TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Aburrirse de ganar

01/03/2021

Es posible, muy posible, cansarse de ser siempre el mejor. De ti mismo y de tu mecanismo, o sea, de lo que te hace ganar, ganar y ganar y volver a ganar. Como quiera que el individuo se sobrepone mejor que el colectivo a la caída, todos hemos conocido historias de equipos que habían establecido la victoria como una rutina y, de repente, con los mismos mimbres -o mejores-, acometieron procesos autodestructivos en los que convirtieron la derrota en una asidua compañera de viaje.

Se preguntaba algo de esto un famoso locutor radiofónico: si este alarmante bajón de fútbol que estamos viviendo en España no será fruto del aburrimiento, del necesario instinto de buscar cosas nuevas para salir de la rutina, aunque la rutina fuese alegre. Si el tedio no era una reacción casi lógica a una época gloriosa en la que se ganó todo y se ganó bien. Como nada tangible justifica el penoso nivel medio de los partidos nuestra Liga, podríamos decir que sí, que nos hemos aburrido… o que no, que es la consecuencia lógica de un dominio abrumador: que cuando termine y parezca que somos mucho peores de que lo que en realidad somos sólo porque ya no ganamos.

El ejemplo, en la más poderosa de las Ligas, está en el Liverpool: ganó la Premier con 18 puntos de ventaja sobre el City y perdió tres partidos en todo el campeonato (dos de ellos cuando ya había conquistado el título). Y en la presente 20/21, con el mismo equipo, incluso mejorado, está fuera de puestos 'Champions', aseguran que el efecto-Klopp se ha terminado, son siete derrotas en 25 partidos, ha estado cuatro duelos sin ganar en Anfield después de 68 sin perder… Nadie se explica por qué, pero sospechan que es puro aburrimiento. Por eso, en esta increíble racha del City (20 victorias consecutivas) cada día está más cerca la derrota: de ganar nunca te cansas, pero de las rutinas sí.



Las más vistas

Opinión

Libros

La verdad os hará libres, dice la Biblia. Y la verdad está en los libros