Sacyl amplía la vigilancia en los hospitales de Soria

Nuria Zaragoza
-

Era una reclamación desde 2012, cuando se dejó sin servicio de vigilancia la mañana. Habrá también más cámaras y botones antipánico. Los profesionales de la sanidad soriana sufrieron 14 agresiones el año pasado

Sacyl amplía la vigilancia en los hospitales de Soria

Los profesionales de la sanidad soriana sufrieron 14 agresiones el año pasado. Teniendo en cuenta que la plantilla a cierre de 2018 era de 1.616 personas, la tasa de incidencia es de 8,6 casos por cada mil trabajadores. 
Mujer, profesional de la medicina, que trabaja en el complejo asistencial, y principalmente en los servicios de Urología, Psiquiatría, Urgencias y el Punto de Atención Continuada de la Milagrosa es el perfil mayoritario de las víctimas, que sufrieron en su mayoría agresiones verbales. De las 14 totales, doce fueron verbales, una física y otra física y verbal; y en ningún caso el agredido optó por presentar denuncia administrativa (lo que podría acarrear sanción económica para el agresor desde los 300 hasta los 3.000 euros), ni tampoco por la vía penal. 
En el Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario que se celebró este jueves, desde la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria se quiso insistir en la necesidad de seguir trabajando en «la prevención y la sensibilización» a «nivel social, a nivel de profesionales pero, también y sobre todo, a nivel de las administraciones». Todo, con el objetivo de reducir estos datos y conseguir que la sanidad soriana sea un «lugar de respeto», un espacio seguro. «Esto es algo continuo, la prevención de agresiones siempre se tiene y se debe de tener en mente. En seguridad, en el plan de formación, en el diseño de nuevos espacios, en el plan de gestión de profesionales... siempre se tiene en cuenta la prevención de riesgos», recalca el director de Profesionales de la Gerencia, Luis Lázaro. 
Precisamente por ello, anuncia que se ha adjudicado ya y se ha puesto en marcha este mes el nuevo contrato de seguridad del complejo asistencial que, «como novedad muy importante, supone que las 24 horas del día los 365 días del año vamos a tener seguridad privada en los dos hospitales. Era una reivindicación del Comité de Seguridad y Salud y, en cuanto se ha podido, se ha puesto en marcha», recalca Lázaro, quien recuerda que este servicio se recortó en el año 2012 «por el tema de la crisis», quedando «limitado a la tarde y noche» y dejando la mañana sin esta prestación. «Ahora va a estar las 24 horas en los dos hospitales y eso nos ofrece mucha más seguridad porque hasta ahora lo hacían los celadores y, obviamente, no son profesionales de ello. Desde este mes está funcionando ya», destaca. 
Además, hace unos días celebraron una reunión con los responsables de la Policía Nacional, con el responsable de seguridad de la empresa adjudicataria y con el director de servicios generales para analizar cómo se puede ampliar el servicio de cámaras de vigilancia al exterior del complejo asistencial. «El nuevo contrato incluye más cámaras y estamos estudiando la posibilidad de que se instalen cámaras de grabación en el perímetro de la finca, no solo dentro del hospital. Creemos que vamos a poder hacerlo y es un avance ya que, por ejemplo, hace unos días se rayó el coche de una médica en el parquin», justifica Lázaro. 
En el nuevo contrato de vigilancia, la adjudicataria también incluyó «un incremento de botones antipánico» y  «se va a analizar dónde instalarlos». Hasta ahora los profesionales contaban con 42 botones de alarma en todas las consultas del hospital Santa Bárbara y en las de Salud Mental del Virgen del Mirón. Estos botones, cabe recordar, permiten avisar a la unidad central o al control en caso de sentirse amenazado y se instalaron por primera vez en 2014. «En algunos casos no se utilizan e incluso alguno de los que hay portátiles ha acabado en lavandería, por lo que se va a tratar también de que la empresa asuma cierto mantenimiento para verificar que se  está utilizando y que está en condiciones de utilizarse», aventura. 
grupo de trabajo. Todas estas nuevas actuaciones se presentarán el próximo miércoles, día 20, en la reunión del grupo de trabajo constituido a nivel provincial «sobre el protocolo de prevención de agresiones por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado», un protocolo nacional que viene a complementar el protocolo de actuación frente a las agresiones que la propia Gerencia de Soria realizó y que tiene «al alcance de todos» de manera física y, también, a través de la intranet. 
«En 2017, a raíz de una instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio de Interior donde se establecía un protocolo frente a las agresiones a los profesionales de salud, se creó este grupo de trabajo junto con la Subdelegación del Gobierno de Soria», rememora Lázaro, quien recuerda que forman parte del mismo la Guardia Civil, la Policía Nacional, el Colegio de Médicos de Soria, el Colegio de Enfermería y la Gerencia de Asistencia Sanitaria. «Es un protocolo nacional que nosotros tratamos de ampliar y difundir», justifica el responsable de Profesionales sobre el objetivo de este grupo de trabajo. «El próximo día 20 analizaremos estos últimos datos, veremos qué se ha hecho y valoraremos qué se va a hacer en 2019», anuncia, al tiempo que recuerda que este grupo se reúne una media de dos-tres veces al año. 
interlocutor policial. Al amparo de este grupo de trabajo se creó precisamente la figura del «interlocutor policial territorial sanitario». Hay dos en Soria, uno en la Policía Nacional para el ámbito urbano, y otro en la Guardia Civil para el ámbito rural. Durante el pasado años, estos equipos se han encargado de dar a conocer el protocolo, los consejos de actuación... en los 14 centros de salud de la provincia y en «muchos» de los 343 consultorios locales que hay repartidos por la provincia, apunta Lázaro sobre las actuaciones ejecutadas en 2018. Además, añade, «se ha hablado en los puntos críticos -Urgencias, Psiquiatría y Atención continuada- con todos los profesionales de estos servicios para valorar los problemas y la forma de atajarlos». Este personal incluso ha facilitado«teléfonos directos» a todos los profesionales al objeto de que «puedan hablar de forma inmediata con el interlocutor».
Gracias a este grupo de trabajo, existe una línea directa de «interlocución, coordinación, colaboración e información» con todos los agentes implicados y, de hecho, incluso disponen de un grupo de WhatsApp para comunicarse cualquier novedad al respecto. 
Desde la Gerencia se quiere dar un paso a mayores y «se valorará la posibilidad de incorporar a los ayuntamientos para la coordinación con la Policía Local en las localidades que cuentan con ella», avanza Lázaro, que confía en que esta ampliación se pueda llevar a cabo «este año». 
formación. Todas estas medidas de prevención son claves para poder frenar y minimizar este tipo de incidentes, si bien otra de las líneas básicas en la formación. En este sentido, indica Lázaro, dentro del Plan de Formación anual todos los ejercicios se incluyen labores formativas dirigidas específicamente a la prevención de agresiones y a la autoprotección. 
Este 2019 hay previstos tres cursos que formarán en total a 60 personas. Serán de ‘Prevención de agresiones y autoprotección: Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado’, Técnicas de detección de conductas violentas, prevención de agresiones’;y un tercer ciclo dirigido especialmente a los profesionales que trabajan en Salud Mental y será más práctico, dirigido a ‘Inmovilización de pacientes agitados, manejo de pacientes con problemas psíquicos’. 
Formación, prevención, sensibilización, insiste Lázaro. Es la clave.