¿De quién es la Fuentona?

Henar Macho
-

Al margen de polémicas sobre su atribución, los Consistorios de Muriel de la Fuente y de Cabrejas de Pinar coinciden en su valor como reclamo turístico para Soria

¿De quién es la Fuentona? - Foto: Eugenio Gutiérrez MartÁ­nez

El enclave de La Fuentona está declarado Monumento Natural por la Junta de Castilla y León.  La Fuentona y el Sabinar de Calatañazor, forman parte de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León y son, por tanto, lugares de especial interés de la comunidad. La Fuentona sigue siendo el lugar con mayor número de visitantes, 90.144 en 2018, por encima de las 19.056 del Sabinar.
El término municipal de Cabrejas del Pinar cuenta con 12.390 hectáreas de las cuales 5.000 son pinares, alrededor de 1.000 son para cultivo agrícola y el resto pertenecen al monte de sabinas, El Enebral, de importante valor ecológico. Al sur del término se encuentra La Fuentona, que «es propiedad de Muriel de la Fuentes pero está dentro del término municipal de Cabrejas del Pinar», tal y como sostiene el alcalde del municipio, Fidel Soria. 
«Nosotros nunca hemos dicho que la Fuentona sea propiedad de Cabrejas del Pinar, lo único es que está enclavada en su término municipal. Es una finca particular de alguien de Muriel de la Fuente porque hay muchos terrenos de particulares de Muriel que están dentro del término», detalla Soria. No obstante, para cualquier actuación que se hace dentro de La Fuentona, es el Ayuntamiento de esta localidad el que debe autorizarlo. «Por ejemplo, cada vez que entran los buceadores, a través de Medio Ambiente nos piden los permisos al Ayuntamiento», explica. 
El regidor de Cabrejas destaca lo valioso que resulta contar con una reclamo turístico natural como La Fuentona. «Bienvenido para todos, porque por la carretera que pasa por el Sabinar viaja mucha gente que viene de visitar Calatañazor, La Fuentona y continúan la ruta por el Cañón del Río Lobos, o por la Laguna Negra». Algo que se traduce también en apoyo económico institucional. La Junta concedió en 2019 a la provincia de Soria, 115.500 euros para sufragar hasta el 50% de los gastos de mantenimiento y explotación de las depuradoras cuyos vertidos afectan a dos espacios naturales protegidos: el Parque Natural del Río Lobos y el Monumento Natural de La Fuentona. La Diputación recibió, como beneficiaria en los dos casos, 111.500 euros y el Ayuntamiento de Muriel de la Fuente, 4.000 euros. La población beneficiada fue de 450 habitantes, correspondientes a los dos ayuntamientos ubicados en el espacio de La Fuentona.
«Las subvenciones se reparten entre los tres municipios», explica el alcalde, aludiendo a las cuantías destinadas al desarrollo endógeno y la mejora de la calidad de vida de las Zonas de Influencia Socioeconómica (ZIS). Los ayuntamientos obtuvieron en 2018 una cuantía para la Reserva Natural del Sabinar y la Fuentona de 12.419,3 euros. Las actuaciones consistieron en la reparación de la cubierta de la Casa Consistorial de Calatañazor, la reparación del Ayuntamiento de Cabrejas del Pinar, y la solera de hormigón del Ayuntamiento y una actuación en la zona infantil y la colocación de juegos saludables en Muriel de la Fuente.
Sin egoísmo. La Casa del Parque, situada en el Palacio de Santa Coloma, en Muriel de la Fuente, entre el Sabinar de Calatañazor y La Fuentona, es el punto de información oficial para los turistas. «Según la ley, si lo hubieramos solicitado, al ser el Ayuntamiento de Cabrejas elque tiene más habitantes, se hubiera constituido en Cabrejas, pero lo suyo es que se hiciera cerca de Muriel de la Fuente».  
La alcaldesa de esta última localidad, Belén Antón, coincide con el regidor de Cabrejas en que los terrenos de La Fuentona son propiedades de Muriel. «En su día hubo un litigio y los juzgados de Soria fallaron a favor de Muriel pero lo llevaron al Consejo de Estado y Muriel ya no se personó. Por eso la jurisdicción es de Cabrejas», relata Antón. «El término municipal de Muriel son unas 300 hectáreas y de coto tenemos 3.200, que es lo que debería de ser el término municipal. A la hora de dar las ayudas, va por municipios, así que perfectamente podría haber ido todo a Cabrejas y nada a Muriel porque tenemos una parte muy pequeña de terrenos en la zona de protección, aunque después se ampliaron», sostiene la edil.
«A La Fuentona se accede por Muriel, aunque el municipio de referencia es Cabrejas porque es el término», insiste la alcaldesa, que lamenta que se atribuya erróneamente el monumento, algo que incide en la afluencia de turistas a su pueblo. «Los visitantes apenas entran al pueblo. El restaurante, desde que está abierto, es un aliciente para entrar y esperemos que poco a poco vayamos haciendo cosas para que tenga más interés y que pueda haber más desarrollo económico dentro del municipio a través del turismo», sostiene Antón. 
La alcaldesa manifiesta, al igual que el edil de Cabrejas, que se trata de un recurso dinamizador que beneficia a todos, «con independencia de si está en nuestro municipio o en el de al lado. Pero es una pena porque al final el dinero que podría venir se ha repartido cuando el otro ayuntamiento no ha puesto nada y nosotros tenemos ciertas restricciones a la hora de cortar chopos o disponer de las tierras», asegura.