Solo la mitad del viñedo nuevo autorizado ya se ha plantado

P.V.
-

Ribera del Duero y Rueda son las zonas vitivinícolas que más han crecido desde la campaña 2015-2016, fecha en la que entró en vigor el nuevo régimen de autorizaciones planteado por la Unión Europea

Nuevos viñedos en la zona de Peñafiel de la Denominación de Origen Ribera del Duero. - Foto: Florentino Lara

Solo poco más del 57 por ciento de la superficie de viñedo nuevo concedida por el Ministerio de Agricultura desde el cambio de la legislación en la campaña 2015-2016 se ha plantado. La estrategia marcada desde la Unión Europea en 2013 aseguraba un crecimiento ordenado de las plantaciones de vid durante el periodo 2016 a 2030. Con estas limitaciones en vigor, las últimas anualidades tan solo un tercio de los viticultores castellanos y leoneses que han presentado solicitudes para plantar nuevas viñas han logrado finalmente cupo.
Pese a este régimen de autorizaciones, tan solo la mitad de la superficie concedida se ha ejecutado finalmente. En concreto, de las 3.174,13 hectáreas autorizadas en las últimas cuatro campañas a un total de 1.631 viticultores, hay inscritas en la actualidad 1.085,74 hectáreas, a las que hay que sumar otras 738 que se encuentran en estado de certificación final y que ya han comunidado la plantación, según indicaron fuentes de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta.
Por campañas, en la primera bajo el nuevo régimen de autorizaciones establecido por la Unión Europea, Ribera del Duero solicitó 896 hectáreas, de las que se concedieron 314, seguido de otras zonas vitivinícolas donde hubo 1.049,76 peticiones frente a las 641,43 hectáreas concedidas finalmente. De todas ellas, no se plantó ninguna durante el año 2016, aunque los viticultores disponen de un periodo de tiempo de tres años para hacerlas efectivas.
En la siguiente campaña, la de 2016-2017, se concedieron 500 hectáreas a Ribera del Duero, otras 68 a Rueda y 56 para otras zonas de la Comunidad distribuidas a un total de 489 viticultores. De estas, durante el año 2017, se plantaron 410,01 hectáreas (129,67 en Ribera del Duero, 267,12 en Rueda y 13,22 en otras denominaciones).
Este ha sido el año de un mayor crecimiento, ya que en la campaña 2017-2018 se concedieron 889,22 hectáreas de las 4.305,86 solicitadas a un total de 243 profesionales de las que se plantaron durante ese año 393,03 (203,09 en Ribera del Duero y 189,94 en otras zonas vitivinícolas).
Ya durante la campaña 2018-2019 hubo 1.568,5 hectáreas solicitadas en la Ribera del Duero, otras 76,22 en Rueda y 284,45 en otras zonas sin limitaciones. De todas ellas, el Ministerio solo autorizó 705,48 hectáreas a un total de 514 viticultores. En total se han plantado a lo largo de este año 72,53 hectáreas en Ribera del Duero, 151,65 en Rueda y otras 58,52 en otras zonas sin limitaciones, como indicaron las mismas fuentes.
?Durante la última campaña, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación concedió el 15 por ciento de las 7.747,5 hectáreas autorizadas en toda España a Castilla y León. Una concesión de la que la Consejería de Agricultura ya ha informado a sus beneficiarios, que tendrán hasta 2022 para ejercer su derecho a la plantación de nuevos viñedos. En la actualidad, el cultivo de la vid en la Comunidad alcanza una superficie cercana a las 80.000 hectáreas.



Las más vistas