El refugio para un verano diferente

David Alonso
-

Castilla y León tiene habilitadas 33 zonas de baño de agua dulce en ocho de las nueve provincias que servirán para refrescarse en una época estival marcada por el descenso de viajes largos

Embalse Cuerza del Pozo (Soria) - Foto: Eugenio Gutiérrez

A pesar de ser una de las comunidades autónomas más grandes de la Unión Europea, Castilla y León adolece en su 94.226 kilómetros cuadrados de superficie de uno de los recursos turísticos por antonomasia: la playa. Tiene todos los demás, gastronomía, cultura, patrimonio, historia, etcétera, pero carece de costa. Una realidad que, por otra parte, no significa que no haya zonas donde bañarse más allá de las típicas piscinas. Más aun en un verano como este, donde los desplazamientos cortos serán la tónica general marcada por la crisis sanitaria derivada del coronavirus, los castellanos y leoneses y sus turistas tienen hasta varias opciones para darse un chapuzón en agua dulce. La Junta de Castilla y León, a través de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, ha autorizado 33 zonas de baño naturales en la Comunidad. 20 ríos, 9 embalses, dos lagos, un arroyo y una garganta repartidos en ocho de las nueve provincias –Salamanca no ha recibido ninguna autorización– servirán un verano más de sustituto autóctono del mar.

León (11) y Zamora (9) son las provincias con mayor número de zonas de baño en agua dulce autorizadas, seguidas de Soria (4), Ávila (3), Palencia y Valladolid (2), y Burgos y Segovia (1). No obstante, aquellos que opten por esta opción para refrescarse tendrán que abandonar las ciudades, ya que solo tres de las 33 zonas de baño están en alguna de las nueve capitales (Soria, Valladolid y Zamora). A pesar de la alerta sanitaria, el Ejecutivo regional autorizó que estas zonas de baño, que cada año reciben el visto bueno del Gobierno autonómico, pudiera reabrir este año tras los pertinentes controles del agua. 

«La OMS recientemente señaló que el riesgo debido a la covid-19 en el baño recreativo se relaciona más con la distancia física entre personas y menos con el virus en el agua», aseguran desde Sanidad, por lo que han obligado a los ayuntamientos responsables de las zonas de baño a tomar una serie de medidas relacionadas con la distancia de seguridad y el cumplimiento de un aforo.

Río Pisuerga (Valladolid)Río Pisuerga (Valladolid) - Foto: Jonathan Tajes

Dónde bañarse

Las 33 zonas de baño en agua dulce autorizadas por la Junta de Castilla y León se distribuyen de la siguiente manera: garganta de los Caballeros (Navalonguilla), río Tormes (La Horcajada), y arroyo Cimorro (Navalacruz), en Ávila; el embalse Ebro (Arrija), en Burgos; el río Órbigo, a su paso por Cimanes del Tejar y Llamas de la Ribera, el lago Carucedo (Carucedo), el río Boeza (Igüeña), el río Cúa y el Ancares en Vega de Espinareda y Cacabelos, el río Meruelo (Molinaseca), el río Burbia (Toral de los Vados), en León; el embalse Aguilar de Campoo y el embalse de Ruesga (Cervera de Pisuerga), en Palencia;  el embalse Linares del Arroyo (Maderuelo), en Segovia; el embalse Cuerda del Pozo en Cidones y Vinuesa, el  río Duero (San Esteban de Gormaz), en Soria; el río Pisuerga en la capital y el río Duero (Quintanilla de Arriba), en Valladolid; el lago Sanabria (Galende), el río Órbigo (Santa Cristina de la Polvorosa),  el río Tera (Milles de la Polvorosa), el río Tera (Villanazar), el embalse Valparaíso (Villardeciervos), el embalse Ricobayo (Muelas del Pan), el río Tera (Burganes de Valverde), el río Tera (Camarzana de Tera), y el río Duero, en la capital, en Zamora.

Nueva señalización

Lago de Sanabria (Zamora).Lago de Sanabria (Zamora). - Foto: Ical

Además, la Consejería de Cultura y Turismo señalizará la playas fluviales de la Comunidad, con el fin de garantizar la seguridad y de facilitar información a los usuarios sobre aforos, distancias de seguridad o normas higiénico sanitarias, entre otras. La nueva señalética se dispondrá a partir de las recomendaciones contenidas en los Manuales de Buenas Prácticas elaborados por la Secretaría de Estado de Turismo, a través del Instituto para la Calidad Turística (ICTE), que han sido avalados por el Ministerio de Sanidad.

La ubicación de esta señalética, su número, indicaciones, etc., se determinará en colaboración con los ayuntamientos donde se ubican estos espacios públicos y el reparto de las mismas se llevará a cabo a través de las delegaciones territoriales. Esta iniciativa se suma al conjunto de acciones que está aplicando la Junta de Castilla y León para facilitar la adaptación al periodo de desescalada y al final del estado de alarma. 

También se encuentra el diseño y distribución de un cartel que contendrá un decálogo informativo de buenas prácticas en la actividad turística, donde se recogerán indicaciones genéricas de cómo proceder tanto por los usuarios y turistas de estas zonas de baño como por empresarios y hosteleros en el desarrollo de las actividades turísticas en esas zonas.

Río Órbigo (León). Río Órbigo (León). - Foto: Ana M. Díez