scorecardresearch

La natación femenina saca la cabeza

S. Recio
-

El Club Natación Soriano cuenta tras una larga espera con un equipo de féminas competitivo

La natación femenina saca la cabeza - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez

El Club Natación Soriano cuenta esta temporada con 150 nadadores entre su equipo y la escuela formativa. 50 de ellos compiten a nivel regional e incluso tres de ellos tendrán su primera toma de contacto en citas internacionales. La entidad comienza a disfrutar del fruto sembrado en los últimos años con un modelo de entrenamiento mucho más exigente.

Con Sergio Martín como entrenador, se ha pasado a una dedicación mucho mayor, «a los nadadores les cuesta entender que para evolucionar el compromiso tiene que ser muy alto», asegura, «ahora esa filosofía ha calado y los resultados han mejorado exponencialmente en las últimas temporadas». Y no se puede medir solo en medallas.

Tras ocho años sin un buen equipo en categoría femenina, el conjunto soriano competirá de nuevo en la Copa de Castilla y León en Valladolid los días 17 y 18 de diciembre, «ha pasado demasiado tiempo pero el único secreto es que las niñas de la escuela han crecido». Ahora son 10 nadadoras las que han conseguido que la estructura femenina luzca de nuevo como se merece en la natación soriana y tienen mucho hambre de éxitos.

Calidad. En el mundo del deporte el trabajo que no se ve, la exigencia que los propios protagonistas ponen en mejorar en el día a día, suele ser la clave para después conseguir resultados. Así lo entendía Claudia Fuentemilla hace cuatro temporadas, cuando pasó de la escuela al club, «comencé a entrenar más, la exigencia también aumentó y cuando me quise dar cuenta había mejorado muchísimo», asegura esta nadadora de 14 años.

Conseguir clasificarse para la Copa de Castilla y León con el equipo solo era cuestión de tiempo, «estamos haciendo las cosas muy bien, el grupo está muy unido y eso hace que nos podamos motivar entre nosotras». Son como una pequeña familia, «la convivencia es genial y eso hace que entrenemos con más fuerza».

También la estructura ayuda, «Sergio decidió el pasado año complementar la natación con el gimnasio y la verdad es que acertó», analiza, «en mi caso he ganado mucha fuerza en las piernas y en los brazos y estoy nadando más rápido de lo que pensaba». Ella es además la única chica que competirá en encuentros internacionales.

Motivación. La llegada de nuevas nadadoras también incentivó al club. Jara Montesinos cumple su segundo año en Soria, «cuando me dijeron que llevábamos ocho años sin estar en la Copa de Castilla y León estaba muy sorprendida». Ella, una competidora nata, no concibe este deporte sin esa exigencia.

Es una líder para el resto de sus compañeras, «el secreto es entrenar cada día al máximo, seguir mejorando y motivarnos entre nosotras». Y además busca que esa convivencia sea productiva, «pasamos muchas horas juntas y no sería lo mismo entrenar solas que estar así». 

 Una forma de ver las cosas que ha traspasado al resto y con la que buscarán no solo llegar al campeonato, «vamos a por el mejor resultado». Y conseguir un pódium en los relevos puede ser el broche de oro.