Diferencias en torno al SMI de 950 euros

Ana Pilar Latorre
-

El presidente de FOES cree que la subida es «un mal menor» y el secretario de CC.OO. destaca que es un paso más hacia el objetivo

Diferencias en torno al SMI de 950 euros

El Gobierno, los sindicatos y la patronal pactaron este miércoles, en la Mesa del Diálogo Social, incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 950 euros. Para el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) y de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES), Santiago Aparicio, «es algo que no gusta al mundo empresarial pero, lógicamente, somos conscientes y consecuentes con nuestros actos». El SMI de 950 euros «es el mal menor que está pactado por las tres partes dentro del Diálogo Social, que creo es lo importante», ya que considera que es «una herramienta fundamental para llegar a acuerdos en materias en las que hay discrepancias». «La patronal siempre ha defendido la negociación y para llegar a acuerdos siempre hay que ceder algo», apunta.  
Por su parte, Alberto Santamaría, presidente de la Cámara de Comercio de Soria, cree que se ha llegado a un acuerdo en base a las competencias de las tres partes y que «habrán estudiado qué sectores son los más afectados o los que necesitan alguna ayuda complementaria para ser competitivos». Pone como ejemplo la industria manufacturera y de recolección, donde la subida del SMI incide en la competitividad y las exportaciones. 
Por otra parte, entiende que el dinero que se destina a sueldos incentiva directamente el consumo y el mercado, pero «no podemos dejar que nuestras empresas dejen de ser competitivas por ello». Por ello, desde su posición llama «a que se vele también por no mermar la competitividad de las empresas de determinados sectores». En cuanto a las pymes, opina que si los salarios están a ese nivel es porque están compitiendo y pueden ajustarlo, pero cree que habría que estudiar la situación de pequeñas empresas que no pueden competir con grandes multinacionales y plataformas. 
Para los sindicatos, la subida acordada es un paso más hacia el SMI de 1.200 euros a final de la legislatura. Javier Moreno, secretario general de CC.OO. en Soria, cree que es una medida «muy positiva». «El Gobierno está hablando de un incremento del 60% de la media», pero los sindicatos reclaman que como mínimo en estos cuatro años se llegue a 1.200 euros brutos mensuales multiplicado por 14 pagas. Lo que también subraya Moreno es el valor de las mesas del Diálogo Social porque después de que el «gobierno de turno haya legislado unilateralmente sobre el mercado de trabajo sin contar con sindicatos ni patronal», ahora se recupera la negociación entre Gobierno,  empresas, CC.OO. y UGT. 
«Tenemos voz en la mejora del mercado de trabajo» y «cuando nos sentamos patronal y sindicatos somos capaces de llegar a acuerdos», apunta. Destaca que afecte a trabajadores con las rentas más bajas y que incluso el colectivo de autónomos lo considera positivo, porque «si los trabajadores con las rentas más bajas suben poder adquisitivo, aumenta su capacidad de compra y gasto, lo que beneficia a pequeños autónomos y la economía se reactiva». Insiste, además, en que «no hay que tener miedo a que se vaya a destruir empleo, cuando se subió a los 950 euros la realidad ha sido lo contrario y se ha creado más empleo que el que había con anterioridad».