17 estudiantes Erasmus para el segundo cuatrimestre soriano

S.Recio
-

Reconocen que aunque tuvieron que convencer a sus padres, su futuro académico debe estar por encima de la situación sanitaria

El pasado mes de septiembre, Margot Legat llegó en el mes de septiembre a Soria procedente de Lyon para estudiar Traducción e Interpretación, "se lo expliqué a mis padres y lo entendieron perfectamente", recuerda ahora. Tenía algo claro: la pandemia no podía echar al traste con sus objetivos de futuro, "esto está sucediendo en todo el mundo y no tiene sentido que yo sacrifique mi futuro". La adaptación no fue sencilla, llegando incluso a tener que superar el covid sola en su habitación, "tuve que tirar de mucha paciencia, no me quedaba otra opción, pero todo el mundo estuvo encima de mí para ayudarme en lo que necesitara".

Ella es una de los 27 estudiantes Erasmus de Soria. 17 de ellos llegan ahora, es el caso de Joana Alves, esta alumna francesa tuvo que convencer a su familia, "ellos estaban intranquilos y discutimos", afirma, "pero al final están contentos por mí porque es lo que tengo que hacer". Lleva tres semanas en Soria y la adpatación va condicionada a la pandemia. La mascarilla es una barrera comunicativa, "al principio me costaba mucho entender el castellano pero ahora ya estoy mucho más acostumbrada".

Ambas no se arrepienten de la decisión tomada. Sus metas académicas superan en este caso a un pandemia que recuerda, la sufren en todos los países.

17 estudiantes Erasmus para el segundo cuatrimestre soriano17 estudiantes Erasmus para el segundo cuatrimestre soriano