scorecardresearch

La sanidad pública británica, bajo presión

EFE
-

El NHS envía una carta al Gobierno en el que remarca los importantes retrasos que sufre en servicios hospitalarios y comunitarios y la demanda de tratamientos de emergencia y urgentes, todo ello derivado por el aumento de casos e ingresos por COVID

La sanidad pública británica, bajo presión - Foto: ANDY RAIN

El Servicio de Salud público británico (NHS) está ahora bajo una "presión" similar a la experimentada en el pico del pasado enero, por lo que la siguiente fase en la lucha contra la pandemia "será, probablemente, la más dura", advirtieron este martes expertos sanitarios.

En consecuencia, "los próximos nueve meses" serán clave, dada la "magnitud de los desafíos" a los que se enfrenta el sistema público, alertó NHS Providers, que se encarga del aprovisionamiento del NHS, en una carta enviada a, entre otros, el primer ministro, Boris Johnson, y a sus titulares de Sanidad y Economía, Sajid Javid y Rishi Sunak, respectivamente.

"Muchos directores ejecutivos (del NHS) están diciendo que, aunque es diferente en la forma, el nivel general de presión ahora es similar al que vieron en enero pasado, cuando el NHS estaba bajo la mayor presión en toda una generación", subrayó la misiva.

Según el texto, el NHS acumula importantes retrasos en servicios hospitalarios, comunitarios y en el área de salud mental, al tiempo que la demanda de tratamientos de emergencia y urgentes alcanza ahora niveles récord.

La situación, además, está empeorando por el aumento de las hospitalizaciones por COVID-19 y el repunte de casos "de COVID de larga duración".

NHS Providers aseguró que los hospitales afrontan "una pérdida significativa de capacidad" debido al reforzamiento de las medidas de control de la pandemia y a que los sanitarios pierden días de trabajo cuando tienen que hacer cuarentenas o piden bajas por estrés.

Los trabajadores de "primera línea", destacó la carta, también están ahora cogiendo las vacaciones y libranzas que cancelaron durante las primeras etapas de la pandemia de coronavirus.

"Muchos responsable del NHS creen que la siguiente fase en nuestra lucha contra la COVID-19 será, probablemente, la más dura, dada la magnitud de la presión a la que se enfrentan. Más que nunca, insisten ahora en que el NHS debe recibir la financiación necesaria para ganar esta batalla", explicó en la misiva el director ejecutivo de NHS Providers, Chris Hopson.

En este sentido, dijo que existe preocupación porque "las señales que llegan del Gobierno" sugieren que no habrá fondos para mantener la calidad del sistema sanitario público.