scorecardresearch

Una media veda marcada por al sequía en Soria

A.I.P
-

La actividad cinegética representa unos ingresos anuales en la provincia de más de 10,7 millones de euros. Soria cuenta con 483 cotos de caza privados (850.000 hectáreas)

Una media veda marcada por al sequía en Soria - Foto: Jesús J. Matías

Como era de esperar, las previsiones para la apertura de la media veda el próximo 15 de agosto son negativas. Queda margen para que un cambio brusco de las condiciones meteorológicas modifique el escenario que se presenta y las codornices regresen de Francia a la Península. Pero sería algo excepcional, tal y como está el panorama. «Las expectativas son malas, sin paliativos», sentencia el delegado de la Federación de Caza de Castilla y León en Soria, José Manzano.

Y es que la sequía y el calor han vaciado de codornices los cotos sorianos. Manzano explica que hay dos  momentos al año para el establecimiento de la especie en la provincia: en abril, que «suelen entrar muchas codornices», y en la primera quincena de junio. En primavera llegaron, pero las altas temperaturas y la falta de agua las han desplazado a territorios más frescos pasados los Pirineos o a la Cordillera Cantábrica, a emplazamientos donde no está generalizada la caza de esta ave. En junio, ni vinieron.

«Según el trabajo que realiza la propia Federación de Caza y la Fundación Artemisan, los censos de codorniz en Soria son muy pobres [...] En sitios emblemáticos han salido pocas. No es que hayan entrado menos codornices es que buscan lugares más frescos», añade el delegado.

La cosecha de cereal, igualmente, se ha visto sustancialmente mermada. Por este motivo, los agricultores han dejado tiras sin recolectar en sus fincas, para la valoración de los correspondientes seguros. «Y ni siquiera ahí, que tienen refugio, se han visto», advierte José Manzano.

Es complicado hacer una estimación sobre la disminución de la población de codorniz en la provincia, ya que depende de las zonas, pero «en un trayecto donde se podían levantar 30-40» este año «se quedan en cinco». Asimismo, en áreas más cálidas y secas, como pueden ser Langa de Duero o Arcos de Jalón «ni las verán»; sin embargo, en otros puntos más frescos y «de más cobertura» pueden hallarse ejemplares.

En cualquier caso, Manzano no da la media veda por perdida, ya que la coyuntura puede cambiar en cinco semanas. Cabe recordar que desde el 15 de agosto hasta el tercer domingo de septiembre, periodo en el que se puede cazar codorniz, urraca, corneja, conejo y zorro. 

Además, desde el 25 de agosto hasta el tercer domingo del noveno mes del año se pueden abatir, además, ejemplares de paloma torcaz y paloma bravía.

«Hay mucha torcaz en la provincia, ya no se considera un ave de paso, ya reside aquí, se ha hecho sendentaria. He visto algún bando de 500», apunta el delegado de caza.

aportación. Cabe recordar que la caza supone una suma anual para la provincia de más de 10,7 millones de euros, teniendo en cuenta que se estima que el rendimiento medio por hectárea es de 11 euros y Soria dispone de más de 975.000 hectáreas de terrenos cinegéticos (el 96% de su superficie). Incluso, esa cifra, según los cálculos más optimistas, puede alcanzar los 12 millones anuales en ingresos directos. En el caso de los montes de utilidad pública (MUP), en 2021 representó un montante de 1.001.705 euros (91.911 hectáreas), un 7,59% más que el año anterior, condicionado por las restricciones de movilidad de la pandemia. 

Así las cosas, para muchas entidades locales de la provincia la caza figura como su principal fuente de ingresos. En los MUP los ingresos cinegéticos son los segundos en volumen, a distancia de la madera de coníferas que aportaron el pasado ejercicio 10.240.335 euros (el 77,61%) del total.

Soria cuenta con 483 cotos de caza, que ocupan el 85% de la superficie de la provincia. Además, la Reserva Regional de Caza de Urbión dispone de 115.000 hectáreas y se presenta como uno de los espacios de este tipo más grandes de Europa. 

resultados provisionales. Según la información proporcionada por la Delegación Territorial de la Junta en Soria, en la temporada pasada se abatieron en la Reserva Regional de Caza de Urbión un total de 58 corzos en recechos, todos medallables y varios calificados como medalla de oro. Asimismo, se cazaron 20 ciervos en rececho, todos medallables, y 519 jabalíes, 267 ciervas y 34 ciervos selectivos en las monterías en los 14 cuarteles en los que se divide la reserva.

Para esta temporada se han repartido 3.350 precintos para la caza de corzo macho y 4.600 de hembra, 2.850 de ciervo hembra y 1.825 de macho. Además, también se están abatiendo gamos en el sur de la provincia con un reparto de 45 precintos entre machos y hembras.

En cuanto a las licencias de caza expedidas de forma presencial, en 2021 fueron 984, de las que se abonaron 881 (al cierre de esta edición), lo que representa una cantidad de 34.373,30 euros. En los cotos privados, los ingresos en concepto de tasa de matrícula anual ascendieron a 342.496,68 euros, mientras que el número de expedientes tramitados relativos a la constitución, prórroga, cambio de titular, ampliación y segregación de cotos privados de caza alcanzó el centenar, lo que supuso 7.110,40 euros. Además, se tramitaron 308 expedientes de aprobación/modificación de proyectos de ordenación cinegética.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de las licencias se obtiene de forma online y que son válidas para toda la Comunidad o son interautonómicas (hay convenio con las regiones de Aragón, Asturias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid y Murcia), con lo cual el dato de 984 licencias tramitadas Soria es testimonial. En Castilla y León en 2021 se expidieron 83.412 licencias (113.030 personas disponían de permiso de caza).