Acuerdo por la mejora de la EDAR de Ágreda

Henar Macho
-

El acuerdo se hará efectivo en una visita del consejero de Fomento. El Ayuntamiento de Ólvega asegura que «se están haciendo los deberes» para controlar los vertidos

Acuerdo por la mejora de la EDAR de Ágreda - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

Los ayuntamientos de Ágreda y Ólvega firmarán este lunes próximo el acuerdo con la Junta de Castilla y León para las obras de mejora de la depuradora que da servicio a ambas localidades, en un acto que contará con la presencia del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones. Las obras consistirán en la adecuación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) y la eliminación de aguas parásitas en las redes de saneamiento, con un presupuesto global de 3 millones de euros, que la Junta y el FEDER cofinanciarán en un 30% y 50%, respectivamente. El 20% restante será aportado por ambos ayuntamientos: 315.016 euros de Ólvega y   301.613 euros de Ágreda.
Los  proyectos incluyen las obras de adecuación de la citada planta depuradora para adecuarse a la Directiva Comunitaria 91/271/CEE, adaptando el vertido a los requisitos exigidos en las zonas sensibles, la eliminación de aguas parásitas de la red de saneamiento de Ólvega y lo mismo en la red de saneamiento de Ágreda, y ello con el fin de evitar la dilución de las aguas residuales y así ajustar el caudal de entrada a la depuradora.
Ambos ayuntamientos ejercerán la función de comprobación, información, vigilancia e inspección en relación con los vertidos a las redes de alcantarillado.
CONTROL. El Consistorio de Ólvega ya tiene avanzadas las gestiones que le corresponden y «todos los acuerdos firmados con los propietarios de los terrenos para llevar a cabo las obras», explica la alcaldesa, Elia Jiménez, quien insiste en que se están haciendo los deberes para controlar los vertidos de las empresas del polígono que fueron objeto de una sanción a los ayuntamientos por la Confederación Hidrográfica de Ebro (CHE) de 86.247 euros. «Lo estamos controlando y parece que todo eso esta solucionado y fueron unos casos puntuales». Recuerda Jiménez que Saiona instaló su propia depuradora y a las demás empresas se las esta pidiendo que cumplan la ordenanza municipal.
El pasado año la Secretaría de Estado de Medio Ambiente declaró nueva zona sensible a las cuencas intercomunitarias el Embalse de El Val, por lo que los vertidos de estas poblaciones deben disponer de un tratamiento más riguroso. «Se van a introducir mejores sistemas de depuración y se va a mejorar alguna parte de la instalación», explica el regidor de Ágreda, Jesús Manuel Alonso, quien señala un plazo de ejecución de las obras de 36 meses, aunque «la idea es hacerlo cuanto antes».
En cuanto a los municipios, el alcalde recuerda que este proyecto «va a tener un resultado positivo sin discusión y supondrá una eficiencia en las instalaciones dado que, si estamos depurando un agua que se está introduciendo en la red pues, evidentemente, estamos haciendo un gasto inútil», pero insiste en que «no hacemos nada con esta actuaciones si se siguiesen manteniendo los vertidos».