Suso Seca

Periodista


En 'proemoción'

Sí, amigas y amigos, ver al Numancia en los puestos de promoción nos llena de emoción a todos. Es increíble porque muchos lo damos por algo normal, pero es una gesta continua el poder disfrutar año tras año del equipo soriano en la categoría de plata del fútbol español. Este deporte lleva años perdiendo su esencia, hemos pasado de aquel de poder a poder, del once contra once, del no hay rival pequeño, a un fútbol donde los millones de euros que mueve es vergonzoso frente a los miles de dramas económicos que sufren los ciudadanos. Es como aquel que pregunta «Si por cada vez que te haces el amor a ti mismo metieras un euro en una hucha ¿qué te comprarías?» Y el otro contesta, «a Neymar».
Pero el Numancia todavía conserva esa esencia que, bajo mi modesta opinión, es la clave de su éxito. No volverse loco fichando, sondear el mercado modesto de jugadores y que los fichajes que llegan cada año se empapen de la lucha numantina. La canción de Julio Iglesias de la vida sigue igual podría definir la esencia numantina, «al final, las obras quedan, las gentes se van. Otros que vienen las continuarán… La vida sigue igual». El día que se pierda esta esencia se acabó lo que se daba, esperemos que el poderoso caballero Don Dinero que domina el fútbol no devore al club, pero mientras tanto esperemos que la vida siga igual y nos llenemos de emoción con el Numancia y con todo el deporte soriano en general durante muchísimos años. El orgullo de la lucha en los 



Las más vistas

Opinión

Borrel me inspira

Es bueno saber de qué están hechos los objetos que ansiamos en esta vorágine de consumismo, cómo y por quién se han elaborado y las consecuencia de su uso