scorecardresearch

El patio del antiguo trinquete será zona verde

S.Almoguera
-

El Consistorio saca a licitación por vía de urgencia el proyecto de ejecución y estudia ya las ofertas de derribo

El patio del antiguo trinquete será zona verde - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

El proyecto de rehabilitación del antiguo trinquete sumará a la parte residencial la creación de dos locales comerciales para dinamizar socioeconómicamente el Casco Viejo y vendrá a paliar la escasez de zonas verdes con la creación de un pequeño parque público en su antiguo patio. Los plazos «van muy ajustados», reconoce el concejal de Urbanismo, Luis Rey, pero el Ayuntamiento de Soria tiene claro que este nuevo espacio residencial y comunitario tiene que estar lista en diciembre de 2023 sin demora. «Si hubiera alguna prórroga lo sabríamos después», insiste el edil. No es la primera vez que el Consistorio debe acometer una obra financiada con fondos europeos con plazos tan cortos y, aunque la rehabilitación de este inmueble con fachada principal en el número 12 de la calle Zapatería supone todo un «reto» por su «complejidad», la Junta de Gobierno Local ya ha sacado a licitación por vía de urgencia el proyecto definitivo de obra, «que tendrá que ajustarse al básico que ha hecho el Ayuntamiento», puntualiza Rey. 

El plazo de presentación de ofertas para optar a la redacción del proyecto de ejecución para la reforma del antiguo trinquete y la dirección de obra expira el próximo 9 de noviembre. El contrato cuenta con un presupuesto base de licitación de 96.400 euros. 

Paralelamente, el Consistorio soriano está actualmente evaluando las ofertas presentadas para llevar a cabo el derribo de parte del edificio (habrá que conservar la fachada). El objetivo, asimismo, es preservar al máximo la estructura del antiguo trinquete, aunque se encuentra muy deteriorada. Habrá que esperar, no obstante, para ver qué soluciones propone el proyecto definitivo, insiste el responsable municipal de Urbanismo. Hay una partida de 196.684 euros para llevar a cabo los trabajos de demolición necesarios que, estima el concejal, tendrán que «encajarse» y coordinarse con el propio arranque de los trabajos de rehabilitación del inmueble y con las obras que se están realizando en la plaza del Carmen. 

El esfuerzo, insiste Rey, merece la pena pues este proyecto marcará, asimismo, «el pistoletazo de salida» de la nueva línea de vivienda, destinada fundamentalmente a la población joven. De momento, el Consistorio dejará para más adelante las bases de acceso a estos nuevos pisos construidos con cargo a los fondos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI). El presupuesto de la actuación asciende a 1,6 millones de euros. El proyecto básico de rehabilitación que ha sido elaborado por el Ayuntamiento de Soria plantea también la recuperación del viejo trinquete «desde una escala de la ciudad para conectar los espacios urbanos entre las plazas de Ramón Ayllón y del Carmen con la calle Zapatería y la plaza Fuente Cabrejas», recalca el proyecto. 

Uno de los vectores para conseguirlo será la naturalización y apertura del patio del edificio que separa la antigua parte residencial y el propio frontón como una zona verde de disfrute de la ciudadanía cumpliendo así una de las principales demandas de la Asociación de Amigos del Casco Viejo. Con ello, además, se rescata «el valor social de la arquitectura como herramienta para la transformación colectiva», explica el proyecto básico. 

Además de esta parte de esparcimiento social, también se prevé la creación de dos locales comerciales con los que se busca infundir dinamismo socio-económico al entorno, uno de los preceptos de la Estrategia EDUSI a través de la que se financia el programa municipal Soria Intramuros. «Tratamos de dinamizar el Casco Viejo, que es el objetivo último de toda la actuación» que se lleva desarrollando años en este barrio, subraya Rey.

En la calle del Carmen, la recuperación del antiguo frontón del trinquete también se plantea como un espacio de uso comunitario para el que se barajan desde el uso cultural y deportivo a, incluso, el destinado a promover el emprendimiento económico. 

La parte residencial del proyecto se completará con la creación de 12 viviendas destinadas principalmente al alquiler joven. Serán pisos distribuidos en tres plantas cuya superficie oscilará entre los 57 metros cuadrados de la más amplios a los 41,60 de la más reducidos. Habrá cuatro tipos diferentes de pisos, dos de ellos con dos habitaciones y otros dos con salón, cocina y dormitorio integrado. 

En cuanto a estructura, el proyecto recupera de forma global la «tipología tradicional de los edificios antiguos de viviendas colectivas y, por otro, el trinquete como lugar de reunión de parte de los moradores del tejido urbano circundante», resume la memoria del proyecto básico. Todos estos pormenores hacen que el acondicionamiento de este antiguo edificio, ya oficialmente de propiedad municipal, se haya convertido en un proyecto «de extraordinaria complejidad», concluye el concejal de Urbanismo.