scorecardresearch

Liceras dejará de decir 'de este agua no beberé'

S.Recio
-

Comienzan las obras de abastecimiento tras cinco años en los que la contaminación por arsénico del agua ha hecho que tengan que utilizar el producto embotellado o utilizar el depósito de la Diputación de Soria

Liceras dejará de decir 'de este agua no beberé'

Una pala excavadora en la zona más alta de Liceras es una de las imágenes que más tiempo llevaban esperando sus vecinos, concretamente cinco años, los que llevan en la localidad sin agua potable por contaminación por altos niveles de arsénico, "ese día a mí se me caían las lágrimas", recuerda su alcalde, Timoteo Arranz, "era una gran emoción de ver qué empezaba algo de lo que había esperado tanto tiempo, incluso fueron unos cuantos más los que se emocionaron.

Hace una semana se iniciaban las obras de abastecimiento de agua gracias a una inversión de 279.000 euros subvencionada al 40% por la Junta, al 40% por la Diputación de Soria y al 20% por el propio municipio, "no estoy contento, estoy lo siguiente". El primer paso será la captación subterránea, un nuevo depósito y la instalación de tuberías, "ya me da igual que sean seis, siete u ocho meses, pero ya al menos vemos que esto va a ser posible". De hecho la próxima semana comenzarán los trabajos de sondeo, "nos han dicho que no pasarán más de tres o cuatro días".

Ahora los vecinos ven la luz al final del túnel, un problema del que se cumplen ya cinco años y que no solo afecta a sus 47 vecinos empadronados, sino a los cientos de personas que viven en verano en la localidad.

Liceras dejará de decir 'de este agua no beberé'Liceras dejará de decir 'de este agua no beberé'

Turismo. El alcalde es rotundo, "aquí llegan a convivir más de 600 personas". Muchos visitantes a los que cada verano deben explicar que no pueden utilizar agua del grifo, "es una molestia tener que recordarlo cada año pero esta vez por fin hemos podido anunciar novedades".

Mucho de sus visitantes proceden de Cataluña. Es el caso de José Luis Gómez que llega cada año de Barcelona, "estos años nos apañábamos cogiéndola del deposito, era lo que tocaba". Con tres niños esto supone un avance, "siempre es mejor funcionar con el grifo, seguro que el verano que viene cuando volvamos lo tendremos". 

De Girona procede Jordi Dalmau, "intento venir cada año desde que era pequeño". Reconoce que "complica mucho la cosa el tener que ir a por agua, aunque pienso más en las personas que pasan aquí todo el año, esto les dará más comodidad, a los que más a las personas mayores".

Liceras dejará de decir 'de este agua no beberé'Liceras dejará de decir 'de este agua no beberé'

Juana Bahon es una de esas personas mayores, procede de La Rioja y muestra una sala llena de garrafas, "voy con todas ellas y las lleno para tener agua". Así cada verano, "buenas ganas teníamos de esto y ahora ya vemos la zanja hecha, espero que dentro de poco tengamos el agua en casa".

Aunque todavía es pronto para dar un plazo concreto, las obras hacen que los vecinos de Liceras y también todos sus visitantes tengan un motivo más para seguir en el pueblo, uno tan vital como tener agua potable en casa. Si los datos de 2021 del Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo reflejan que son actualmente 33 los municipios con este problema en la provincia, todo hace indicar que pronto serán 32.