Un Plauto inédito entra en escena en Mérida

Agencias
-

'La comedia de la Cestita (Cistellaria)' convertirá al comediógrafo latino en un personaje más a través de un texto nunca antes representado en el festival de la capital extremeña

La batalla dramatúrgica, en la que el teatro pelea contra el propio teatro con el objetivo de reírse de sí mismo y hacer reír al espectador, es el exponente de la obra La comedia de la Cestita, un texto de Plauto que viaja ahora a Mérida para su festival y para inaugurar el propio teatro romano emeritense.
Enredos en el tiempo, extrapolaciones de lugares y personajes y «mucha risa hasta que te duela el estómago» son los baluartes de esta comedia muy musical, que ayer fue presentada en la sede del Festival Internacional de Teatro Clásico.
Su director, Pepe Quero, cree que al texto de Plauto, padre de la comedia, le faltaban «unos 50 folios» y decidió darle una prolongación que va más allá -del propio enredo- o más acá -atendiendo a que todo sucede en Mérida el día de su fundación como ciudad-. Mariola Fuentes, Alex O’Dogherty, María Esteve, Jimmy Barnatán, Itziar Castro, Falín Galán, Rosa Meras y Juanfra Juárez integran el elenco de esta obra y, a su vez, la compañía teatral que Plauto tiene para escenificarla.
Un Plauto inédito entra en escena en MéridaUn Plauto inédito entra en escena en Mérida - Foto: Jero MoralesHasta este domingo, La comedia de la Cestita, también conocida como Cistellaria, estará en el Teatro Romano de Mérida para «inaugurarlo», pues corre el año 15 a.C. y el cónsul Marco Agripa hará los honores de cortar la cinta. Plauto, encarnado por O’Dogherty, prepara sin tiempo la representación.
Relaciones amorosas, desacuerdos sobre las mismas, intereses de unos y otros, y Mérida como trasfondo, con personajes y personas, actrices y actores. Algo así como un totum revolutum, pero con orden, texto, enlace y desenlace.
Es la primera vez en los 66 años de historia del festival que se representa esta obra. «Yo creo que daba miedo adaptarla», apuntó Quero para explicar esta ausencia de Cistellaria sobre la escena de Mérida. Se trata de un «texto precoz» de Plauto, «con meridiana ingenuidad y bastante tierno», añadió.
Mariola Fuentes, por primera vez en este festival, interpreta a Lena, una panadera que es la capo de Mérida, y a Fanostrata, un señora de alta alcurnia que intenta «arreglar una desaguisado juvenil». Contenta con el proyecto, Fuentes puso en valor el hecho de que «haya festival» en los difíciles tiempos que corren con la pandemia.
Por su parte, Itziar Castro, que repite por segundo año consecutivo, y María Esteve, que «casi» también estrena presencia en Mérida, pues solamente tuvo un pequeño papel durante la entrega de los extintos premios teatrales Ceres de este mismo festival en 2015, son Gimnasia y Selenia, respectivamente. Dos «quinceañeras» que ven el amor y la vida de una forma muy diversa.