scorecardresearch

San Juan en pandemia

N.Z.
-

¿El bacalao, el queso y el pan se repartirá este Catapán en bolsitas?, ¿se podrá beber el vino tinto y dulzón de la bota? La covid decide

El Catapán: la primera

Habrá San Juan sí o sí. Palabra de alcalde. Eso sí, siempre que la pandemia lo permita. La situación sanitaria manda -como lo viene haciendo desde marzo de 2020- y el coronavirus será básicamente lo que decida cómo son las fiestas de este 2022, las primeras que se celebran en pandemia.  

A estas alturas es imposible saber cómo estará el contagio, las hospitalizaciones y la mortalidad el 29 de junio de 2022, Miércoles El Pregón. Tampoco se sabe cómo estará todo a finales de abril, cuando arrancarán los actos presanjuaneros con el Sorteo en el Palacio de la Audiencia y los locales de Cuadrilla comiencen a tener vida de nuevo después de tres años de silencio. Es el quid de la cuestión y hoy todo es incertidumbre. 

¿qué puede cambiar? Si algo han dejado en evidencia estos dos años de pandemia es que el virus es impredecible. España avanza con el objetivo de pasar página y que el SARS-CoV-2 se 'gripalice', pero en la recámara está también el temor a que una nueva cepa obligue a restringir de nuevo la vida. Es el temor de los Jurados. Saber si un contagio en la Cuadrilla supondrá aislar a todos los colaboradores, si no habrá que acotar  el aforo en el local en un momento dado, o si el Jurado o la Jurada se podrían perder actos tan emblemáticos como el Catapán, el Pregón o el desfile de las Calderas si dan positivo en covid.

Está todo en el aire pero, cabe apuntar también, en estos momentos se avanza hacia la retirada de todas las restricciones y, de hecho, si se celebrara San Juan ahora mismo lo único que sería obligatorio es llevar mascarillas dentro del local, porque desde el 4 de marzo se han acabado ya las cuarentenas para todos los contactos estrechos de personas contagiadas por coronavirus, estén o no vacunadas. 

Está sobre la mesa ya, asimismo, la decisión de eliminar las cuarentenas a positivos de covid-19 sin síntomas y que solo realicen el confinamiento los contagiados sintomáticos, por lo que todo hace presuponer que, si la situación sanitaria avanza como hasta ahora, San Juan 2022 se podrá celebrar con normalidad, como se ha celebrado ya el Carnaval y como se festejan estos días las Fallas en Valencia. 

No obstante, es posible también que algunas tradiciones se vean obligadas a, al menos, repensarse. El hecho de pasar la bota de vino tinto y dulzón de boca en boca podría estar en entredicho. Y quizá hay que dar una vuelta al reparto de pan, queso y bacalao durante el Catapán. Pasar las bandejas de mano en mano y que todo el mundo toque lo que luego se come el de al lado se antoja, en pandemia, complicado. 

Quizá los Agés también precisan de nuevas medidas sanitarias y la prueba de la autoridad del Domingo de Calderas a lo mejor hay que replantearla. 

Además, habrá que insistir en los chiringuitos de Valonsadero y sus medidas sanitarias. No es algo nuevo, se viene hablando de ello desde hace años pero, quizá, la pandemia es el motivo perfecto para dar el paso al frente. El propio alcalde, Carlos Martínez, ya ha anunciado que se está trabajando para «intentar regularizar de alguna forma la situación de las peñas en Valonsadero». Se refiere a implementar más medidas sanitarias, concretan fuentes municipales. «San Juan cada vez está creciendo más y es bueno, pero no podemos convertir aquello en una zona de bares. Hay que acotarlo al contexto y al espacio físico que estamos autorizados dentro de lo que es una declaración de festejo taurino tradicional», justifica el regidor. 

Quedan dos semanas para el primero de los actos oficiales y quince para los cinco días grandes. Del avance de la pandemia en este tiempo dependerá San Juan.