Editorial

Pedro Sánchez quiere carta blanca de los militantes socialistas

-

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sigue dando pasos en su objetivo de continuar en La Moncloa. Así, y tras el presuroso acuerdo alcanzado con el otrora denostado líder de Podemos, Pablo Iglesias, el candidato socialista quiere contar en su estrategia hacia la presidencia con el respaldo de los militantes, para lo que la dirección del partido aprobó ayer la pregunta que planteará sobre el pacto con Unidas Podemos, cuestión que presentará en los siguientes términos: «¿Apoyas el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos para formar un Gobierno progresista de coalición?». De esta manera, Sánchez pretende que las bases le den una especie de cheque en blanco, puesto que la pregunta en cuestión no permite dibujar ni siquiera un esquema programático -lo único que se conoce de ese pacto es el escueto texto del acuerdo alcanzado y rubricado hace una semana entre los líderes socialista y morado, y que no es sino una carta de buenas intenciones-, y mucho menos conocer el reparto de sillones en La Moncloa, una cuestión clave, puesto que no es lo mismo que los futuros ministros de Unidas Podemos se hagan cargo de unas carteras u otras.
Sea como fuere, la actual cúpula de Ferraz se ha marcado una hoja de ruta que puede significar un antes y un después en el futuro del PSOE, y de ahí que veteranos dirigentes y también algunos barones hayan puesto algunos peros al pacto de gobierno. Un desplazamieto excesivo a la izquierda puede costarles la pérdida de los votantes más centrados, los que, al fin y al cabo, siempre terminan por decidir las victorias electorales. Así las cosas, se trata de la primera consulta a la militancia que hará el partido a nivel nacional desde el regreso de Pedro Sánchez a la Secretaría General, una forma de trabajo a la que Sánchez parece estar abonado.
De todas maneras, el camino hacia la investidura de Sánchez no es todo lo llano y recto que pudiera pensarse, puesto que hoy mismo está previsto que se dé a conocer la sentencia del ‘caso de los ERE’ de Andalucía, que afecta a dos expresidentes del PSOE, a la sazón expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, y otros altos cargos de las etapas en las que ambos estuvieron al frente del Gobierno andaluz.  Y de otro lado se encuentra la situación catalana, y la posición de ERC ante una investidura que depende de los nacionalistas para que fructifique, amén de los diversos partidos de corte regionalista, con una larga carta a los Reyes Magos. Y de otro lado, la presión que crece para que los socialistas busquen un acuerdo con formaciones como el PP y Ciudadanos en pro de un Gobierno con un programa más moderado en un momento de incertidumbre política. Se verá.



Las más vistas

Carta del Director

Compromiso con Soria

Creemos que esta provincia necesita de profesionales de la información que den fe, con rigor y honestidad, de sus logros y demandas. El denominador común de los galardonados en los Premios Promecal es su apuesta por Soria