La Laguna Negra no decepciona en la Vuelta a España

S.Recio
-

Soria recibía al pelotón ciclista en una etapa en la que atravesaban el puerto de Oncala y Soria capital antes de la mítica subida

La Laguna Negra no decepciona en la Vuelta a España

Soria recibía a la Vuelta a España con el inédito final de la Laguna Negra. Con el atípico paisaje del poco público en las cunetas a recomendación de la organización, Villar del Río era el municipio que recibía al pelotón ciclista antes de enlazar con la primera subida del día, la del puerto de Oncala de tercera categoría. La serpiente multicolor atravesaba los bellos paisajes sorianos y la carretera daba una tregua en forma de llano para que Soria capital disfrutase de la llegada de los ciclistas.

El plato fuerte, restringido al público, llegaba con las rampas de la Laguna Negra, puerto de primera categoría no excesivamente duro por su porcentaje medio al 5,8 por ciento, pero con un kilómetro y medio final agónico al tener rampas del 8,7%, del 9,5% y del 10%.

En esa escalada se pudo ver la pequeña aportación de un mito como Froome justo antes de que los favoritos entraran en liza. Dan Martin se imponía en el sprint final a Roglic y Carapaz. El mejor español era Enric Más que entraba en sexta posición a nueve segundos.

La Laguna Negra no decepciona en la Vuelta a EspañaLa Laguna Negra no decepciona en la Vuelta a España

Todos ellos descansan en tierras sorianas. Mañana partirán del yacimiento de Numancia en lo que será la salida de la cuarta etapa de la Vuelta a España.