'Soria Talent' o la búsqueda del talento autóctono

Nuria Zaragoza
-

Arranca la primera fase del concurso de talentos sorianos

Talento autóctono - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

GALERÍA

Soria Talent.

- Somos The Greatest School. Vamos a hacer una canción de la película The Greatest Showman, que habla de que hay que dar una oportunidad a la gente porque todos tenemos un talento. Nosotros hemos juntado personas con diferentes talentos para crear este espectáculo.
- ¿Y qué talentos nos vais a dar a conocer? 
- Hay gente talentosa con el instrumento, otros que son buenos bailarines, buenos cantantes, buenos haciendo piruetas... y lo más importante es que somos un grupo unido. 
- Pues ¡vamos a ver esos talentos!
Se hace silencio y suena, al piano, la primera nota de la canción principal de la película de Michael Gracey que le llevó a los Óscar. ¡Comienza el espectáculo! 
Música, baile, instrumentos, canto en solitario y en coro, acrobacias... desfilan por el escenario instalado en la nave de El Hueco. Es Soria Talent. Y The Greatest School es uno de los 60 inscritos en esta primera edición del «concurso que busca poner en valor a todos aquellos participantes de diferentes edades, colectivos... con el fin de que puedan mostrar sus talentos, darse a conocer y, a la vez, optar al premio económico de 1.000 euros». 
primeras pruebas. Arranca Soria Talent. El concurso de talentos con dni soriano ya suena. Ya danza. Ya canta. Ya late. Se mueve, grita, silencia, habla (hasta al revés), ilumina, salta, ríe, hace reír, llora, encoge... Ya emociona. 
Soria Talent está en marcha y la participación ha superado con creces las expectativas. «Esperábamos unos 30 y al final han sido 60. Hemos duplicado el objetivo inicial y, además, en torno al 33% son menores de edad, lo que evidencia que en Soria el tema del talento tiene futuro», felicita Iván Manrique, el promotor de este proyecto en el que ha embarcado a un «gran equipo» integrado por profesionales del sector, compañeros, amigos... así como «más de 20 voluntarios» que colaboran en la organización. 
Ellos son precisamente un eslabón principal en estos primeros días de trabajo. Porque durante toda esta semana se celebran en la nave de El Hueco las pruebas previas, la fase anterior a las galas de selección donde se evalúa si todos los inscritos cumplen las normas exigidas en las bases. Para ello, deben interpretar «el mismo espectáculo» que presentarán después ante el público.  
Esta primera fase durará hasta es domingo. Apartir de aquí, quedará por decidir la distribución de las actuaciones en cada una de las tres galas previas que se desarrollarán los días 1, 13 y 27 de febrero. De cada una de estas saldrán tres finalistas, nueve en total. Su elección caerá en manos del jurado, integrado por «gente dedicada profesionalmente al mundo artístico, gente de Soria o vinculada con Soria». Los nueve finalistas llegarán a la gala final que tendrá lugar el 14 de marzo en la Audiencia. 
Sobre el escenario se podrá ver «mucho canto, gente que toca instrumentos, baile... pero, también, monólogos, recital de poesía, baile, malabarista con fuego...». ¿Lo más raro?, «Un niño que habla al revés», apunta. Porque la juventud es una de las señas de identidad de esta primera edición. De hecho, el participante más joven apenas tiene tres años. En cuanto al nivel, Manrique reconoce que «hay de todo», pero asegura también que se están «sorprendiendo» gratamente tanto por la calidad como por la variedad. 
NERVIOS E ILUSIÓN. Entre bambalinas, los nervios se dejan sentir. Los integrantes de The Greatest School, medio centenar de jóvenes de segundo y tercero de ESO del Politécnico liderados por su profesora de música, Melani Rodríguez, se preparan para mostrar su actuación. Lo hacen en una sala anexa que la organización ha preparado para recibir a los participantes y acomodarlos hasta que llega el momento de salir al escenario. 
Frente a la mesa de los ‘Ristos’ sorianos, las caras cambian. Se nota tensión, pero también emoción. Una de las integrantes hace la presentación y responde a las preguntas de Iván Manrique. Resueltas las dudas, ¡es momento de empezar! 
«Ha salido bien», se felicitan. Superada la prueba, Melani Rodríguez reconoce que tanto ella como los chicos lo han vivido «con mucha ilusión». Y, explica, «es una manera de demostrar y sacar fuera del aula todo lo que ellos trabajan a diario. Lo que vamos ido aprendiendo a nivel de conocimientos, aplicarlo de modo práctico. Y ¡qué mejor que crear una combinación de danza, música en directo, piruetas...! Al final, es un trabajo en equipo donde sale a relucir el talento de cada alumno», resume para justificar la presencia de este grupo de alumnos (que ensayan incluso en el recreo) en Soria Talent. Samuel, Marina, Andrea,Ariadna, Berta, Paula... son algunos de los integrantes de The Greatest School y todos coinciden en la oportunidad que ha supuesto esta cita para conocerse y mostrar los talentos individuales bajo un todo que les hace mucho más fuertes. 
«vivir la experiencia». Patri (19 años) y Daryl (16 años) son las siguientes en actuar. Ellas apuestan por la danza. «Hemos presentado una canción del grupo musical K-Pop que se llama Feel Special. En el K-pop se pone mucha atención a los detalles y son bailes muy trabajados. Nos llamó la atención su esfuerzo y dijimos, ¡vamos a intentarlo!», explica Patri. Ensayan en un gimnasio de Soria y, reconocen, han participado en Soria Talent «por vivir la experiencia». De hecho, si llegan a la final, no podrán acudir, anuncian ya con pena. 
Luna (15 años) presenta una canción -con mensaje reivindicativo- que ha compuesto ella misma [escribe poesía desde niña]. Apenas hace tres meses que se estrenó con la guitarra pero se defiende bien. «Me he animado a presentarme porque, ya que Soria es una ciudad pequeña, darle vida, poder demostrar que Soria tiene talento y no somos lo que dicen, que hay gente que quiere salir a la luz, gente que tiene ganas de hacer cosas nuevas», justifica. Admite que no llegó nerviosa pero su tensión se disparó «mucho» al estar ante los focos. «Me ha impresionado mucho, no me esperaba así», reconoce con una sonrisa. Los nervios, dice, le han traicionado y la actuación no ha salido tan bien como le gustaría. Pero hoy no es la final, así que todavía hay opciones. 
Ella ya tiene claro lo que hará con el premio, si lo gana. Grabará un single.«Me gustaría muchísimo llegar a la final y ganar porque así tendría ya cierta publicidad por el hecho de haber ganado Soria Talent. Eso ya anima mucho», sentencia.