Homenaje a la centenaria de Trévago

EDS
-

La Diputación provincial hizo entrega de una placa conmemorativa en el acto de homenaje que consistió en la celebración de una eucaristía en la parroquia de la localidad

Homenaje a la centenaria de Trévago

Este domingo,11 de agosto, la Diputación provincial de Soria a través del Centro de Acción Social "Moncayo" ha rendido un homenaje a Dña. Susana Lázaro Delgado en la localidad natal de Trévago con motivo de su centésimo aniversario junto a sus familiares y vecinos.

 

El acto comenzó a las 13:15 horas con la celebración de una eucaristía en la iglesia parroquial de Trévago a cargo de Alfonso García Bermejo, párroco de la localidad. Una vez finalizada la misma, la Diputación de Soria, a través del Diputado Provincial Javier Navarro Ganaza hizo entrega a la homenajeada de una placa conmemorativa de la efeméride y de una copia de su partida de nacimiento, así como Vicente Francisco Cenzano Abellán de la localidad entregó un obsequio a la homenajeada.

 

Posteriormente la familia de la centenaria invitó a todos los asistentes, tanto parientes como vecinos de la localidad, a un pequeño vino español en el Centro Social de la localidad.

 

Susana Lázaro Delgado nació en esta pequeña localidad de la rinconada un 11 de agosto de 1919, y tuvo cuatro hermanos, Modesta, Amelia y Miguel y Fernando de los que actualmente  Fernando, Modesta y Amelia todavía viven.

 

Susana ha residido toda su vida en Trévago, dónde es muy querida ya que su casa siempre ha estado abierta para todos sus vecinos, dónde vivió de la agricultura y se dedicó a cuidar la casa y a sus tres hijos que tuvo junto a su marido Sotero Pérez: Luciano de 76 años que actualmente reside en Bolivia, Eulalia de 67 que vive en Trévago con ella y se encarga de su cuidado y Sara de 65 que vive en Zaragoza.

En la actualidad tiene 5 nietos y 4 biznietos. Su  estado de salud es delicado y necesita de silla de ruedas para desplazarse, encontrándose sus habilidades comunicativas muy afectadas. Pero aun así sale de paseo por la localidad y va al bar a ver jugar a las cartas en compañía de sus familiares y de su cuidadora.