El déficit comercial crece un 0,9% en el primer semestre

SPC
-

Las exportaciones de mercancías aumentan un 1,7% entre enero y junio y suman 147.408 millones, mientras las importaciones se incrementan un 1,6%, hasta los 162.120 millones

El déficit comercial crece un 0,9% en el primer semestre

El déficit comercial español alcanzó los 14.711,8 millones de euros en los seis primeros meses del año, cifra un 0,9% superior a la registrada en el mismo período de 2018, cuando el diferencial ascendió a 14.585,3 millones de euros, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Se trata del nivel más alto registrado en el primer semestre del año desde 2012.
El aumento de este indicador se produjo a pesar del máximo registrado por las exportaciones españolas de mercancías, que se situaron en 147.408 millones de euros hasta junio, un 1,7% más que el año pasado. 
Por su parte, las importaciones subieron a un ritmo ligeramente menor, un 1,6%, hasta los 162.120 millones, lo que supone también un nuevo máximo histórico. 
El saldo no energético arrojó un déficit de 2.587,1 millones de euros hasta junio, superior al déficit de 2.348,4 millones del mismo período de 2018, mientras que la balanza energética disminuyó un 0,9%. Con los datos desestacionalizados y corregidos del llamado efecto calendario, las exportaciones crecieron un 4,8% interanual y las importaciones aumentaron un 1,5%.
Por su parte, la tasa de cobertura, las exportaciones sobre las importaciones, se situó en el 90,9%, prácticamente el mismo porcentaje que en el primer semestre del ejercicio anterior. 
Dentro de las ventas, destacaron los crecimientos registrados por los bienes de equipo (+6,7%), alimentación, bebidas y tabaco (+3,5%) y productos químicos (+3,2%), en contraste con el retroceso del 5,7% experimentado en las ventas al exterior del sector automovilístico. 
En cuanto a las importaciones, estas se incrementaron en los sectores de bienes de equipo (+4,5% interanual), productos energéticos (+0,6%), además del referido a material químico (+6,7%) y retrocedieron en el sector del automóvil (-2,5%). 
Las transacciones dirigidas a la Unión Europea (UE), que representaron el 66,4% del total, aumentaron un 1,5% en los seis primeros meses del ejercicio. En concreto, las ventas a la zona euro (51,9% del total) avanzaron un 1,1%, mientras que las destinadas al resto de la Unión Europea (14,4% del total) se incrementaron un 2,6%. 
El negocio hacia terceros destinos, que representó el 33,6% del total, subió un 2,2% entre enero y junio, con avances de las exportaciones a América del Norte (+10,6%), Asia -excluido Oriente Medio- (+8,9%), África (+5%) y Oceanía (+2,9%). Por el contrario, retrocedieron aquellas destinadas a Oriente Medio (-13,4%) y América Latina (-2%).


Caída en junio

Solo en el sexto mes del año, las exportaciones de mercancías se incrementaron un 0,9% sobre el mismo mes de 2018, hasta los 24.938 millones de euros, mientras que las importaciones bajaron un 2,6% interanual, hasta los 26.471,3 millones. 
Como resultado, el déficit comercial se situó en junio en 1.532,7 millones, lo que supone un 37,4% menos que el del mismo mes de 2018, cuando fue de 2.448,2 millones de euros. La tasa de cobertura se situó en el 94,2%, porcentaje 3,2 puntos superior al registrado en junio de 2018. 
El saldo no energético arrojó un superávit de un total de 386 millones de euros (déficit de 659,1 millones en junio de 2018) y el diferencial energético se incrementó un 7,2%.