scorecardresearch

El Numancia gana en Ibiza y no pierde comba por el liderato

S.Recio
-

Los rojillos remontan el tanto inicial de los locales con goles de Carrillo y Adri Crespo. La victoria del Espanyol B mantiene a los de Diego Martínez a tres puntos de la cabeza con un partido menos

El Numancia gana en Ibiza y no pierde comba por el liderato

La victoria holgada del Numancia ante el Andratx fue suficiente para convencer a Diego Martínez de tocar lo justo y necesario la alineación en su visita al Ibiza Islas Pitusas. La obligada entrada de Adri Crespo en el lateral izquierdo por el sancionado Jaume Pol era el único cambio en los rojillos.

El partido era de los marcados en rojo en el calendario del equipo soriano. Ibiza lucha por el playoff y además el Espanyol B ya había hecho los deberes ante el Terrassa. A los 10 minutos nuevamente Isma Gil recibía un gol desde fuera del área. En un ya habitual inicio a domicilio, Marcos ponía cuesta arriba el ya difícil encuentro.

Como si de un ataque de rabia se tratase, Carrillo igualaba el partido en el minuto 20. Gran conducción del atacante rojillo que culminaba con un latigazo que se colaba pegado al poste. Llegaban entonces los momentos del tanteo con pocas ocasiones. La calma antes de la tempestad.

En cinco minutos el Ibiza reclamaba que la pelota entraba en una jugada rocambolesca y después en un gran centro de falta lateral de Carrillo, Adri Crespo cabeceaba a las mallas el segundo. En esa misma jugada expulsaban a Marquitos en las protestas de los locales y por último Isma Gil salvaba los muebles ante un gran tiro de Bernal. Así se llegaba al descanso, con un gran cabreo en los de Ibiza y con el Numancia remontando el partido.

En la segunda parte el Numancia comenzaba más sólido. Sin sufrir en defensa, tenía varias opciones para hacer el tercero. Carrillo de disparo desviado, Borja San Emeterio dando al muñeco y Lupu tirando demasiado cruzado delante de la portería, perdonaban la sentencia. 

El Ibiza se soltaba a falta de 15 minutos. Giancarlo Simeone daba un primer aviso, pero el balón se marchaba rozando el larguero. Aunque los locales no convertían sus aproximaciones, poco a poco el Numancia se iba encerrando para acabar achicando agua en los nueve agónicos minutos de añadido.

El pitido final confirmaba la tercera victoria consecutiva y conseguía tres puntos de los complicados, de los que se dicen que ganan ligas... O en este caso, ascensos.