Historias para reflexionar sobre la 'España abandonada'

Ana Pilar Latorre
-

El periodista Denis Escudero recoge los testimonios de vecinos de pueblos de menos de 20 habitantes, entre ellos, Valtajeros

Historias para reflexionar sobre la 'España abandonada'

«La despoblación es ya desde hace seis años una preocupación nacional. Es un tema que ha venido para quedarse». Así lo afirma Denis Escudero, redactor del programa Aquí la Tierra (TVE) y autor de La España que abandonamos, «un libro de personas, no un ensayo sobre la despoblación, con testimonios de personas que viven en pueblos de la España Vaciada, como Valtajeros». Se deshace en elogios hacia los vecinos de esta localidad y el propio lugar, al que le dedica el capítulo titulado El pueblo del viento en contra y el corazón de cara, porque a pesar de la dureza del clima su gente no es fría ni seria, sino abierta y «con muchas ganas de hablar de su pueblo», lo que contrasta con vecinos de otras localidades, sobre todos los más mayores. 
Escudero conversó con Javier Fudio y  Yoana González, una pareja joven de allí que aunque vive en Logroño va cada fin de semana a la casa familiar del pueblo; y con Isidro González, Natividad Domínguez y Amador Valer. El denominador común:el «orgullo» que sienten por su pueblo. Para Escudero, es muy relevante que una localidad que llegó a tener 300 habitantes siga peleando por mantenerse en los 20 desde los años 80 y ha podido conservar su ayuntamiento. «Son pueblos que si no han desaparecido ya es precisamente por ese orgullo y ese amor a la tierra», apunta haciendo referencia a la creación de asociaciones para mantener fiestas y tradiciones y organizar encuentros.
resistencia. Para el autor, los términos de España Vacía o Vaciada han servido «para enmarcar el problema, ponerle un titular y que se hablara de ello», pero los rechaza porque «todavía no está vacía y, aunque haya quedado vaciada, es poner el enfásis en la gente que se fue y quitarle el mérito a la gente que se quedó resistiendo en esos pueblos y los ha mantenido en pie con mucho esfuerzo». Él sugiere la España Abandonada, «porque se la dejó de lado cuando comenzó el éxodo rural y la despoblación». 
Escudero distingue varias fases de este fenómeno y cree que ahora podría estar en la última y definitica, ya que los pueblos están perdiendo sumotor económico (pensiones de los mayores que fallecen). Por otro lado, se da la «paradoja» de que «en los últimos años la gente, cansada de las ciudades, está volviendo al pueblo en pequeño pero constante goteo» y ahora con la pademia también se ha visto que «hay otro tipo de vida». 
El periodista, muy condienciado con el tema, cree que se debe actuar ya, porque «se ha mirado para otro lado» y muchos políticos no pensaban que se fuera a llegar a esto. La despoblación es, para él, «una patata caliente que está sobre la mesa».