scorecardresearch

Tudanca exige a la Junta que cumpla su palabra con el 112

SPC
-

Han convocado una huelga el 15 y 16 de julio para reivindicar las mejoras vigente en su contrato y denuncian el retraso en ser recibidos por el consejero

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, se reúne con representantes de los trabajadores del 1-1-2. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, exigió hoy a la Junta de Castilla y León que cumpla su palabra, los acuerdos de las Cortes y atienda las demandas de los trabajadores del 1-1-2 y 061, un servicio esencial de la Comunidad, para la mejora de sus condiciones laborales y salariales, cuyo incumplimiento ha motivado la convocatoria de una huelga para los días 15 y 16 de julio.

Así lo trasladó en una rueda de prensa después de la reunión mantenida con el comité de empresa del 1-1-2, cuyo presidente, Domingo Largo, expresó el temor de que la nueva empresa, Ilunion Emergencias a quien la Junta ha adjudicado el contrato de emergencia del servicio tras la quiebra de la anterior adjudicataria, Grupo Norte, "quiera ir a un telemarketing puro y duro".

"Creemos que van a empeorar las condiciones", advirtió Largo, quien denunció también el retraso del consejero del ramo, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en recibirles, después de fijar una reunión para el 13 de julio, dos días antes de la convocatoria de la huelga en un servicio con 150 trabajadores.

Por su parte, Tudanca pidió al consejero que rectifique y que atienda las reivindicaciones legítimas de los trabajadores para contar con unas condiciones laborales y salariales dignas para el que calificó como un servicio esencial. "No puede ser que tengan un convenio de telemarketing", aseveró, para recordar que su grupo ha presentado iniciativas en las Cortes, como una pregunta y una moción que se aprobó en julio de 2020 para dar seguridad al empleo.

El portavoz socialista criticó que la Junta haya antepuesto el negocio al empleo público y que no escuche no atienda a los trabajadores, que, como explicó Largo, algunos trabajan diez días seguidos y once horas, lo que calificó de "barbaridad".

"Hay una realidad oculta", argumentó el presidente de comité de empresa, que explicó que es lo que les ha llevado a convocar la huelga, que no era "lo deseable", a la vez que denunció que no existe una "relación fluida" con la Consejería competente.

En concreto las reivindicaciones pasan por rotaciones antiestrés, con descansos adecuados, perfeccionar el acuerdo vigente, mejoras salariales y lo mismo para el 061. El presidente del comité de empresa precisó que hace dos años se comprometieron a mejorar las condiciones, si bien reconoció que la nueva adjudicataria "amenaza con cambios" y con implantar un telemarketing.

Según Largo, Ilunion tiene el mismo servicio en una parte de Andalucía, y "no funciona bien", por lo que insistió en que se cumpla el convenio vigente ara contar con un servicio en unas condiciones dignas.