ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista


La vaselina

14/12/2019

A propósito de las negociaciones del PSOE con ERC para intentar cerrar un acuerdo que permita la investidura de Sánchez, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho que él no quiere vaselina como regalo de Reyes. El barón socialista es de los pocos en su partido que se atreven a poner un pero a la estrategia de su secretario general para seguir aferrado al Falcon. Tampoco va más allá del comentario jocoso y, cuando llegue la hora de la verdad, no parece que tenga las agallas de renunciar a la crema de la que ahora reniega si los de Junqueras se mantienen como la única vía que permita sacar adelante el gobierno del abrazo.

Pedro Sánchez intentará sumar en los próximos días los apoyos necesarios para ser elegido en una sesión de investidura y dejar de ser el presidente de la moción de censura. En su empeño por conseguirlo ha incorporado a su agenda de los próximos días una ronda de reuniones con los presidentes autonómicos que muchos interpretan como excusa para poderse ver cara a cara de nuevo con Quim Torra. Otros lo ven como una estrategia de presión a Pablo Casado para que el líder del PP de su brazo a torcer y se abstenga con el fin de evitar que el futuro gobierno de España dependa de los partidos que desprecian España.

Esta semana Sánchez ha batido el récord de días sin investidura que ostentaba Mariano Rajoy. Su predecesor en la Moncloa ha reaparecido para vender su libro de memorias. La estrategia comercial de la editorial le llevó a lucirse al Hormiguero donde ofreció detalles de la famosa comida el día de la moción. Durante la entrevista frivolizó sobre todo lo que ocurrió esa tarde en la que un bolso ocupó su escaño y el se limitó a pasárselo bien, ‘aunque haya gente a la que no le guste’.



Las más vistas

Opinión

La espinita

Da la sensación de que con el auge del turismo deportivo de los últimos años, se ha tirado la toalla en lo referente al turismo literario. Como si el uno y el otro fueran incompatibles

Opinión

Yo quiero tener el coronavirus

Quiero contagiarme como acto de rebeldía hacia la psicosis y la alarma social. Como si fuera un sortilegio para intentar que se deje ya de manipular y desinformar a la sociedad.