Alicientes culturales y deportivos en Almazán, con seguridad

Ana Pilar Latorre
-

El Ayuntamiento quiere ir poco a poco ofreciendo a la población la posibilidad de recuperar la actividad, siempre con seguridad

Alicientes culturales y deportivos en Almazán, con seguridad - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

GALERÍA

Alicientes culturales y deportivos en Almazán, con seguridad

Almazán, una de las localidades sorianas más castigadas por la pandemia, avanza en esta nueva normalidad y el Ayuntamiento quiere ofrecer a la población alicientes culturales y de ocio y tiempo libre que harán más llevadero este periodo estival. El concejal de Cultura y Deportes, Enrique Fernández Pinedo, explica que desde que se inició la desescalada del confinamiento por la crisis sanitaria «se está intentando, de manera progresiva cada semana, ir incluyendo actividades» con la idea de «recuperar los servicios que ofrecían hasta ahora en todos los ámbitos». 
«Con la cultura, de momento, empezamos con los conciertos de la Banda en el campo de fútbol de La Arboleda [con zonas delimitadas y asientos a la distancia de seguridad recomendada] y el 17 de julio está prevista la actuación que hemos organizado en la plaza de toros con La Guardia, Danza Invisible y La Frontera. Habrá aforo limitado y un riguroso protocolo de medidas», explica. El aforo máximo que permite  la Junta de Castilla y León es de 1.000 personas y en Almazán «se empezará con 800-850» en la plaza de toros, que tiene capacidad para 4.200 espectadores. Se utilizarán los tendidos (en localidades) y el albero (en sillas) para acomodar a los asistentes en asientos numerados. La mascarilla será obligatoria en los accesos y dentro de la plaza si no se puede mantener la distancia de seguridad.
«La idea es ir recuperando y que haya actividades, que la gente pueda poco a poco volver a esa normalidad, que tenga algo con lo que distraerse... pero siempre con mucho cuidado y teniendo muy presente la situación que hemos pasado. Sobre todo, que haya seguridad», expresa con ánimo Fernández Pinedo. «No será un verano cultural y deportivo como el que se organizó el año pasado», sino que se programará «según vaya evolucionando la situación y siempre que todo siga siendo como hasta ahora, que vayamos mejorando y no haya casos ni rebrotes». 
cita deportiva. Almazán acogerá también el 25 y 26 de julio los Campeonatos de España de Duatlón y Triatlón. Fernández Pinedo explica que «se lleva trabajando con la federación mucho tiempo» y «cuando se volvió a la normalidad se buscó una nueva fecha». En estos días se trabaja en las medidas de seguridad y se han hecho varias modificaciones para adaptarlo a la realidad actual. La zona de salida, en el sur del río, no tendrá público; y la zona de meta, que se ubicaba en el paseo central de La Arboleda, se traslada al interior del campo de fútbol, donde solo entrarán los deportistas y personas acreditadas pera evitar confluencias. Se irán haciendo comunicados a la población en los días que restan hasta la celebración de las pruebas, aunque «la gente de Almazán está ya muy concienciada para evitar aglomeración».
Otro paso hacia la nueva normalidad fue la apertura de las piscinas municipales. «La primera decisión fue sobre cómo gestionar el acceso, aunque son instalaciones de grandes dimensiones, tanto el césped como la mina de agua», por lo que se estudió la afluencia del año anterior. Se vendieron abonos para empadronados o personas que lo hubieran adquirido el año anterior, hasta un límite (de 1.800 y se han vendido 1.200) con el que se considera que no se va a llegar nunca a ese máximo de afluencia. El máximo de usuarios a la vez es 900, menos de lo que realmente se podría tener por las dimensiones de la piscina. Se siguen vendiendo entradas y se ha instalado una cámara con conexión a la página web que indica el número de personas que hay en cada momento en la piscina. Cuando se llegue, habrá días que igual no se puedan vender entradas, beneficiando a los abonados. 
El concejal elogia la prudencia de los adnamantinos, incluso en los momentos en los que peor lo estaban pasando. «El Ayuntamiento, con el alcalde, Jesús Cedazo, a la cabeza, siempre fue muy claro con cuál era la situación que vivía Almazán. Creo que la gente se concienció y respeta muy bien y está comprometida y concienciada.Es algo que comenta la gente que está llegando ya a Almazán para pasar sus vacaciones», apunta refiréndose a que ahora muchos quieren escapar de grandes ciudades y ya teletrabajan desde los pueblos.
«La hostelería también ha sido muy consciente y ha colaborado con nosotros, que les hemos facilitado  medidas.Están trabajando y haciendo las cosas muy bien, teniendo en cuenta que son lugares en los que más gente puede concentrarse», añade subrayando que Almazán «está ahora en una situación buena, a pesar de lo que se ha pasado, gracias a como ha respondido la gente». También tiene palabras de agradecimiento para el comercio, que se ha apoyado en el confinamiento con varias campañas, y se ofrecerán vales para gastar en tiendas locales. En breve se aprobarán ayudas a establecimientos, que el concejal cree muy necesarias. «Que la situación que hemos padecido, afecte a la larga lo menos posible», expresa con esperanza.