"El nuevo Plan de Carreteras será ajustado a la realidad"

Ana I. Pérez Marina
-

Soriano «por los cuatro costados» está al frente de la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la Junta desde hace cinco meses. Le pide a 2020 contar con «más presupuesto» para poder abarcar todas las ideas y proyectos

"El nuevo Plan de Carreteras será ajustado a la realidad" - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

Conoce bien la provincia de Soria. Porque es soriano «por los cuatro costados», natural de Cabrejas del Pinar, y porque durante tres décadas ha ocupado distintos cargos en el Servicio Territorial de Fomento de la Junta de Castilla yLeón. Jesús Félix Puerta García fue nombrado en agosto director general de  Carreteras e Infraestructuras de la Junta. Unas semanas antes, Rocío Lucas tomaba las riendas de la Consejería de Educación, de forma que ambos representan la ‘cuota soriana’ en el Gobierno autonómico. Admite que estos primeros primeros meses han sido «intensos» y en el horizonte está el «hito» del nuevo Plan de Carreteras de Castilla y León, una vez que el vigente finaliza en 2020. Adelanta que será realista, no tendrá grandes proyectos como los que contemplaba el plan que se aprobó en 2008, del que se ha ejecutado la mitad del presupuesto y que dejó sobre el papel ambiciosas apuestas políticas como la autovía entre Almazán y Ágreda que, definitivamente, parece que se descarta. Si la A-15, finalmente, va hasta Tudela, desdoblar la CL-101 sería, a su juicio, «duplicar» infraestructuras.
¿Qué balance hace de estos primeros cinco meses al frente de la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras?
A nivel personal ha supuesto un cambio radical. Cuando uno es joven estas cosas se pueden encarar de otra manera, pero ya a mi edad cambiar de domicilio y de ciudad supone ya un esfuerzo. Pero la ilusión del cargo compensa y estoy muy ilusionado. 
Desde el punto de vista laboral, sustituyo a alguien que llevaba 27 años en la Dirección General de Carreteras, Luis Alberto Solís, con lo cual no es una tarea fácil. He de reconocer que el equipo es extraordinario, me ha apoyado en todo momento y me está haciendo el camino bastante fácil. Estos meses han sido muy intensos. Nada más incorporamos tuvimos que abordar los asuntos que el consejero llevaba a su comparecencia y para mí fue una novedad, porque pasas de llevar las cuestiones de tu provincia y aquí son nueve, con todas sus poblaciones, son 11.500 kilómetros de carreteras y, claro, es un mundo.  Nada más terminar con esto, nos metimos con los presupuestos de 2020. Han sido meses de mucho trabajo y todos los alcaldes, muchos nuevos, con sus peticiones, por lo que hemos tenido que recibir a muchos y escucharles, porque cada uno entiende que los problemas de su municipio son los prioritarios.
Si tiene que destacar algo de toda esta tarea del inicio, ¿en qué pone el acento?
Lo que me ha llamado la atención es que vivimos una época con unos presupuestos muy escasos para la cantidad de carreteras que tenemos en la Comunidad y para mí sería una gozada acceder a todas las peticiones. Pero los presupuestos son los que hay y para el próximo año se prorrogan. 
Cuando tomó posesión del cargo señaló como proyectos «urgentes» las conexiones de Soria con La Rioja por la SO-830 y la SO-615. ¿En qué punto se encuentran?
La SO-830, la de Montenegro de Cameros, se adjudicó a la empresa Zarzuela, ha tenido una pequeña anualidad y durante 2020 y 2021, en circunstancias normales, esa obra quedará finalizada. Por fin la retomamos y espero que en dos años podamos verla finalizada. Luego la SO-615, cuando estaba como jefe del Servicio Territorial de Fomento, estábamos pendientes de la presa de Enciso y en su día la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) prometió que iba a hacer, el enlace hasta Yanguas, incluso la variante de Yanguas, pero por motivos de la crisis se vino abajo. Tenemos que retomarlo y al llegar a la Dirección General he promovido que tanto el tramo de Yanguas como el que va hasta el embalse de Enciso se hagan los proyectos en 2020 y en 2021 para expropiaciones y demás. Ya para 2022 espero que se puedan licitar las obras para poder ejecutarlas en los años siguientes. También en la zona de Tierras Altas, la carretera SO-630, de Castilruiz a la SO-615, esa está más avanzada. No dependemos de nadie. El proyecto está dividido en tres tramos, en diferentes fases ya están hechos, pretendemos iniciar las obras en 2020 en los tres. Si conseguimos estos hitos, me daría por conforme.
También está la SO-920 entre El Burgo de Osma y San Leonardo de Yagüe, adjudicada en 2017 por 2,8 millones. En este caso, ¿qué queda?
Está prácticamente finalizada, a falta de pequeños remates. Se ha hecho entre 2018 y 2019. Dentro de esta obra en medio está La Galiana que hubo que desgajarla como un proyecto independiente al estar ubicada en el parque del Cañón del Río Lobos. En la Comisión Territorial de Urbanismo y Medio Ambiente se decidió que tenía que redactarse un estudio de impacto ambiental, que se está elaborando para pasar de nuevo por la comisión, para ver dentro de La Galiana qué actuaciones podemos hacer y cuáles, no. Todo apunta a que no puede ser una actuación muy grande al estar dentro del parque natural. 
En esta misma carretea, en la SO-920, al llegar a El Burgo de Osma un proyecto antiguo contempla enlazar con la CL-116, que va a Almazán. Es otro pequeño proyecto que está previsto para acometerlo. No sé cuándo sería, pero no está olvidado.
En 2020 finaliza el Plan de Carreteras de la Junta que entró en vigor en 2020. En Soria se preveían inversiones por más de 450 millones (298 en modernización y 152 millones en conservación). ¿Se ha cumplido? 
El nuevo Plan de Carreteras será uno de los hitos más importantes a los que me voy a tener que enfrentar. El de 2008-2020 se hizo en unos años que no tienen nada que ver con la realidad actual. Como dato general, en la Comunidad de Castilla y León contemplaba una inversión de 5.000 millones de euros y, fecha de hoy, se ha invertido la mitad, 2.500. Y nos queda 2020 para terminarlo. Me he encontrado con unos presupuestos en Carreteras que andan en torno a los 100 millones al año. Cabía la duda de si hacer una prórroga o un nuevo plan. Yo le he planteado al consejero, y está de acuerdo, en hacer un nuevo plan. Un nuevo plan que no va a tener nada que ver con el otro, será más comedido, ajustado a la realidad de hoy. Lo mismo pasa en Soria. Incluía como grandes obras como autovías o variantes de población.
Contemplaba la autovía de la CL-101 entre Almazán y Ágreda, ¿existe alguna posibilidad de que se retome este proyecto?
Esa autovía tenía un presupuesto de 179 millones. Como no se ha hecho, ese mordisco y una serie de variantes que también se incluían (Villasayas, Lodares, Hortezuela, Morón de Almazán, Monteagudo de las Vicarías, Duruelo de la Sierra, Covaleda, Marazovel y Yanguas) suman otros 48,76 millones de euros. Es decir, que quitando esas cifras el cumplimiento en Soria es como en el resto de la Comunidad. Haremos un nuevo plan en esta legislatura.
¿Y se volverá a incluir la autovía entre Almazán y Ágreda?
Las inversiones hay que controlarlas un poquito más, lo que no podemos es duplicar infraestructuras. Si  la A-15 se termina y va hasta Tudela, creo que hacer una autovía entre Almazán y Ágreda sería duplicar infraestructuras. Hoy por hoy, por las circunstancias económicas  y porque con la A-15 la conexión quedaría más que hecha, entiendo que esa infraestructura no se contempla.
¿No fue una previsión real?
Como soriano lo digo, todos abogamos y queremos que se terminen tanto la A-11 como la A-15 para que nos conecten con el Norte por Tudela y con Madrid, y con el eje de Valladolid, que es lo que a mí ahora me toca sufrir. Mucha gente me pregunta si voy a arreglar la A-11, pues ojalá fuera de mi competencia y tuviera posibilidades. Donde pueda, en los foros en los que esté, empujaré para que siga adelante.
En ese nuevo Plan de Carreteras, a parte de los proyectos mencionados que ya están encauzados, ¿qué recogerá para Soria?
En Soria andamos cerca de los 1.000 kilómetros de carreteras autonómicas y hay una serie de prioridades, por obras que se han hecho anteriormente y otras porque están peor. Se hará un listado, por orden dependiendo de la prioridad y del presupuesto se irán acometiendo. Por ejemplo, la CL-101 es una carretera que sigue teniendo muchísima circulación y si algún día se abre la autovía hasta Tudela dejaría de tener tanto tráfico de camiones. Esa carretera sigue estando dentro de las previsiones para conservarla y arreglarla. Igual que esa, otras, por ejemplo, desde Gómara a Deza, la reclaman desde hace mucho tiempo, la que une Abejar con la Venta Nueva... son muchas. Al ser tantos kilómetros, habría que ver las prioridades y reflejarlo así en el Plan de Carreteras. 
¿Cuál es el estado de conservación de las carreteras de Soria? En comparación con otras provincias, ¿hay diferencia?
En cuanto a la red autonómica por lo que yo he visto en estos cinco meses todas las provincias andan parecidas. En provincias que tienen carreteras como nos pasaba a nosotros hasta hace poco en Montenegro de Cameros, como son León o Palencia con vías de alta montaña, pues están en peor estado. Pero en la red normal están bien en toda la Comunidad.
Parece que el nuevo Plan de Carreteras autonómico, por lo que comentaba, va a incidir sobre todo en la conservación y mantenimiento.
Claro. Lo que no se deja en todas las provincias son los contratos de conservación que tenemos con empresas, que son por cuatro años. Creo que el de Soria está hasta 2021 y cada cuatro años se van renovando. Cada año se invierte más de un millón de euros en el mantenimiento de nuestras carreteras y esto seguirá de todas las maneras. A parte con nuestros trabajadores, se destinan recursos para que el propio Servicio Territorial de Fomento actúe de urgencia donde vea que es necesario.
Soria, como otras provincias de Castilla yLeón, tiene un serio problema con los accidentes por el atropello de animales silvestres. ¿Tiene la Junta algún proyecto sobre la mesa  para minimizar este tipo de siniestros de tráfico en la provincia?
Hay una experiencia piloto en Palencia, en la CL-615, y se trata de una zona en la que se tiene localizado un paso de animales. Durante una serie de kilómetros, como ya hizo en su día, se incorpora tratamiento de olores para que los animales huyan, después otra zona seguida con vallado y luego una zona donde se procura que los animales pasen por ahí; luego se hace otro vallado y, otra vez, la zona de repelentes olorosos. Lo que se pretende con todo esto es que los animales pasen por ahí. Se han puesto infrarrojos, que lo que hacen son señales de precaución cuando detecta que los animales van a cruzar. Es una experiencia piloto, se ha reforzado con unas cámaras térmicas que indican si realmente esos animales pasan por ahí y la señal que emite los infrarrojos es real. Esa experiencia se ha puesto hace un mes. Dependiendo de cómo funcione, quizás en más zonas de la Comunidad podríamos aplicarlo, en colaboración con la Dirección General de Tráfico.
Si llegara esa experiencia piloto a la provincia, ¿dónde se probaría?
Tenemos bastantes accidentes en la SO-100. En la zona de San Leonardo de Yagüe se hizo también un vallado cinegético. Con el Servicio Territorial de Medio Ambiente tendríamos que estudiar cuáles son las zonas de paso de animales y actuar ahí.
En los últimos años se ha reforzado la señalización en este sentido, ¿hay intención de incidir?
A veces, si se ponen demasiadas señales también confunde a la gente, se ven y no se hace caso. 

En cuanto a infraestructuras de depuración y agua potable, ¿cuáles contempla la Junta a corto y medio plazo en la provincia de Soria?
En depuración una de las cuestiones importantes es el convenio con el Ayuntamiento de Soria para la depuradora. El convenio tiene una serie de anualidades, que empiezan en 2020 y van hasta 2050, con un total 22.248.208 euros. 
Además, hasta ahora se han atendido las poblaciones de más de 2.000 habitantes equivalentes en cuanto a depuración, con fondos Feder. A fecha de hoy las instalaciones que le correspondían a la Junta están hechas. Ahora el punto siguiente, en esta legislatura, es la depuración de las poblaciones entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes. Estamos iniciándolo, el consejero está yendo por las nueve provincias, hablando con las diputaciones que están implicadas, porque la Junta ayuda y colabora, pero son los ayuntamientos los propietarios de estas infraestructuras. Una primera idea que tenemos es una colaboración del 40-40-20%, diputaciones, Junta y ayuntamientos. En un primer avance, aunque aún está en el aire, en Soria podrían ser Tardelcuende, Quintana Redonda, Borobia, Deza, Gómara...
En cuanto a abastecimiento en la zona de San Pedro Manrique, donde se está haciendo la presa, nos comprometimos a hacer las conducciones y la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP), es un proyecto que está ahí, que son 3.961.000 euros. En el momento que la presa se termine, empezaríamos. Otras pequeñas poblaciones, por ejemplo, son Liceras, que tiene una pequeña captación, en Fuentecantos también estamos estudiando si se conecta a la ETAP de Garray, etcétera.
En la campaña de vialidad invernal, ¿qué novedades se han incorporado este año?
No ha sido especial, salvo una entrega de todoterrenos para nuestros vigilantes que hemos hecho en toda la Comunidad, que a Soria han ido cuatro. Por lo demás está la empresa de conservación que es la que se encarga de los trabajos con nuestros vigilantes y no ha habido novedades. Ahora se requiere inmediatez, los medios han cambiado y también nieva menos que antes. Dentro del mismo día, salvo una nevada gordísima, es difícil encontrar una carretera que tenga nieve por la mañana que por la tarde no esté despejada.
Tras el temporal de las pasadas semanas, ¿qué obras tiene que acometer la Junta para reparar daños?
Dentro de la Comunidad han sido León y Palencia, fundamentalmente, y ahí tendremos que hacer alguna obra de emergencia. En el resto, las típicas limpiezas de barro y piedras, pero las carreteras no se han visto afectadas.
Mencionaba anteriormente la colaboración interinstitucional, ¿cómo es la relación con las instituciones locales y provinciales de Soria?
Con la Diputación, desde que he llegado lo que me han transmitido es que la colaboración ha sido bastante buena. En el tema de depuración fue una de las primeras que dio el visto bueno al protocolo y en nieves, por ejemplo, desde 2012 existe un convenio de colaboración con el punto de nieve de Santa Inés por el que la Junta cedió dos quitanieves y ellos limpiaban una serie carreteras que incluían el punto de nieve de Santa Inés. Está funcionando y no tiene ningún problema. Con el Ayuntamiento de Soria tenemos el protocolo para la construcción de la depuradora. Así que también hay buena sintonía.
¿Tienen cabida proyectos de su área en el Plan Soria?
Dentro del plan se ha metido la conservación ordinaria, el refuerzo de la CL-101... una serie de obras que se han ido acometiendo.  
¿Intentará ‘meter’ algún proyecto que no contemple el futuro Plan de Carreteras en ese Plan Soria?
Ahora soy director general de nueve provincias, pero soy de Soria y desde el primer momento he dicho que en lo que esté en mi mano y esté dentro de la legalidad, lucharé por ello.
¿Qué pide para Castilla y León, para Soria y, como cabrejano, para la comarca de Pinares?
Soy soriano por los cuatro costados.  Lo que pido a 2020 es que las ideas y proyectos que hay en la Dirección General tengan más presupuesto. Sería una gozada. Así que pido presupuesto, porque ideas y ganas de hacer tenemos todas las del mundo.