scorecardresearch

Salarios bajos y malas condiciones ahuyentan al camionero

Fernando Orte
-

La empresa más potente del sector en Soria ha perdido un centenar de profesionales en el último año y para 2022 necesitan incorporar a 300 para cubrir la demanda

Salarios bajos y malas condiciones ahuyentan al camionero

A los problemas en el sector de la logística y el transporte que ha agravado la pandemia, se une la escasez de conductores de camión. Cada vez hay menos profesionales que quieran ponerse al volante para cubrir toda la demanda. Empresas y trabajadores coinciden en el análisis de la situación: bajos salarios y malas condiciones de trabajo.

Tomás Asensio lleva 42 años en la profesión. Es autónomo pero asegura que todo ha empeorado en este tiempo. "El sector ha evolucionado, antes el trato era más personal, cordial, directo, ahora casi estamos estorbando en las plataformas", asegura, y añade que "se ha deshumanizado" y muchas veces se siente "maltratado". "Ése es el principal problema de que nadie quiera ser transportista", sentencia.

Ése y los sueldos bajos. Ahora ganan menos que hace años. Lo reconocen incluso empresas de transporte como De Pedro Molinero, la más grande de Soria y casi a nivel nacional, que en junio ya realizó un incremento salarial: "Estamos empeñados en que en enero tengan otra subida importante para ir acompañando el sueldo con el sacrificio que es salir de casa un domingo o lunes y no llegar hasta un viernes", explica Patricio De Pedro, Director General del Grupo DPM.

Porque en el último año han perdido cien conductores y la escasez podría agravarse. Según adelanta "con toda la demanda actual nos harían falta unos 300 conductores más".

Por eso el próximo curso van a poner en marcha un centro concertado de Formación Profesional pionero en Castilla y León para formar y capacitar a nuevos profesionales del volante.