situación de desempleo, un ratio que en el resto de hogares es de un 5,4%. Y es que la probabilidad de que un hogar se encuentre en esta situación de pobreza energética aumenta un 9,3% si se da la citada circunstancia. El perfil de estos hogares es que son unipersonales o monoparentales (sustentados, en buena parte, por mujeres) en régimen de alquiler y se encuentran en edificios de más de 25 años, en áreas rurales o con menor densidad de población y en zonas de condiciones meteorológicas extremas (calor o frío).
El Ayuntamiento de Soria destina cada año a más de 350 familias ayudas para cubrir los gastos básicos de vivienda, entre ellos los de calefacción (junto a electricidad y comunidad). Esta línea se creó en 2014 «al detectar que había personas que sin estar en riesgo de exclusión y máxima vulnerabilidad, también vivían cerca del umbral de la pobreza y con problemas para llegar a fin de mes». El Consistorio cuenta además con las ayudas de emergencia que se conceden cada mes a propuesta de los técnicos de Acción Social para familias más vulnerables. Se incluyen en el acuerdo marco y están financiadas por Junta y Ayuntamiento. La Diputación aprueba 90 ayudas al año para los mismos fines.