scorecardresearch

Una residencia acoge a 85 niños de un orfanato de Mariúpol

SPC
-

Castilla y León ya ha recibido a 1.750 refugiados de Ucrania desde el inicio de la guerra, lo que supone un 56,2 por ciento más que hace una semana

Carlos Fernández Carriedo comparece ante los medios tras el Consejo de Gobierno. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Una residencia de Armenteros (Salamanca) acoge actualmente a un grupo de 85 niños y 17 adultos procedentes de un orfanato bombardeado por el ejército ruso en la ciudad de Mariúpol (Ucrania), una de las más castigadas por la guerra que asola a este país del Este de Europa. Una situación especialmente vulnerable la que presentan estos menores, ya que 84 de ellos presentan necesidades especiales, en concreto discapacidad, por lo que su presencia en este orfanato, gestionado por una ONG, les está sirviendo para mejorar sus condiciones de vida. Así lo puso de manifiesto ayer en la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz y consejero en funciones de Economía, Carlos Fernández Carriedo,  que destacó que el Ejecutivo autonómico ofrece a la ONG «la labor de supervisión y seguimiento» de los mismos. Además, subrayó la muestra «solidaridad» que da con ello Castilla y León.

En ese sentido, el portavoz indicó que en su mayoría los menores presentan un grado de discapacidad y añadió que los adultos que les acompañan serían los monitores del orfanato que fue atacado por las bombas. Todo el grupo está siendo atendido a través del «mecanismo» que ofrece la ONG responsable del centro de Armenteros, que cuenta con la colaboración de la Junta. 

De momento, Castilla y León ha recibido ya a 1.750 refugiados de Ucrania, una cifra que presenta una «evolución creciente», puesto que aumentó un 56,2 por ciento en siete días, ya que entonces se contabilizaron 1.120 y hace 15 días, 600. Además, la Junta le ha otorgado la tarjeta sanitaria a 1.228 y espera que en esta semana prácticamente todos cuenten ya con ella.

El portavoz de la Junta destacó, en declaraciones recogidas por Ical, que se está entregando la tarjeta sanitaria de la Comunidad a un «ritmo muy alto», puesto que en una semana se ha pasado de 828 refugiados con ella, a 1.228, una cifra que supera a todas las personas que habían llegado a Castilla y León hace siete días. Por provincias150 refugiados tienen ya la tarjeta de Sacyl en la provincia de Ávila; 141 en Burgos; 162 (57 al Bierzo) en León; 83 en Palencia; 174 en Salamanca; 150 en Segovia; 129 en Soria, 195 en Valladolid y 44 en Zamora.

Guarda educativa

Por otra parte, la Junta de Castilla y León tiene en guarda provisional a 49 menos, cifra que incluye a ocho no acompañados; a 31 que lo están con otros adultos y diez que están con familias no progenitoras. Además, ha recibido a 85 niños –84 con necesidades especiales– y 17 adultos procedentes del orfanato bombardeado de Mariúpol. En materia de servicios sociales, que corresponden a la Consejería de Familia, en la actualidad se encuentran en la Comunidad ocho menores no acompañados.