Los pueblos lideran la oferta de suelo industrial

Nuria Zaragoza
-

En espera del desbloqueo de Valcorba, el medio rural destaca en la atracción de inversión en la provincia con 100 hectáreas disponibles. Ágreda y Ólvega suman quince nuevos proyectos empresariales en curso

Los pueblos lideran la oferta de suelo industrial

En plena era de lucha contra la despoblación y después de realizar decenas de estudios, consultas, análisis y contra análisis en busca de la fórmula milagrosa que permita combatir este mal endémico, la conclusión hace tiempo que está ya clara: el futuro de Soria, y de la España Vaciada en general, pasa por generar empleo. Por atraer inversión. Por dinamizar el territorio. 
No es tarea sencilla en tiempos en los que la competencia por captar empresas es feroz. No obstante, los municipios sorianos pugnan en esta ‘batalla’, dispuestos a ofrecer las mejores condiciones para ser los elegidos. 
La provincia cuenta en estos momentos con más de un millón de metros cuadrados ya calificados, urbanizados y con todos los servicios. Listos para invertir. Están repartidos en una veintena de polígonos industriales, todos localizados en el medio rural. Porque hace ya tiempo que la capital no cuenta con suelo público. 
No entra en este recuento el más de un millón de metros cuadrados de la primera fase de Valcorba ni tampoco las 148 hectáreas del PEMAque, aunque están desarrollados, no están operativos por ahora. 
carbonera de frentes
Ante la carencia de suelo público en Soria y la demanda empresarial no cubierta, comenzaron a surgir iniciativas de suelo industrial privado en los entornos de Soria. Carbonera fue uno de ellos. Lo arrancó la iniciativa privada y, después, la Junta de Compensación lo pasó al Ayuntamiento. 
Es la oferta de suelo industrial más próxima a la capital (a apenas nueve kilómetros). Su polígono se localiza en la N-122 y en estos momentos está ocupado en su totalidad, por lo que el Ayuntamiento trabaja ya en una ampliación de 16 hectáreas, anuncia el alcalde, Benito Serrano. 
La modificación puntual de las normas urbanísticas municipales necesaria para clasificar el terreno como suelo urbanizable industrial (estaba clasificado como suelo rústico común) ya está aprobada por el Gobierno regional pero queda «pendiente un trámite en la Confederación Hidrográfica del Duero». Para agilizar este proceso, Serrano ha solicitado ya una reunión al organismo de cuenca. El objetivo es «desbloquear» la situación y poder comenzar a desarrollar la ampliación (que llega hasta el límite del término municipal), dado que «hay demanda», asegura.
Los ayuntamientos no pueden ofrecer oficialmente el suelo a coste cero. Para salvar esta ‘traba’, Golmayo -y varios ayuntamientos más- han optado por aprobar diferentes desgravaciones, bonificaciones y ayudas. El objetivo, que al empresario el terreno le salga a un coste«simbólico». «La idea siempre ha sido la misma, facilitar el suelo para que, sin generar costes, podamos generar empleo», sentencia Serrano. 
navalcaballo
Fue la apuesta de un grupo de empresarios sorianos, respaldados por el Ayuntamiento de la localidad. El polígono de Navalcaballo se enclava en la carretera comarcal SO-100, a apenas doce kilómetros de Soria. Cuenta con una vía de conexión directa con la A-15, un camino asfaltado que conecta directamente con Lubia y que está pendiente de que las administraciones señalicen, reclama el teniente de alcalde de la localidad, Andrés Muñoz. 
Nueve empresas dan empleo a «unas 140 personas» en estos momentos, si bien hay «suelo industrial libre, tanto de propiedad municipal como de particulares, como para acoger a cualquier empresa que esté interesada». En total, unos 60.000 metros cuadrados libres, de los que «30.000 aproximadamente son de propiedad municipal y, de estos, hay una parcela de 10.000 metros a coste cero ofertada mediante un convenio de colaboración. Además, el Ayuntamiento cuenta con cuatro parcelas de 2.500 metros, a la venta por 27 euros el metro cuadrado», especifica el portavoz municipal.  
El polígono cuenta con su propia página web (https://navalcaballosueloindustrial.es) donde se pueden consultar las parcelas libres, así como sus condiciones de venta. El polígono cuenta con agua, alcantarillado, alumbrado, conexión A-15, luz, gasolinera, posibilidad de gas y las parcelas más caras se ofertan a 35-40 euros el metro cuadrado. Aunque actualmente no hay ayudas ni bonificaciones fiscales, el concejal asegura que el Ayuntamiento «está abierto a aprobar en cualquier momento las ayudas, según las necesidades de las empresas. Les damos todas las facilidades, como hemos hecho hasta ahora con las que hay», destaca. 
almazán 
Almazán cuenta con «algunas parcelas disponibles que cuentan ya con todos los servicios (red de abastecimiento, viales, saneamiento, pluviales, electricidad media y baja tensión, alumbrado público, telecomunicaciones, gas y comunicaciones)» y, además, dispone de terrenos rústicos anexos para poder plantear su desarrollo en caso de que exista demanda. 
El coste estipulado del metro cuadrado en el polígono industrial es de 28 euros, mientras que en el agroindustrial es de 25. No obstante, el Ayuntamiento cuenta con ayudas de industrialización, destinadas a rebajar el precio por empleo generado, lo que permite reducir los costes del suelo a cero. Además, cuenta con una bonificación del ICIO (impuesto de construcciones) del 95%.
arcos de JALÓN
«50.000 metros cuadrados urbanizados y con todos los servicios». Es la disponibilidad de suelo industrial de Arcos de Jalón, resume su alcalde, Jesús Ángel Peregrina. Cuentan además con «150.000 metros cuadrados disponibles más» para una «futura ampliación» en caso de demanda. 
El polígono de Arcos, no obstante, es gestionado por la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes), dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. El precio «está tasado en 40 euros el metro cuadrado, muy elevado si tenemos en cuenta las condiciones de otros polígonos próximos», asume el alcalde. Por ello, Peregrina tiene previsto solicitar una próxima reunión con Sepes para negociar algunas alternativas que permitan hacerlo más competitivo. «Vamos a proponerles la posibilidad de que nos cedan suelo a un precio simbólico o muy bajo para que pueda ser atractivo y, si no es posible, llegar a acuerdos para hacer determinados descuentos», anuncia el regidor. Además, reclamarán la cesión de algunas parcelas «para construir naves nidos para emprendedores. Para que, si no viene nadie de fuera, al menos ayudar a los que se quedan», justifica. 
A mayores, van a analizar la posibilidad de tramitar una modificación puntual de normas para variar la calificación del suelo de Horta Coslada y que se pueda abrir a otras actividades. «Si Horta no pueden retomar su actividad aquí, queremos ver si se puede alquilar o vender a otros. Son 36.000 metros de nave y una parcela de 200.000 metros que hay que poner en valor», considera Peregrina, quien destaca el potencial del polígono de Arcospor su ubicación, a medio camino entre Zaragoza y Madrid, porque cuenta con infraestructuras, la autovía A-2, el ferrocarril, todos los servicios (incluida gasolinera)... «La situación y condiciones son inmejorables pero no terminan de fijarse en nosotros. Es cierto que la inversión se fija en zonas limítrofes a las grandes ciudades y en focos de desarrollo, pero eso no debe ser una excusa y debemos seguir luchándolo», emplaza. 
medinaceli
En similares términos se explica el alcalde del pueblo vecino, Medinaceli. Felipe Utrilla reconoce contar con una «posición estratégica» pero admite también que «no hay ya la ilusión de antes para invertir» y «se ha paralizado mucho». 
Allí cuentan con un polígono industrial en el que aún hay libres 50.000 metros cuadrados, «con todos los servicios, a falta solo de alguna pequeña obra de urbanización». La depuración, uno de los asuntos que estaba pendiente, ya está «adjudicada», destaca Utrilla.
El precio del suelo oscila según se trata de parcelas de primera línea o secundaria y los metros solicitados. No obstante, el precio máximo es de 30-35 euros el metro cuadrado y, «de media, sale a la venta por 24-25». Además, destaca el regidor, «el precio del suelo es bonificable hasta un mínimo de 8-10 euros». 
ólvega
Es el ejemplo en el que todos los pueblos de Soria se fijan. Por su potencial para atraer inversión, por su capacidad de reinvertarse, por la apuesta de todo el pueblo por ser referencia industrial. 
Según explica su alcaldesa, Elia Jiménez, su polígono cuenta en total con 1,5 millones de metros cuadrados, de los que hay libres «aproximadamente 500.000 metros cuadrados entre terrenos de propiedad municipal y particular. De estos, 200.000 están ya desarrollados y son de titularidad pública, mientras que otros 300.000, de propiedad privada, están sin urbanizar pero son de fácil ejecución en caso de demanda». 
El polígono Emiliano Revilla (en honor a quien ha sido motor industrial de la localidad), oferta el suelo a «15-30 euros el metro cuadrado según zona, necesidades de terreno...». El Ayuntamiento dispone de una bonificación del ICIO (impuesto de construcciones) de «hasta  el 95%», explica Jiménez. 
Además, apunta, en Ólvega existe la posibilidad de instalarse en naves ya construidas (lo que permite acortar los tiempos), ocupando las construcciones cerradas en los últimos años de crisis. Aunque son de propiedad particular, desde el Ayuntamiento se colabora en la mediación. 
ágreda
«En estos momentos hay suelo industrial disponible en Valdemiés II y La Dehesa, aproximadamente 50.000 metros cuadrados. Además, de cara al futuro, tenemos previsto habilitar más zonas de suelo industrial», resume el alcalde de Ágreda, Jesús Manuel Alonso, quien recuerda así el proyecto de un macropolígono de 90 hectáreas presentado en su día.
Ambos polígonos cuentan con «con todos los servicios» y se ofertan « a partir de cinco euros el metro cuadrado», si bien, advierte el regidor, en precio varía en función del volumen de la inversión, de los puestos que se crean...». El Ayuntamiento cuenta además con una «bonificación del ICIO de hasta el 95%» y ofrece «cooperación en todo momento para el asentamiento de la empresa, ayudando en la tramitación y cooperando con otras administraciones para la solicitud de ayudas». 
matalebreras
Matalebreras ha sabido aprovechar las sinergias que supone estar ubicado en un punto estratégico y en el foco de atracción más importante de la provincia y el Ayuntamiento ha desarrollado una zona industrial de unos 12.000 metros cuadrados. Tras ejecutar la urbanización, ofrecen cinco parcelas que suman «unos 7.000-8.000 metros, con todos los servicios», indica su alcalde, Pedro Ignacio Sebastián. Cabe recordar que, en el marco de las ayudas lanzadas por la Diputación para mejora de polígonos industriales, Matalebreras realizó obras por valor de 84.000 euros (urbanización, telecomunicaciones, luces led...).
Según indica el regidor, el precio del suelo es «a negociar con el Ayuntamiento», si bien asegura que se trata de «un precio simbólico», siempre y cuando «se asegure que la inversión se queda en el pueblo (que no cobran la subvención y se van) y que al menos parte de la plantilla se empadrona en el pueblo».  Además, desde el Ayuntamiento se ofrecen «todas las facilidades para promover la inversión», garantiza. En 2018, cabe recordar, el Pleno aprobó «ayudas para la promoción del establecimiento de proyectos empresariales en Matalebreras», destinadas a la adquisición de suelo industrial o agroindustrial.  
el burgo de osma
El Burgo de Osma cuenta con «aproximadamente 60.000 metros cuadrados disponibles en La Güera», a los que el alcalde, Miguel Cobo, suma «otros 400.000 metros cuadrados colindantes en parcelas rústicas (parte municipal y parte privada) para posibles ampliaciones». 
La zona industrial burgense cuenta «con todos los servicios, incluido un centro de transformación de alta a media tensión». No obstante, admite el regidor, tiene dos carencias, «la fibra óptica [algunas empresas disponen de ella pero a nivel particular] y el gas», asuntos en los que ya trabaja con las administraciones, al objeto de que «asuman compromisos con El Burgo de Osma». 
El «precio medio» en La Güera ronda los nueve euros el metro cuadrado y el Ayuntamiento cuenta con varias ayudas para fomentar la inversión:bonificación del 95% del impuesto de obras, exenciones de la licencia de apertura, establecimiento y actividad, tipos impositivos reducidos, y subvenciones para la adquisición de suelo. «Bonificaciones hay pero, además, desde el Ayuntamiento estamos abiertos a negociar con las empresas y facilitarles todo lo posible para intentar que sea una oferta apetecible y que la gente apueste por El Burgo. Y no solo esperar a que vengan, también buscar», destaca Cobo. 
Parte del terreno de La Güera, cabe recordar, es propiedad de la Junta, que lo gestiona a través del  ICE (Instituto para la Competitividad Empresarial). Según la web del organismo regional, dispone de siete parcelas en La Güera de entre 2.872 y 4.062 metros cuadrados (22.000  en total) que se ofrecen a 8,95 euros el metro cuadrado. 
san esteban de gormaz
El Ayuntamiento de San Esteban de Gormaz inició en 2015 una modificación de su planteamiento urbanístico para poder dotar al polígono de La Tapiada de una mejor oferta de suelo para uso industrial. En este sentido, «se propuso la adecuación de mejores infraestructuras más acordes con el momento actual:un espacio dotacional con aparcamiento y zonas verdes pero, sobre todo, con distintas tipologías de parcelas, adaptadas a las necesidades y demandas de las empresas». El procedimiento se cerró en 2018. 
La propiedad de los terrenos es parte privada y parte pública. En la parte municipal,«el Ayuntamiento se compromete a dar todo tipo de facilidades para la ubicación de cualquier empresa, desde precio hasta bonificaciones especiales», garantiza su alcaldesa, María Luisa Aguilera. En estos momentos dispone de más de 20.000 metros cuadrados libres.
langa de duero
Langa de Duero cuenta con un polígono ubicado entre Langa y Alcozar del que apenas está ocupada «una cuarta parte», resume su alcalde, Francisco Barrio. Ubicado en la carretera N-122, en la futura Autovía del Duero, dispone de 65.000 metros cuadrados libres. Según explican desde el Consistorio, está ya ejecutado el vial de acceso y los servicios se instalan a demanda, según haya necesidad de suelo. En cuanto al precio, reparan, en «negociable» pero «simbólico», para facilitar el asentamiento de empresas. Precisamente por ello, desde diciembre de 2018 el Ayuntamiento cuenta con una ordenanza fiscal reguladora del ICIO que permite bonificar desde el 45 hasta el 95% (en función de los trabajadores que se contraten).
san pedro manrique
San Pedro Manrique cuenta con «20.000 metros cuadrados ya urbanizados libres» a los que hay que sumar «otros 70.000 más que están dentro del polígono y con el acceso rodado ya ejecutado, de modo que, si hay demanda, están disponibles también», indica su alcalde, Julián Martínez. El regidor reconoce que hace tiempo que no se vende ninguna parcela. El precio estipulado ronda «entre los seis y 18 euros el metro cuadrado, pero negociables». Las empresas que apuesten por este municipio de Tierras Altas deben saber que el Ayuntamiento bonifica el 50% del impuesto de construcciones.  
cabrejas del pinar
El polígono de Cabrejas, ubicado a ambos lados de la N-234, dispone de «más de 200.000 metros cuadrados libres con todos los servicios, a falta solo de pavimentar algunas zonas.Además, hay más suelo apto para urbanizar», resume su alcalde, Fidel Soria, quien admite también que el servicio de internet es hoy «un poco deficitario» pero ya se ha solicitado la instalación de la banda ancha. El precio del suelo allí es «a negociar con el empresario, depende de metros que necesita, puestos de trabajo que cree...». «Aquí todos los servicios se los ponemos a coste cero, solo venir y construir su nave», resume sobre las facilidades que se dan al empresario. 
abejar
El Ayuntamiento de Abejar dispone de «una parcela disponible con todos los servicios» en el polígono de Los Arrañales, de 694 metros cuadrados, que se ofrece al precio de 3,01 euros el metro cuadrado. 
Además, cuenta con «otra parcela de cuatro hectáreas en bruto» con el acceso pavimentado y cuya ejecución está pendiente del desarrollo de un estudio de detalle a proyectar en función de las necesidades que se puedan plantear. 
navaleno
El polígono de Navaleno es gestionado también por el ICE. Según la información de la Junta, dispone de 25 parcelas industriales de entre 447 y 4.300 metros cuadrados, donde hay parcelas industriales nido, pareadas y aisladas. «La última descalificación de monte público que se hizo fue de 25.000 metros, pero hay otros 20.000 vacíos. Hay espacio para desarrollar si fuera necesario», indica su alcalde, Raúl de Pablo, quien destaca que esas parcelas disponibles cuentan con «todos los servicios». 
El ICE las oferta desde 7,89 euros hasta 10,34 euros el metro cuadrado, si bien «el Ayuntamiento facilita todos los permisos, implanta bonificaciones… para dar facilidades en tiempo y forma para que los comienzos de las empresas, que son lo más complicado, sean más sencillos», asegura su alcalde. 
san leonardo de yagüe
El Ayuntamiento de San Leonardo de Yagüe cuenta con 17 parcelas en el polígono industrial Umbría de Allá, cada una de 700 metros cuadrados aproximadamente, con un «precio tasado de partida de 30 euros el metro cuadrado». Además, en los terrenos de la antigua Norma cuenta con dos naves de espacios diáfanos «que se podrían utilizar como naves nido para pequeños negocios», indica la alcaldesa, Belinda Peñalba, quien insiste no obstante en que el precio es «totalmente negociable». 
covaleda
En Covaleda disponen en estos momentos de «diez parcelas de unos 500 metros cuadrados cada una», 5.000 metros ya consolidados como suelo industrial que cuentan «con todos los servicios, salvo los desagües, que dependen del proyecto», indica su alcalde, José Llorente, quien añade que «el despliegue de la fibra óptica está ahora al 70%, pero llegará al 100%». El precio del suelo es de «diez euros el metro cuadrado más iva», especifica. Aunque no cuentan en estos momentos con ayudas específicas, asegura que «se haría bonificación del impuesto de construcciones para facilitar la inversión».