Casado confirma el "no" del PP a la moción de Vox

EFE
-

 

El presidente del PP, Pablo Casado, ha advertido este jueves a su homólogo de Vox, Santiago Abascal, que nunca hasta ahora ha contestado a sus provocaciones por respeto a sus votantes pero le ha : "Hasta aquí hemos llegado", para acto seguido presentarse como la única alternativa real al Gobierno de Pedro Sánchez.

Durante su intervención en el debate de la moción de censura de Voz contra Sánchez, en la que ha anunciado que el PP votará no a la moción de censura contra Pedro Sánchez, Casado ha considerado que Abascal ha quedado al descubierto y ha presentado una moción "contra el partido que le ha dado trabajo 15 años".

"Lamento decirle que el tiro le ha salido por la culata pero acepto el órdago, es la hora de poner las cartas boca arriba. Hasta aquí hemos llegado", ha asegurado el líder del PP, que considera que Sánchez ha acogido la moción con entusiasmo porque el Gobierno y Vox se necesitan mutuamente para sobrevivir.

Casado arremete contra la Casado arremete contra la "moción de impostura" de Vox - Foto: Mariscal

Casado ha presentado al PP como "el único proyecto que amenaza a la posición del Gobierno y representa una alternativa real para España" y ha añadido que la moción no la ha presentado contra Sánchez sino contra él. "Pero en realidad va contra usted mismo", le ha espetado a Abascal.

El líder del PP ha subrayado que la formación política que preside "no quiere ser otro partido del miedo, la ira y la bronca" como lo es Vox, porque el suyo es el partido "de la libertad y la convivencia".

"Vox es el sueño del nacionalismo y el salvavidas de Sánchez", ha continuado Casado en su dura intervención contra Abascal, en la que ha advertido de que el líder de Vox es "el socio en la sombra" del Gobierno y forma, junto con Podemos y PSOE, parte del "bloque de la ruptura".

Ha insistido así en que los populares no son "ni furia ni ruido" ni "alimentan fracturas" sino que quieren cerrarlas.

Y ha contrapuesto su política con la de Sánchez y Abascal a la vez, al señalar que uno de ellos no quiere a España unida y el otro no la quiere diversa; uno no la quiere cohesionada y el otro no la quiere abierta.