scorecardresearch

Soria con aires modernistas

José Javier Romera Molina
-

José Javier Romera Molina viaja en el tiempo y recuerda sus niñez en la calle Estudios: 'Dejo así ordenado en el tiempo y en la historia lo que de niño tuve desordenado en mi mente, quizás por el ansia de conocer más datos de Machado'

Soria con aires modernistas

De niño siempre pensé que Machado, que vivió en dos pensiones durante su estancia en Soria, había conocido también el edificio de la calle Estudios número 6, que fue casa de mis abuelos maternos y donde yo pasé gran parte de mi infancia. Estaba equivocado. Don Antonio marchó de Soria el ocho de agosto de 1912, con la vida destrozada, una semana después de fallecer Leonor. La casa de mi abuelo José Molina fue edificada dos años más tarde por el arquitecto Félix Hernández.

En la fotografía se muestra cómo era la calle de los Estudios en los años que el poeta estuvo en Soria. A la izquierda, el taller de reparación y venta de las emblemáticas máquinas de coser Singer, local que hoy ocupa la cafetería Nueva York y que adquirió Victorino Martínez a principios de los años 50. A la derecha, el negocio de don Marcelo Reglero Pérez, donde se imprimía y editaba El Porvenir Castellano, cuya dirección corrió a cargo de José María Palacio, el «buen amigo» de Machado. 

En la imagen principal, un burro se asoma al solar en medio de la calle en la que en 1914 se construyó la casa que el comerciante Pedro Llorente encargó a don Félix: un edificio que al principio no gusó por sus aires modernistas cargados de influencias catalanas, una estética que no encajaba en la vieja ciudad castellana.

Soria con aires modernistasSoria con aires modernistas - Foto: Archivo Hco. ProvincialFélix Hernández y Giménez (Barcelona 1889-Córdoba 1975) llegó a Soria con 23 años, siendo nombrado arquitecto municipal interino en octubre de 1913 y pasando a ser titular de la plaza en diciembre del mismo año. En Soria se puso al frente del antiguo Mercado de Abastos, se ocupó de la elevación de las aguas desde el río Duero, redactó el proyecto de la Casa de la Autopsia y firmó en 1914, por encargo particular del comerciante Pedro Llorente, el proyecto del edificio de la Calle Estudios número 6, edificio claramente influenciado por el modernismo catalán, recordándonos las obras de José Puig i Cadafalch (casa Amatller) y de Juan Rubió i Bellver (Casa Roviralta).

En Soria conocería a Victoria Sanz Legaz, con la que contrajo matrimonio. En 1915 llevó a cabo el levantamiento del plano de un sector de Numancia, siendo éste su primer contacto con la arqueología, aspecto que iba marcar su vida profesional en Andalucía y Extremadura. El arquitecto dimitió de su cargo, alegando «razones de índole personal», el 20 de julio de 1915.

En estas líneas dejo ordenado en el tiempo y en la historia lo que de niño tuve desordenado en mi mente, quizás por el ansia de conocer más datos biográficos de quien siempre he admirado tanto: Don Antonio Machado.

Concebida en principio la nueva edificación para ser destinada a fábrica de chocolates y, posteriormente, a secadero de jamones y otros embutidos, no resultaron productivas ninguna de las dos actividades, por lo que finalmente fue tabicada y adaptada a viviendas.

Jamás olvidaré el intenso olor a perfumes y colonias que respiraba de niño en el portal que provenían del mostrador de la entrada donde Serafín despachaba estos productos, así como revistas y tebeos. Éste y otros muchos recuerdos afloran hoy en mi memoria y en mis cinco sentidos. Benditos recuerdos de una infancia.

Mil recuerdos de limpia y fragante felicidad…

A mi abuelo José y a mi abuela Petro, que descansan 

en la paz del Señor