Sergio Romero, a por el regional de motocross

S.Recio
-

El piloto de San Esteban de Gormaz afronta el Campeonato de Castilla y León buscando ser el mejor de la comunidad en su categoría

Sergio Romero, a por el regional de motocross - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

GALERÍA

Sergio Romero, Circuito San Esteban de Gormaz.

Con tan solo 10 años, Sergio Romero veía su primera carrera de motocross, su tío le mostraba este deporte. Con 18 años recuerda ese momento como uno de los más bonitos de su vida, «desde ese instante sabía que tenía que dedicarme a practicar este deporte». A los 14 años se ponía el mono y comenzaba a competir de forma oficial, «al principio a mis padres no les hacía mucha gracias y siempre me repetían que tuviese mucho cuidado». Ahora y tras cuatro temporadas, defiende el tercer puesto logrado en el Campeonato de Castilla y León. Fue el año de su consolidación, el de su primera experiencia en una cita nacional, «correr con los mejores y además hacerlo en casa, en San Esteban de Gormaz, fue impresionante». 
Finalizaba esa carrera el duodécimo, una impresionante posición que ahora le hace estar más convencido de que va por buen camino, «no me esperaba estar en esas posiciones y eso me deja claro que puedo competir a un gran nivel en el motocorss español». Esta temporada prepara ya el asalto al campeonato regional, «puedo ser el mejor de la comunidad». Ambición y amor por el motor desde la Ribera soriana. 
autodidacta. Prácticamente cada día, Sergio Romero coge su moto y se va a entrenar. Tiene el circuito de Cabeza Perro, «normalmente entreno con un compañero de El Burgo de Osma, prácticamente hacemos todo nosotros». Cuando no pueden viajar «subimos y entrenamos al lado de casa». Siempre con el cuidado necesario parar respetar la mecánica de la moto, «si se rompe algo me lo tengo que pagar yo». La falta de patrocinadores lo convierten en un piloto muy cerebral, «me gusta tener todo controlado, cada detalle es importante». 
Cuando va a las carreras su tío siempre le acompaña, «el viene conmigo y se encarga de preparar la moto y arreglar los fallos». Sergio ayuda en todo lo que puede, «voy aprendiendo de todo lo que él hace porque hay ocasiones en las que no me puede acompañar y tengo que apañarme yo solo». Una vez que sale al circuito «me gusta conocer cada matiz del recorrido y los rivales». Siempre realiza carreras de menos a más, «suelo tener claro lo que tengo que hacer».
También sabe perfectamente hacia donde debe enfocar la preparación, «mejorar la velocidad cada día, mejorar las trazadas y la técnica». En esta pretemporada ha puesto especial atención en dos matices, «afinar el paso por curva para no forzar tanto la moto», y sobre todo el salto, «cuando los afronto me cuesta mucho doblar la moto y pierdo mucha velocidad respecto a mis rivales». Insiste mucho en ese matiz y por eso repite una y otra vez ese aspecto hasta llegar a ser enfermizo, «viendo donde estoy a nivel regional, si consigo ir puliendo esos detalles puedo conseguir estar en los más alto del pódium».
Su futuro sigue pasando por el motocross, «sé que es difícil pero me gustaría seguir con esto muchos años». Romero aclara que «en España este deporte está creciendo pero no tiene nada que ver otros países europeos o con Estados Unidos, allí es como aquí el fútbol».
competición. La cita más importante para Sergio Romero esta temporada será nuevamente el Campeonato de Castilla y León. Son siete pruebas en la que la regularidad es muy importante . El año pasado conseguía ser el tercero de la región, «me quedé muy cerca de la segunda plaza tras hacer un cuarto puesto en la última prueba». Aun así el balance era muy positivo, «no me esperaba este gran resultado, fue un buen año en el que a pesar de comenzar algo mal, fui poco a poco mejorando».
Esa evolución es la que le hace afrontar el campeonato «con el objetivo de ganarlo». Un título le daría un buen impulso mediático para conseguir más patrocinadores y poder seguir dando pequeños pasos en el Campeonato de España.
Cuenta con al experiencia de su primera prueba de este tipo la temporada pasada en San Esteban de Gormaz, «lo que más te sorprende es tener dos tandas de entrenamiento, con esto puedes preparar mejor la carrera». También le llamaba la atención el carácter de los pilotos, «aquí no hay ninguno que no salga a ganar, hay que adaptarse a ese tipo de carreras». Así vive Sergio Romero su explosión en el motocross, ahora llega la hora de lograr su consolidación y ser el mejor de la comunidad.