La reina apoya en Soria el toque de campanas como patrimonio

SPC
-

El Burgo de Osma recibe con cariño a la monarca Letizia que conoce la catedral antes de asistir a la clausura de un seminario de periodistas sobre la España vacía

La reina Letizia saluda a numerosos vecinos de ElBurgo de Osma - Foto: Ical

La reina Letizia defendió y apoyó ayer con su presencia en un acto en la localidad soriana de El Burgo de Osma la aspiración de que el toque de campana manual sea declarado patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco.Su participación en la iniciativa impulsada por la asociación Hispania Nostra, que organizó diversas iniciativas para conseguir esta declaración, fue una de las paradas que realizó la monarca española durante su visita al Burgo de Osma (Soria) para asistir a la clausura de un seminario de periodistas sobre la España despoblada para explicarle su propuesta ante la fachada principal de la catedral de este municipio y mientras redoblaban las campanas de este histórico templo.
Un evento que revolucionó a los vecinos de El Burgo de Osma, que arroparon con su cariño a la reina Letizia, que se dio un baño de multitudes en su paseo por la villa episcopal. La reina aterrizó en helicóptero en el campo de fútbol oxomense, desde donde fue trasladada en coche hasta la plaza de la catedral a las 11.00 horas, tal y como marcaba la agenda. Allí, cientos de vecinos esperaban en la barrera para saludar a la reina,  que pudo escuchar aplausos, y no dudo en dar la mano a niños y adultos, posar para decenas de selfis y accedió a firmar numerosos autógrafos a escolares que le acercaban papel y bolígrafo para recoger su firma. «Es muy sencilla y muy maja. Además ha sido muy cercana», explicó un vecino.
Visita a la seo

Doña Letizia llegó a la plaza de la catedral acompañada de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y, al descender de su vehículo, saludó al presidente de las Cortes de Castilla y León, Ángel Ibáñez; la delegada del Gobierno en la región, Mercedes Martín; y el alcalde de la localidad, Jesús Alonso.

La reina Letizia, de rojo en el centro, en la foto de familia junto al presidente de lasCortes, Ángel Ibañez (d) y la ministra Teresa Ribera (i), y el resto de participantes
La reina Letizia, de rojo en el centro, en la foto de familia junto al presidente de lasCortes, Ángel Ibañez (d) y la ministra Teresa Ribera (i), y el resto de participantes - Foto: Ical
Ya frente a la catedral, la presidenta de Hispania Nostra, Araceli Pereda, y otros miembros de esta asociación escucharon junto a la reina los diversos toques de las campanas del templo. Un templo de cuyo campanario colgaba una pancarta con el objetivo de esa fundación, que la Unesco reconozca el toque de campana manual como patrimonio inmaterial de la humanidad.
Durante su visita, Doña Letizia conoció la labor que se está realizando para ello antes de dirigirse a la puerta de la catedral y saludar al obispo de Osma-Soria, Abilio Martínez Varea, acceder al interior y visitar el monumento. Un templo cuyo retablo mayor fue obra de Juan de Juni y Juan Picardo entre 1550 y 1554, y que alberga el Códice Beato de Osma, un texto medieval del año 1086, y el sepulcro de San Pedro de Osma, una de las muestras más relevantes de la escultura funeraria medieval en España.
Libro de honor

La reina Letizia quiso firmar en el libro de honor de la catedral, y no dudó en conversar con las personas que hacen sonar sus campanas. Más tarde, a la salida, volvió a saludar a muchos ciudadanos que seguían esperándola y posó para los informadores gráficos junto a una veintena de alcaldes de municipios de la zona. 
Desde allí, se trasladó al lugar en el que se desarrolló el seminario de periodistas sobre la España vacía para asistir a su clausura, según informa Efe.