Menos 'olas de frío' en Soria que en Tarragona

Ana Pilar Latorre
-

La última se registró el 2 de febrero de 2012 y se extendió durante 8 días, pero la de temperaturas más bajas fue en 2007 con -8.8 grados

Menos 'olas de frío' en Soria que en Tarragona - Foto: """""""Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

El informe de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) sobre las ‘Olas de frío’ registradas en España desde 1975, que son un total de 59, a Soria corresponden 30 (el mismo número que Toledo) y la última se registró en 2012.Sorprendentemente, es un número inferior al de provincias como Huesca, con 40; Tarragona, con 36; Guadalajara y León, ambas con 35; Badajoz y Granada, con 34; Burgos,Ciudad Real, Navarra y Salamanca, con 32; y Barcelona, con 31. 
Claro que para ello hay que tener en cuenta la definición que hace la Aemet. Se considera ‘Ola de frío’ «un episodio de al menos tres días consecutivos en que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registren mínimas por debajo del percentil del 5% de su serie de temperaturas mínimas diarias de los meses de enero y febrero del periodo 1971-2000», entendiendo como episodio de frío cuando ha registrado temperaturas mínimas iguales o inferiores a su ‘temperatura umbral’ durante al menos tres días seguidos. Para estimar el territorio afectado durante una ‘Ola de frío’, se determina el día que más provincias la registraron, asignando a la ola dicho máximo. «Se considera que un día determinado una provincia está viviendo una ‘Ola de frío’ cuando al menos uno de los observatorios está dentro de un episodio frío. No es suficiente con que la mínima registrada no alcance la temperatura umbral de manera puntual», explica. 
De esta manera, repasando las ‘Olas de frío’ sorianas desde 1975 encontramos que las primeras fueron el 21 y el 28 de diciembre de 1975 (Navidades fresquitas), el 16 de enero de 1976 (vaya invierno), el 12 de febrero de 1978, el 29 de diciembre de 1980, el 31 de enero de 1981, el 20 de enero y el 8 de febrero de 1983, el 15 de febrero de 1984 (de nuevo un invierno intenso), el 4 de enero de 1985 (duró 14 días, nada menos), el 9 de febrero de 1986, el 19 de febrero de 1987 y el 22 de noviembre y el 30 de diciembre de 1988 (en las esos años al menos una por ejercicio). Después, comenzaría un nuevo periodo de olas de frío con la del 13 de diciembre de 2001, 11 de enero y 16 de febrero de 2003, 8 de enero y 20 de diciembre de 2005, 28 de enero de 2006, 26 de enero y 13 de febrero de 2007 y también el 16 de noviembre de ese año (con temperaturas de hasta -8,8º), 7 de enero y 18 de febrero de 2009, 22 de enero y 11 de febrero de 2010, 22 de enero de 2011 y 2 (durante 8 días), 8 (en 39 provincias y -5,5º de media) y 21 de febrero de 2012 (la última), ya que en Soria no se han registrado (en otras provincias sí) las de 30 de diciembre de 2014, 18 de enero y 4 de diciembre de 2017 y 4 y 11 de enero de 2019.
Parece que con estos datos lo que entienden los sorianos y la Aemet por ‘Ola de frío’ no es lo mismo, ya que al informar sobre las temperaturas mínimas del país en estos meses siempre se cita Soria y se piensa que podría haber una ‘Ola de frío’ cada vez que bajan las temperaturas bruscamente, en torno a tres o cuatro al año, siendo éste un tema de conversación muy recurrente en el ascensor, en el bar... Pero en realidad han sido 30 desde 1975, ni una por año, aunque en determinados ejercicios sí que ha habido dos o tres. Y es que para determinar si un territorio pasa o no una ‘Ola de frío’ se debe comparar con sus temperaturas, no con las de otros, y analizar si las mínimas se mantienen al menos durante tres días seguidos en niveles que se sitúen dentro del 5% de los días más fríos que se hayan registrado en enero o febrero entre 1971 y 2000. Básicamente, porque la ‘Ola de frío’ determina un episodio meteorológico extraordinario, y lo normal es que en Soria haga frío en invierno, más que en Tarragona, Ciudad Real o Badajoz, sin que por eso tenga que considerarse una ola.
La Aemet reconoce que «esa imprecisión en el término da lugar a interpretaciones subjetivas de lo que es una ‘Ola de frío’, observándose en muchas ocasiones una tendencia a exagerar sobre el tema». «En invierno es normal que haga frío y no podemos hablar de ola de frío cuando las temperaturas, aun siendo bajas o incluso muy bajas, sean relativamente habituales en el periodo invernal», incide.