China quiso frenar el coronavirus antes de darlo a conocer

Agencias
-

Pekín desvela que ordenó sin éxito contener la enfermedad en la ciudad de Wuhan a primeros de enero, cuando aún no se había identificado públicamente, y eleva la cifra de muertos en el país a más de 1.700

China quiso frenar el coronavirus antes de darlo a conocer - Foto: SOE ZEYA TUN

A medida que sigue subiendo la cifra de muertos por el Covid-19 en China y que se sitúa ya en 1.700, se van dando a conocer nuevos datos sobre los primeros pasos de este mal, que ya traspasa las fronteras del continente asiático. El último en saberse está relacionado con la imposibilidad de las autoridades del país a la hora de contener el brote inicial del coronavirus, a lo que se suma que, además, ocultaron su existencia en ese momento al resto del mundo.
El presidente chino, Xi Jinping, dio la primera orden de contención a gran escala del brote en la ciudad de Wuhan el pasado 7 de enero, según un discurso publicado por los medios oficiales tras conocerse los ceses de numerosos altos cargos locales por su lentitud en la respuesta al origen de la epidemia.
De acuerdo con esas informaciones, fechadas el pasado día 4, el presidente chino ordenó «sus requerimientos para impedir y controlar el coronavirus» ante una reunión del Politburó, el máximo órgano del Partido Comunista.
Por aquel momento, el coronavirus ni siquiera había sido identificado públicamente como tal. Hasta entonces se tenía constancia de solo 59 «casos de neumonía», siete en estado grave, y 121 personas en cuarentena, según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud publicadas en esos días. En la actualidad, la Comisión Nacional de Salud de China confirma 68.500 contagiados.
En contraste, los nuevos casos confirmados en el país asiático emprenden una tendencia a la baja: si bien las autoridades anunciaron el pasado viernes un repunte de contagios de 5.090 y el sábado de 2.641, en el último recuento oficial hecho público esta cifra baja a 2.009.
Otra buena noticia es que 10.844 pacientes han sido dados de alta desde que comenzó la epidemia, cifra que sigue en alza diaria, mientras que se ha realizado seguimiento médico a más de 529.418 personas que estuvieron en contacto cercano con los infectados, de los que 158.764 siguen en observación.
Pese a todo, la situación continúa siendo grave en la provincia de Hubei, el epicentro del brote, donde los fallecidos llegan a las 1.596 personas. Allí se han detectado en las últimas 24 horas 1.843 nuevos casos de personas enfermas.