Soria libre de fracking en 2019

Ana Pilar Latorre
-

El Ministerio de Industria redacta la orden de extinción del permiso para el proyecto Cronos pero, por otro lado, la Junta aprobó en abril una modificación de la Ley de Urbanismo...

Soria libre de fracking en 2019 - Foto: Alberto Rodrigo

R eino Unido acaba de prohibir las prácticas de extracción de gas del subsuelo mediante fracturación hidráulica o fracking con carácter inmediato por temor a terremotos. El anuncio se produjo tras la presentación de un informe sobre un sismo de magnitud 2,9 registrado en agosto cerca de Blackpool, al noroeste de Inglaterra, en el lugar en el que llevaba a cabo la fracturación la compañía energética británica Cuadrilla Resources, lo que llevó a los lugareños a manifestarse en contra. El fracking se reanudó en Reino Unido en 2018, después de siete años de suspensión.
La situación recuerda al caso de España, en provincias como Soria y Burgos. El Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy, con mayoría absoluta, realizó cambios legislativos para incentivar el uso de esta polémica técnica de extracción de hidrocarburos, que consiste en  inyectar en pozos agua productos químicos a presión para romper las rocas en las que se alojan el gas y el petróleo. Se reclamó la derogación de los artículos que favorecían el fracking en la ley de hidrocarburos aprobada en 2015 por los riesgos medioambientales y para el ser humano. Finalmente, la presión popular y la incertidumbre legal y política pesaron en la decisión de las compañías para desistir en los proyectos y renunciar a las licencias concedidas por el Ministerio de Industria y los gobiernos autonómicos. En junio de 2018 el Tribunal Constitucional abrió la puerta a que las comunidades declararan zonas libres de fracking, después de vetar desde 2014 los intentos de varios gobiernos autonómicos de impedir el uso de esta técnica.
En Soria, el Ministerio de Industria concedió tres permisos que solicitaban investigar utilizando tecnología fracking. El permiso Edison, que  afectaba a 37 pueblos de Soria y 3 de la Rioja se autorizó en 2012 y la empresa que lo impulsaba desistió en 2017. El permiso Burgos 4, que afectaba a Soria y Burgos, se solicitó en 2012 y se desistió en 2017. En esta provincia hubo también una gran movilización social contra los proyectos.
El permiso Cronos afectaba a 9 pueblos de Soria y a 3 pueblos de Guadalajara. Se solicitó en 2013 y se ha desistido este mismo año. Actualmente, se está redactando la orden ministerial de extinción del permiso, según informan desde la Subdelegación del Gobierno en Soria. Fue el proyecto más avanzado en cuanto a investigación y causó un gran revuelo entre la sociedad, con presentación de recursos por parte de Ecologistas en Acción de Guadalajara y el grupo ecologista ASDEN en Soria.
Carlos González, de ASDEN, recuerda que las empresas se retiraron negando los efectos en el medio ambiente tras las protestas de las plataformas creadas en contra de los proyectos o que los permisos prescribieron. Según el ecologista, es algo que se está comprobando en zonas como Levante, donde se registraron en septiembre de 2013 cerca de 400 seísmos relacionados con el almacén de gas Castor, a 22 kilómetros mar adentro.
La Junta de Castilla yLeón aprobó en abril de este año una modificación de la Ley de Urbanismo de Castilla y León para incluir la minería energética, con el propósito de desbloquear proyectos de minería (Zamora y Salamanca) y favorecer el fracking en terrenos rústicos protegidos. La citada modificación habría entrado en vigor el día mismo de su publicación, el pasado 16 de abril, sin respetar los trámites de información pública ni de recurso por parte de la sociedad civil.
Dionisio Martínez, exalcalde de Fuentes de Magaña, una de las zonas del norte de Soria afectadas por proyectos de fracking en la provincia, recuerda que la movilización «se paró hace bastante» y que no entendería que se volvieran a otorgar permisos, «porque cualquier otra energía alternativa es más segura que esto».
cronos y edison. El Ministerio de Industria concedió el 26 de abril de 2013 a la empresa Frontera Energy Corporation por un periodo de seis años el permiso de investigación de hidrocarburos, denominado Cronos, en 96.961 hectáreas entre Soria y Guadalajara. Este mismo año el permiso se ha desistido, sin que se haya presentado renuncia -ni parcial ni total- desde la empresa.   
Consultando la documentación de Cronos, la compañía presentó el 22 de febrero de 2011 la solicitud del permiso de investigación. Una vez comprobado que el solicitante cumplía los requisitos exigidos, se publicó en el BOE la resolución para que se pudieran presentar ofertas en competencia o se pudiese formular la oposición quienes se considerasen perjudicados en su derecho.La empresa realizó una oferta de mejora sobre su oferta inicial, no presentándose ni ofertas en competencia ni manifestaciones de oposición por parte de terceros eventualmente perjudicados. El 19 de septiembre de 2011 se procedió a la apertura de los pliegos que contenían el plan de investigación. Durante la tramitación del expediente se valoraron las observaciones recibidas
En la aprobación se recogió que en el periodo de vigencia la empresa cumpliría el programa de investigación. Se planteaba, en una primera fase durante el primero y el segundo año, la recopilación de información de pozos perforados y la interpretación sísmica regional y evaluación de necesidades para una nueva campaña sísmica, así como recogida de muestras de testigos de pozos poco profundos para estudios. La inversión se concretaba en 576.000 euros en los dos primeros años. En el tercer y cuarto año, dentro de la segunda fase, se incluía la adquisición de sísmica adicional si fuera necesario, el inicio de los trámites para al autorización de la ejecución del primer pozo con estudios de viabilidad técnica y económica de la perforación; la perforación y los test de producción; el inicio de los trámites para un segundo pozo; impacto ambiental del sondeo... Se estimaba una inversión de 7,5 millones de euros.En el quinto y sexto año, dentro de la tercera fase, se realizaría la perforación, la estimulación por fracturación multilateral y ensayos de producción del segundo plazo. En este periodo la inversión sería de 7 millones de euros.
Por otro lado, el 5 de julio de 2017 la empresa Montero Energy comunicaba a la Junta su voluntad de desistir de la solicitud de permiso de investigación de hidrocarburos Edison, solicitando la devolución íntegra del depósito realizado en concepto de garantía. La Dirección General de Política Energética y de Minas aceptó el desestimiento del proyecto, que se desarrollaba entre Soria y La Rioja; autorizó la devolución de la garantía; y declaró franca el área comprendida por el permiso de investigación.