San José, una temporada para soñar

S.Recio
-

El San José Femenino busca seguir en la Liga Gonalpi tras el ascenso de la campaña pasada.Aunque el objetivo es humilde, la ambición es máxima gracias a una plantilla más completa

San José, una temporada para soñar - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

GALERÍA

San José Femenino.

La temporada pasada era la del nacimiento del San José Femenino. El objetivo era crear un club en Soria para consolidarlo con el tiempo pero rápidamente y aunque desde la entidad siempre tuvieron un discurso muy precavido, se vio que este equipo daba para mucho más. Se mantuvieron siempre en los puestos de cabeza de la liga Doble G para culminar el año con el ascenso. Ahora afrontan su debut en la Liga Gonalpi con una meta clara,«conseguir la permanencia», afirma el entrenador que de nuevo se encargará de guiar al conjunto colegial, Sergio Paz. 
Pero algo ha cambiado en su segundo año al frente del equipo, «lo primero de todo es mantenernos pero creo que lo podemos conseguir con tiempo suficiente para ser ambiciosos y poder aspirar a estar lo más arriba posible». Porque el San José ya no es un equipo novato como se encargaron de demostrar en su primer partido que terminaba con un contundente 6-0.
mejor plantilla. La principal duda que tenía la directiva del San José cuando formó este equipo era la de si encontrarían suficientes jugadoras. Esto se disipó en el primer entrenamiento y ahora para su segunda temporada han logrado mantener el bloque que las llevó a la gloria, «la plantilla está prácticamente al completo y aunque hemos perdido a alguna jugadora importante como Alba Maldonado, también nos hemos reforzado adecuadamente».
Sergio Paz considera que este equipo «es más completo que el año pasado, hemos conseguido reforzar posiciones como la zona de ataque con la llegada de jugadoras como Alba Ferré». Más equipo se traduce también en un mejor trabajo diario, «al tratarse de nuestra segunda temporada y conservar a casi todo el bloque podemos afrontar los entrenamientos con mejores expectativas». Todas se conocen y eso lleva a avanzar en los métodos y en la exigencia, «ahora ya sabemos a qué jugamos y podemos explotar mucho mejor nuestras virtudes».
Respecto a la Liga Gonalpi, «es mucho más exigente que la Doble G. Siendo sinceros la temporada pasada tuvimos que competir de forma exigente contra cuatro equipos pero en esta división eso será una constante cada fin de semana».
Este reto lo asumen desde la humildad de «seguir divirtiéndonos con lo que hacemos, esto sigue siendo prioritario para nosotros». Esta filosofía ya llevó al San José por el buen camino la temporada pasada. Veremos si se repite el final perfecto en la Liga Gonalpi.