"Asumo errores y creo que todo es mejorable"

Nuria Zaragoza
-

Fue nombrada delegada territorial en septiembre de 2019 y, apenas medio año después, el cargo le ponía ante su mayor reto como política y, posiblemente, uno de los más complicados a nivel personal

"Asumo errores y creo que todo es mejorable" - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

Durante tres meses, Yolanda de Gregorio ha estado al frente del Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI) de Soria, el ente donde han tomado parte todas las instituciones para tratar de coordinar y dar cobertura a las necesidades de los sorianos ante la pandemia
¿Qué balance hace de estos tres meses de trabajo desde el CECOPI?
El CECOPI a nivel regional se ha suspendido pero a nivel provincial seguimos manteniéndolo. Todos los martes vamos a informar tanto al Ayuntamiento de Soria como al subdelegado del Gobierno y a la Diputación de  la evolución de la semana. 
En relación a estos tres meses... han sido momentos muy muy duros. Ha habido que tomar decisiones muy duras y mi sentimiento en muchas ocasiones ha sido de dolor. Dolor ante las pérdidas que ha habido. Eso es lo que peor he podido asumir.
¿Cómo sale Soria de estos tres meses de estado de alarma?
Ahora mismo tenemos una situación de ‘normalidad’, pero yo hago un llamamiento a la ciudadanía para que siga adoptando las medidas necesarias, el uso de mascarillas, las distancias de seguridad... Porque todavía tenemos casos todos los días. Es cierto que muchos son asintomáticos y gente que no ha negativizado la PCR, pero es necesario prudencia y cumplimiento de las medidas sanitarias. 
¿Cuándo tuvo conciencia usted de la gravedad de la situación?
Yo, como delegada territorial, el día antes de que se declarara el estado de alarma. En el momento en que el gerente de Sacyl y la jefa de Sanidad nos indicaron cuál era la situación y la previsión de lo que podía ocurrir, ahí es cuando realmente tuvimos miedo y empezamos a analizar y a poner todo el dispositivo que la Junta ha puesto en funcionamiento, con la colaboración -y eso quiero agradecérselo- de la Subdelegación, la Diputación, el Ayuntamiento de Soria, y los voluntarios y diferentes administraciones que han ayudado de forma altruista.  
¿Pecaron de optimismo y el virus les pilló desprevenidos?
Creo -y lo reconozco- que errores hemos cometido, pero creo también que nadie estaba preparado para una pandemia así. Hay que ser valientes y asumir los errores, pero también dar las gracias por haber contado con esos magníficos profesionales sanitarios y con toda la gente que ha contribuido para poder superar esta pandemia. 
Reconoce errores, ¿cuáles?
Sobre todo, tener prudencia. A la hora de hacer determinadas manifestaciones no se puede hacer de manera populista. Creo que es mejor trabajar todos de la mano y adoptar medidas para tener el material necesario, el dispositivo sanitario necesario, y el dispositivo social dispuesto para que, si hay otro repunte, estemos preparados. Porque a lo mejor material nos ha faltado y hay que admitirlo, pero también tenemos que decir que se hizo todo lo posible, y quiero agradecer especialmente las donaciones a esta administración. Y quiero recalcar también que un porcentaje muy alto de esas donaciones se entregaron al hospital de Soria y, el resto, por el principio de solidaridad, se procedió al traslado a otras provincias.
La gente no entendió esa decisión y  que, estando aquí tan necesitados, se cediera parte del material donado. 
Lo quiero puntualizar. La primera recopilación de material fue al hospital de Soria, de acuerdo a las necesidades que manifestaron los profesionales. Pero tenemos que ser también solidarios, porque había otros llamamientos en otras provincias, yuna parte muy pequeña fue al resto. Pero también hay que decir que, en otros momentos, ellos nos han dado a nosotros. La solidaridad es fundamental y los sorianos lo han demostrado. 
El hecho de que las donaciones hayan sustentado -en parte- la demanda de material,  ¿deja en evidencia a las administraciones?
Bueno no se sustentó solo con las donaciones. Las donaciones fueron una parte importante pero rápidamente la Junta respondió comprando material. ¿Faltaba más material? Sí, pero no solo en Soria, en toda España. No había y el Gobierno de España no nos facilitó ese material que necesitábamos, y había que buscarlo. ¿Ahora tenemos suficiente? Podemos decir que sí y ahora esa situación no ocurriría, pero también es verdad que no podemos tener una nave llena.
Quiero agradecer las donaciones  pero también poner en valor las inversiones que se han hecho a nivel tecnológico. Por ejemplo, en Microbiología tenemos ahora una infraestructura importante para hacer PCR. 
¿A cuántas puertas tuvo que llamar para pedir ayuda? ¿Cuántas abrieron?
Mi forma de ser es trabajar, no salir ni hacer populismo, y yo callada he llamado a muchas puertas. Al primero que llamé fue al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. Le dije cuál era la situación de Soria y ha estado siempre al frente ayudándonos y, de hecho, fue el que se puso en contacto con el Samur, el que habló con la ministra de Defensa... 
Pero no solo he llamado a la Junta, también he levantado el teléfono para llamar a otras administraciones cuando ha hecho falta. Ytambién ha habido mucha gente que me ha llamado a mí para ponerse al servicio de la Junta. No se nos tienen que caer los anillos por pedir ayuda pero, ojo, sin olvidar que tenemos un personal sanitario muy bueno del que yo me siento muy orgullosa. 
Cuando habla de populismo, de trabajar sin hacer ruido... ¿es una mención velada al SOS que lanzó el alcalde de Soria, Carlos Martínez?
Cuando hacemos un SOSlo podemos hacer de muchas formas, de forma populista o trabajando realmente, y le puedo decir que como delegada y desde la Junta trabajamos sin que se nos viera. Cualquier reclamación me parece muy bien y respeto los comportamientos que haya tenido todo el mundo pero, como se suele decir, el camino se demuestra andando. 
¿No le gustó la actitud del alcalde?
La respeto pero, ya le digo, las cosas se demuestran andando. 
¿Se ha sentido usted respaldada por su partido durante este crisis?
Totalmente. Le puedo decir que el presidente ha estado conmigo pero, también, la consejera de Sanidad, el  de Fomento... todos. Todos me han escuchado, y he de reconocer que alguna vez les he llamado con un tono que quizá no era muy adecuado por mi parte. He exigido y he reclamado para Soria, y creo que hemos tenido la respuesta que nos merecíamos los sorianos. Y sigo haciéndolo, ¿eh?
Un día antes del SOSa nivel nacional, el CECOPI ya pidió un hospital de campaña. ¿Por qué nunca llegó?
Nosotros no queríamos lo de Segovia, queríamos una infraestructura con médicos, con enfermeras, con medios... una infraestructura dotada y autosuficiente. Para infraestructuras ya teníamos el Mirón, el Centro de Referencia Estatal, la cárcel... 
¿A quién se pidió y por qué no llegó?
Nosotros lo pedimos al Gobierno de España. El Gobierno de España nos ha dado determinadas cosas y otras no, pero en función de la evolución se ha ido trabajando en ello. 
¿Por qué la Junta tardó tanto en autorizar los traslados a otras provincias cuando la UCIya estaba al límite?
Se lo digo francamente, el problema era que esos traslados había que hacerlos cuando los técnicos y los profesionales sanitarios consideraban adecuado. Algunos casos quizá no permitían el traslado en ese momento porque podía peligrar su vida. 
Nosotros hemos pedido material, hemos pedido personal... y yo creo que no se ha llegado tarde. También le digo, el Samur y el resto de profesionales que han venido lo han hecho a colaborar. Aquí quien nos ha salvado han sido los profesionales sanitarios nuestros, que quede claro.
¿Cree que fue injusta la imagen  que se trasladó esos días del hospital?
Mucho. Me parece una injusticia y lo digo alto y claro, porque esas imágenes que se ponían con los pasillos llenos de gente no eran de aquí. Hemos estado al límite pero los profesionales sanitarios lo han salvado duplicando jornadas, con la ayuda de los jubilados que han venido a trabajar, de los liberados sindicales, de los estudiantes que se han incorporado... E, insisto, todo es mejorable, pero creo que no podemos hacerle ni una crítica a ningún profesional sanitario. 
¿Ha habido colaboración ylealtad institucional?
Colaboración institucional en los CECOPIha habido en el sentido en que hemos hablado, planteado, analizado... ¿Lealtad? La que cada uno haya querido tener. Yo respeto a todos y les doy las gracias a todos. 
A nivel regional, PP, Ciudadanos y PSOE han llegado a un pacto de reconstrucción, ¿ve viable un acuerdo así en Soria teniendo en cuenta el clima de crispación actual?
Yo creo que es lo que hay que hacer. Igual que lo ha hecho la Junta, creo que Soria se merece también ese acuerdo entre los diferentes. Todos los partidos deberían estar uniéndose en este momento y, vuelvo a reiterar, no se puede hacer política con algo tan básico. Hay que buscar la reconstrucción de esta provincia y eso se hace aunando esfuerzos, tendiendo la mano y, en aquello que cada uno quiera realizar, poniéndolo encima de la mesa y... ¡cedamos!, porque a veces hay que ceder por el bien de la provincia. No porque tengas unos ideales políticos hay que ir en contra de algo que beneficia a Soria.
Han anunciado un refuerzo en Primaria para asumir la vigilancia epidemiológica pero ¿no valoran un refuerzo mayor, máxime ahora que se espera que los pueblos se llenen? 
Esta semana el gerente ha estado en Valladolid y han estado hablando de la posibilidad de llevar a cabo un refuerzo. En verano siempre se hace un refuerzo del personal sanitario para cubrir las vacaciones pero en estos momentos se va a llevar a cabo una planificación, una cobertura, para poder asumir esos descansos y poder llevar a cabo una actividad normal, ya que puedo decir que ha habido gente que trabajaba de ocho de la mañana a ocho de la noche. E, igual que doy las gracias al personal sanitario, se lo doy al sociosanitario, porque las residencias de ancianos y de discapacitados han estado al pie del cañón.  
¿A qué cree usted que responde la alta incidencia del virus en Soria?
No tengo una varita mágica y no soy epidemióloga ni técnica sanitaria, pero como ciudadana veo determinados factores que han podido afectar, como las visitas a nuestra provincia, porque somos una provincia muy turística. ¡Y quiero que siga siendo así!, que conste. También nosotros hemos hecho visitas otras provincias. Cuando finalice, tenemos que analizar.   
La manifestación del 8M y la tractorada, ¿cree que fueron determinantes?
Yo no creo que debamos enjuiciar esos temas. Se celebraron y ya está. Habrá que verlo y estudiarlo en su momento pero, para mí, ni la tractorada es la causa, ni tampoco el 8-M puede ser la causa. Yo creo que hay que analizarlo en conjunto, y quizá esto fue anterior y ya teníamos el virus y el contagio se produjo en ese momento. Lo que hay que hacer es adoptar las medidas para que no vuelva a ocurrir. 
Y la situación deficitaria a nivel sanitario de la que partía Soria ¿afectó?
¿Deficitaria? ¿En qué?
Los recortes de los últimos años, la falta de médicos que lleva años denunciando el Colegio de Médicos, las vacantes sin cubrir, las obras de ampliación del hospital que debían estar terminadas y están a medias... 
Bueno, yo creo que podríamos quejarnos de esta situación siempre y cuando no viéramos el escenario nacional, y el escenario nacional ha sido mucho peor que el soriano en muchos casos. Desde luego que tenemos que seguir pidiendo esas infraestructuras y también profesionales sanitarios, pero el problema lo tenemos en el déficit de médicos que hay a nivel nacional, no solo en Soria.  
Tampoco podemos ponernos una venda de lo que tenemos, ¿no?
Para nada y yo soy la primera que reclamo y que pido. A mí me encantaría que hubiera profesionales sanitarios que se establecieran en Soria y desde la Junta le aseguro que, cualquier profesional que quiera venir, le vamos a poner la alfombra roja para que se quede y le ofreceremos las mejores condiciones posibles;pero tienen que querer venir a Soria y, sobre todo, tiene que haber profesionales disponibles, porque ahora mismo no hay, hay un déficit grandísimo. 
La Junta asegura que los consultorios están abiertos. El domingo una manifestación virtual exigía su reapertura. ¿Están abiertos o cerrados?
Nunca se han cerrado los consultorios y lo que pido es que no se politice con este tema. Creo que la sanidad es mucho más importante que una cuestión política. No se ha cerrado ninguno pero lo que se hace ahora es una actividad preventiva para proteger al usuario y al profesional sanitario, y es necesario que se pida cita previa. Tienen que llamar por teléfono y le atenderá un primer triaje para saber la sintomatología y, a partir de ahí, se llevará a cabo la cita en el consultorio, en el centro de salud o en el domicilio. 
No ha habido nadie que no haya sido atendido, ni durante la pandemia ni antes. Por tanto, no podemos frivolizar con que los consultorios están cerrados porque no es cierto. 
Durante la pandemia el foco se puso en la sanidad, pero en las residencias de ancianos vivían un verdadero drama. ¿Qué cree que ha fallado ahí?
Más que fallo yo hablaría de desconocimiento. Muchas veces en esta pandemia no se sabía cómo se tenía que actuar, cómo aislar... Creo que ha habido una falta de formación y, de hecho, el lunes vamos a tener un curso para los centros sociosanitarios, para decirles cómo tienen que actuar.   
Se creó COVID Residencias, el Samur ha estado ahí, Médicos sin Fronteras, Atención Primaria... cada uno ha dado su granito pero, como me dicen muchos directores y el director provincial que lleva las residencias, ha sido más falta de información. Pero lo que sí que quiero dejar claro es que en Soria no se ha negado a ningún residente de ninguna residencia de ancianos, a ninguno, que se le derivara al hospital de Soria. 
La consejera de Sanidad reconoció una instrucción para evitar los traslados de residentes a los hospitales. ¿Quiere decir que aquí no se llevó a cabo esa instrucción?
Esa instrucción en Soria no se aplicó nunca. No hay nadie de ningún centro sociosanitario que nos haya dicho que se le negó el traslado. 
Lo que pasa es que hay que entender las palabras de la consejera. Lo que dijo es que se hizo un pre-hospital en las residencias, donde se atendía como si fuera un hospital y, en caso de necesidad, se derivaría. Por tanto, esa era la primera actuación, pero a nadie se le ha prohibido la entrada el hospital porque sea una persona mayor o esté en una residencia. A nadie. 
Hay alcaldes que creo que no comparten mucho esa opinión, y directores de residencias que aseguran que se tuvieron que convertir en hospitales de campaña.
No. Hay que dar la vuelta a esa interpretación porque ha habido una confusión y, de hecho, con esos alcaldes se ha hablado y se les ha explicado. Lo que se les dijo es un pre-hospital en el sentido de que se facilitaba en la propia residencia todo. Los enfermeros, los médicos... iban al centro residencial, se llevaba incluso un ecógrafo, material propio del hospital, medicación... y se le trataba ahí porque la patología suya podía tratarse en esa residencia. Pero, en el caso de que el médico valorara que era necesario un traslado, se hacía. Y hay cantidad de residentes que fueron trasladados e ingresados, se lo aseguro. 
¿Quizá el problema fue entonces que ese dispositivo que se trasladaba no era suficiente para atender toda la demanda que había en las residencias?
No, y eso hay que puntualizarlo, porque teníamos dos COVIDResidencias que iban a todas las residencias, Atención Primaria que también prestaba ese servicio, y luego fueron reforzados por el Samur. ¿Es mejorable? Desde luego que sí. ¿Que hemos podido cometer errores? Pues a lo mejor sí y el mejor acto de humildad es reconocer dónde hemos podido fallar. ¿Que hay que mejorar ese sistema sociosanitario? Hay que mejorarlo y yo soy la primera que lo digo. La Junta, de hecho, va a sumir ese reto. Pero no se puede dar esa imagen de que no han sido atendidos nuestros mayores, porque además con esto hacemos daño a las residencias públicas y privadas. 
El presidente de la Asociación Soriana de Atención a la Dependencia apunta que «el mejor plan de contingencia» es sacar, de inicio, los casos sospechosos de las residencias. Sin embargo, en los planes de desescalada se contempla dejarlos en los centros, en zonas de aislamiento. ¿Vamos a repetir la misma estrategia?
Con él he tenido bastantes reuniones y lo que plantea es un sistema para trasladar a esas personas a una residencia a parte. Eso se estudió por la Junta y vieron que no era factible. Además, comprobaron que en otras Comunidades Autónomas donde se había llevado a cabo ocasionaba algunos perjuicios y que no eran efectivo, y por eso se descartó. Por criterios técnicos y profesionales. 
Yo he hablado con él y está colaborando con la Junta para trabajar en un modelo nuevo del sistema sociosanitario y le quiero agradecer a él y a todos los directores de residencias las inquietudes que nos han transmitido y la colaboración que han mostrado. 
Se ha creado la Plataforma de afectados por la Gestión de las Residencias Geriátricas. En Soria, una familia ya ha presentado una denuncia. ¿Temen denuncias masivas ?
Nosotros aquí desconocemos que haya ninguna denuncia. 
¿Qué ocurrió en Los Royales al inicio de esta pandemia? Hubo informaciones contradictorias y las familias sufrieron esa desinformación. 
Al principio de la pandemia se han cometido errores, y lo asumo, pero también es cierto que la pandemia en un primer momento nos superó a todos porque no sabíamos cómo se debía actuar, porque nunca nos habíamos enfrentado a algo así. Las familias han estado informadas pero es cierto que al principio estaban desbordados. Ahora mismo las familias están muy agradecidas por la respuesta del personal, y la prueba son los gestos de agradecimiento que se reciben. Creo que lo que hemos fallado hay que reconocerlo, pero lo que se ha hecho bien también. 
¿Y lo que falló fue la falta de claridad?
No hablo de claridad, hablo de incertidumbre. No estar preparados para ver cómo llevábamos esta pandemia. 
Al final hay algo claro:en todos los sitios se ha respondido igual, por lo que no hay diferencia entre Soria, Cuenca o Madrid. De hecho, nosotros tenemos que estar orgullos porque, siendo los que más indice de contagio de España hemos tenido, tenemos la letalidad más baja. Me hubiese gustado que fuera cero. Ese dolor es lo que peor llevo como delegada. 
Un niño puede ir al bar pero no al colegio. ¿Era realmente inviable plantear una vuelta al cole segura?
La vuelta al cole suponía adoptar infraestructuras, garantizar la seguridad de los menores... y era complicado. Ir con tu hijo a un bar es algo voluntario y es responsabilidad de los padres, pero el sistema educativo es una responsabilidad de la Junta, y se quiere minimizar ese posible riesgo. 
Pero que no se haya vuelto al cole no significa que no se haya trabajado. El esfuerzo de profesionales, padres y alumnos ha sido importante. ¿Hay que mejorar? También, sobre todo en esa brecha digital. La Consejería de Educación ya está estudiando mejoras de cara a la vuelta al cole. 
¿Qué opinión le merece la actitud que ha adoptado la plataforma Soria ¡YA! durante esta pandemia?
Yo respeto a la plataforma, siempre les he tendido la mano y les voy a seguir tendiendo la mano. Creo que es la fórmula, que entre todos podemos conseguir más sin politizar nada. No digo que la plataforma politice y de mi boca nunca va a salir eso, yo solo les tiendo la mano para trabajar y reivindicar conjuntamente. 
Tiende la mano pero de quien han pedido la dimisión es de la consejera y del gerente, de nadie del Gobierno.
Creo que no es el momento de pedir dimisiones, sino de aunar esfuerzos. También a mí me criticaron, pero no me molesta porque, insisto, las cosas se demuestran andando y yo he estado ahí. Yo y toda la sociedad. Cuando haya que pedir dimisiones ya se pedirán, pero creo que hay que medir a todo el mundo por el mismo rasero.
¿Le han llamado de la plataforma para pedirle explicaciones?
A mí personalmente no pero, insisto, yo les tiendo la mano. 
La cúpula de su partido responsabiliza del elevado número de muertes al Gobierno, ¿comparte esa visión?
Creo que tenemos que ser cautos y pedir las responsabilidades en su momento. Creo que ahora no es el momento y lo que hay que hacer ahora es levantar a España de esta crisis sanitaria y económica. 
¿Qué ha aprendido de la pandemia?
Que la vida es una maravilla. Que hay que vivirla día a día, estar con tus seres queridos, con tus amigos... y que hay que dejar de politizar las cosas. 
Suena casi a utopía siendo política y con el escenario que tenemos...
Yo, en esta Delegación Territorial, no distingo ni PP, ni PSOE, ni Podemos... solo miro por los intereses de los ciudadanos de Soria. 
A nivel económico, ¿en qué líneas está trabajando para apoyar a las empresas y autónomos sorianos?
La Junta, por mucho que digan otras personas que parece que no se estudian por las mañanas las convocatorias y los boletines oficiales, está ayudando a las pymes, al sector económico, a que tengan liquidez... La Junta no va a escatimar ni un esfuerzo y creo que todas las administraciones lo deben hacer. 
En plena crisis sanitaria, llegó la resolución del PEMA. ¿Cómo se va a reactivar ese proyecto?
Estamos entablando diferentes reuniones en diferentes ámbitos y, como anunció el consejero, hay empresas que van a llegar a Soria. Necesitamos una serie de infraestructuras que se van a licitar en breve y, luego, vamos a ver qué tejido podemos atraer, cuáles son las ayudas que podemos impulsar... Fue una noticia muy buena y hay que recuperar los años perdidos;pero hay que ayudar al PEMA y a otros polígonos industriales, eso debemos tenerlo claro también. 
¿Se esperan nuevas empresas en el corto-medio plazo en el PEMA?
Sí, hay tres proyectos de empresas y estamos trabajando con otras para que puedan instalarse. 
Comenzó la legislatura en la oposición del Ayuntamiento de Soria y en el gobierno de la Diputación, pero pronto dio el salto a la Delegación Territorial. ¿Qué balance hace de este primer año desde las elecciones? 
Ha sido un cambio fuerte porque iba de candidata al Ayuntamiento de Soria, pero obtuvimos los resultados que obtuvimos y hay que respetarlos. Después estuve en la Diputación porque así era lo que quería el partido, y luego el presidente me planteó que estuviera al frente aquí. 
Es un orgullo trabajar con Fernández Mañueco porque es un gran conocedor de la provincia. Todas las semanas hablamos dos o tres veces y está muy involucrado con Soria. Teníamos muchos proyectos y espero que puedan salir adelante. 
¿Qué futuro depara al Plan Soria?
 Va a haber una prórroga pero, a partir de ahora, vamos a ir por proyectos, yo creo que es la mejor forma de trabajar, con proyectos concretos que se están trabajando con la Diputación, con el Ayuntamiento de Soria y con todos los ayuntamientos... porque es un plan de toda la provincia. 
¿Piensa agotar la legislatura?
Espero agotar la legislatura, si la salud me lo permite y el presidente sigue confiando en mí. 
¿Teme un congreso provincial, como están moviendo algunos de su partido?
A mí ahora mismo lo que me importa es ayudar a la reactivación económica de Soria y que las empresas salgan adelante. Es el momento de mirar en eso y dejar otras cosas de lado. 
Habla todo el tiempo de unidad, de dejar los colores a un lado para luchar por Soria... pero la realidad es otra. Como política, pero también como ciudadana, ¿cree que los políticos están a la altura de la situación, o están errando en sus posturas? 
Yo creo que la crispación política debe menguarse. Tenemos que dejar de pegar esas voces, esos insultos... hay que apostar por el diálogo, por el entendimiento. La confrontación no lleva a nada, pero tampoco puedes permitir que alguien te humille, te machaque o considere que solo él tiene el don de la verdad. Diálogo y prudencia, es el momento de ir por esa línea.