"El arte contemporáneo es muy conceptual"

A.P.Latorre
-

Directora y presentadora del popular programa de Radio 3 'Fluido Rosa' y testigo directo de la evolución de las artes visuales, desde hace 13 años tiene casa en Langa de Duero y ahora, como parte del Equipo de Gobierno, formado por PSOE y Cs

"El arte contemporáneo es muy conceptual"

Lo de esta vallisoletana que trabaja en Madrid y que desconecta en Langa de Duero es la radio, donde da voz a los jóvenes creadores a través de Fluido Rosa (Radio 3). Ahora es teniente de alcalde en esta localidad soriana, donde cuajó el pacto entre PSOE(cuya lista encabezó) y Ciudadanos para turnarse en la Alcadía.  
¿Cómo llegó al mundo del periodismo y a especializarse en música y arte contemporáneos?
Comencé en 1982 en la cadena Ser de Valladolid, donde por la tarde-noche había una programación más especializada y poco a poco pude hacer distintos espacios, siempre relacionados con el mundo de la cultura, porque es algo que me ha apasionado siempre.  En 1985 me surgió la oportunidad de cambiar a Radio Cadena Española en Madrid y hacer un programa de música y cultura hasta que la cadena fue absorbida por RNE y pasó a ser lo que ahora es Radio 3. He ido haciendo distintos programas en Radio 3, Radio Clásica y Radio 1 (Noches de Verano) y el de ahora, Fluido Rosa, lleva ya desde 1998. En el mundo de la radio me he desenvuelto prácticamente durante toda mi carrera profesional. También he participado en televisión, como instauradora de Metrópolis o guionista en Cachitos de hierro y cromo. He tenido la suerte de hacer mis propios programas, algunos con largas trayectorias. Y ahí estamos, siempre intentando innovar y estar en la vanguardia para saber qué es lo que va a venir. 
¿Cómo definiría a Fluido Rosa?
Es una revista de radio sobre creación contemporánea en plástica y artes visuales, en el concepto global de vanguardia y experimentación, de ir un poco más allá. La idea de revista es porque tiene distintos apartados y porque siempre ha tenido soporte en la red, lo que permite acceder a esa dimensión visual de un programa radiofónico. Hemos pasado por distintos formatos y ahora tenemos un blog. Estamos en el mundo de la creación contemporánea pero siempre con una visión periodística, ya que no sentamos cátedra ni somos críticos, sino que dejamos que los artistas hablen de su obra. El arte contemporáneo es muy conceptual y lo sumamente interesante es que esos creadores, además de mostrar sus trabajos en galerías y on line, expliquen de dónde viene su trabajo, su experimentación... Por un lado, tenemos el tema on line para que la gente lo visualice; y, lo sumamente atractivo y para quitarnos de en medio ese concepto de que el arte contemporáneo no se entiende, damos voz a los artistas para que expliquen sus trabajos, lo que es muy clarificador para que la gente entienda el arte de nuestro momento. 
¿Cómo está el panorama creativo? ¿Ha influido la crisis?
La crisis no ha influido porque los creadores realizan su trabajo de igual manera, pero sí ha habido más escaparates con un boom de los museos y espacios dedicados al arte contemporáneo. Con la crisis, algunos han cerrado y ni siquiera se recuperan ahora que, supuestamente, se está saliendo de ella. Muchos vieron mermados sus ingresos de una manera drástica y han sobrevivido como han podido y, sobre todo, con la voluntad y la imaginación de la gente que trabaja allí, a los que hay que poner en un pedestal porque hacen auténticas maravillas con unos presupuestos ridículos sacando programaciones adelante y apostando por los creadores de nuestro país. Es una lástima, porque está bien conocer el arte y las vanguardias, pero también conocer cómo se expresan y qué les preocupa a los creadores del siglo XXI. La crisis ha pasado por las administraciones, que no han apostado por el contenido de estos museos; y no por las ideas, ya que los artistas han mirado hacia afuera y se han refugiado en formatos más pequeños.
¿Hacia dónde camina la creación?
En estos momentos es todo muy multidisciplinar, porque conviven la música, sobre todo la experimental y la electrónica, y el arte, con creadores visuales. En muchos festivales los músicos que generan nuevas sonoridades ayudan a los artistas visuales en los directos y éstos crecen gracias a la música y encuentran otros espacios de exhibición, además de museos y galerías. Los artistas tienen muchas opciones y no se quedan estancados en una soloa disciplina. Muchos músicos son creadores visuales que generan software con sus ideas del sonido y los creadores plásticos incorporan música en sus acciones performáticas, por ejemplo. Lo bueno del siglo XXI, con la explosión tecnológica de las últimas dácadas, es que nos permite contemplar la creatividad a través de múltiples formatos.La pintura sigue siendo un valor seguro, pero en la era digital la tecnología cobra un peso importante y se incorporan, por ejemplo, 3D o HK de una manera totalmente natural.
¿Es imprescindible dar voz a los jóvenes creadores?
Siempre hay que dar voz y escuchar a los jóvenes con ganas de investigar y dar a conocer sus propuestas. Tienen que conocer esa gran herencia cultural y artística que tenemos a lo largo de nuestra Historia, pero tienen que tener espacios para poder exhibir. Es lo que desde mi programa siempre he intentado, ser el altavoz de esas nuevas generaciones. Un ejemplo es el street art. En los últimos años, artistas que se han criado en la calle y han salido a ‘bombardear’ y pintar muros están ahora en los grandes museos exhibiendo su trabajo y siendo representados por galerías. El mercado absorbe todo lo vendible, pero está bien que esas nuevas formas de entender la creación vayan asentándose.
¿Cómo llega esto a Soria?
Soria no tiene museo de arte contemporáneo pero está bien que las instituciones abran espacios para mostrarlo. Que puedan dar cabida a los creadores locales y así trabajar en red con otros espacios de Castilla yLeón, donde hay instituciones que trabajan de una manera seria (MUSAC, DA2, Patio Herreriano...). En estos momentos, la gente se puede trasladar a otra ciudad para contemplar este arte y la red facilita la escucha y la visualización de creadores, acercando lo que se hace en todo el mundo.
¿Alguna propuesta para los lectores?
Me gustaría destacar esa red que está surgiendo en el mundo rural de Castilla y León y cuya última incorporación ha sido Monzón de Campos (Palencia). Es interesante ver que los artistas se juntan y forman redes buscando en el mundo rural una forma de expansión y que su creación tenga presencia en los pueblos. Hay varios experimentos y es una forma de futuro y de dinamización del medio rural, que no solo es el agricultura, ganadería, turismo... El arte activa esas zonas deprimidas y va generando otro tipo de visitantes y pobladores. El medio rural ofrece a los artistas espacio para trabajar y a la vez genera riqueza.
Está implicada en la lucha de género, ¿qué avances contempla?
En el ámbito en el que me muevo siempre he estado muy cercana a las mujeres creadoras y es verdad que siempre les ha costado mucho más exhibir su trabajo. Desde hace seis años formo parte, dentro de la música electrónica y experimental, del colectivo Female: pressure, que agrupa a cerca de 3.000 mujeres de todo el mundo (medios, creación electrónica, DJs, músicas...). Hemos conseguido grandes hitos y hemos dado visivilidad al trabajo de mujeres, como en el Kurdistán iraquí. También formo parte del Colectivo de Mujeres de Artes Visuales, con acciones como la llamada de atención en la feria de Arco por el escaso número de artistas mujeres que forman parte de la muestra. Lo último que he hecho en ese sentido es crear Sonoras, una red horizontal de mujeres de música electrónica con la que hacemos varias presentaciones y apoyamos a mujeres que están en este campo.  
¿Y sobre su faceta de DJ?
Llevo pinchando muchos años pero últimamente lo hago solo en presentaciones de Sonoras, fiestas de Radio 3, la Casa Encendida, el Museo del Prado, el Reina Sofía...No me muevo en exceso en el mundo de los festivales, porque en este momento no me interesa, lo hago cuando hay detrás algún tipo de motivación más que lo puramente hedonista.
¿Cómo ha llegado al Ayuntamiento de Langa de Duero?
Cualquier ciudadano puede presentarse a una Alcaldía y participar en el mundo de la política para que no quede en manos de unos pocos, así es como funciona la democracia. Yo llevo 13 años en Langa de Duero, donde compré una casa para poder descansar y desconectar todos los fines de semana y cuando tengo vacaciones. Al año de estar allí organicé un verano cultural en el que hubo arte contemporáneo y música de muchos estilos (electrónica, clásica, folklore...), con artistas como Eliseo Parra o Ana Alcaide, y que se extendió durante cuatro años. Pero en la siguiente legislatura no interesó a la Alcaldía del momento a pesar de que era todo un éxito y hoy todavía se recuerda. Para esta última legislatura me pidieron [desde elPSOE] si quería presentarme y vi la posibilidad de apostar por un cambio, que era sumamente necesario después de 32 años con la misma persona en la Alcaldía. 
Me lancé y ha sido una experiencia muy bonita, porque es una manera de conocer a la gente desde otra perspectiva y conocer los problemas y proyectos en profundidad. Es pensar entre todos que Langa pueda tener una perspectiva de futuro y esperanza para ir cambiando y que haya otras posibilidades. Yo aporto mi granito de arena en el pueblo que me ha acogido siempre. La intención es recuperar el Verano Cultural y extenderlo todo el año. Lo que sí hemos hecho es abrir el castillo con un proyecto de musealización que está teniendo mucho éxito y estamos integrando a los cinco barrios con visitas guiadas para poner en valor todo el patrimonio. Tenemos muchos proyectos culturales.  
¿Cómo están las comunicaciones y telecomunicaciones?
Yo he estado todo el fin de semana incomunicada, las conexiones son una asignatura pendiente y algo fundamental. Aunque a las grandes compañías se les llene la boca diciendo que hay que fomentar que haya jóvenes tecnológicos, en muchos sitios como Soria hay un vacío absoluto. Si se consigue el proyecto de Diputación como proveedor y hay voluntad por parte de las administraciones sería un avance.En carreteras, las arregladas hace dos días mantienen medidas que eran estándar de los 80, no del siglo XXI.