scorecardresearch
Loli Escribano

SIN RED

Loli Escribano

Periodista


El mismo saco

25/03/2022

Eso de meter a todos en el mismo saco es una estrategia que no siempre sirve. Por ejemplo, no se puede meter en el mismo saco a Felipe Utrilla, alcalde de Medinaceli y Jesús Cedazo, alcalde de Almazán. La Audiencia Provincial de Soria ha condenado a Utrilla (sí condenado, porque mientras no haya otra sentencia que indique lo contrario, está condenado), a nueve años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un delito continuado de prevaricación. Vamos, para entendernos, que utilizó su cargo de alcalde para beneficiarse en su empresa privada. Un delito de prevaricación, de manual, que según la sentencia ha quedado demostrado, aunque quepa recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. En el caso de Jesús Cedazo, éste cometió un delito contra la seguridad vial. Supuso la retirada del carné de conducir durante ocho meses y una multa de 820 euros. Es decir, fue condenado por un acto personal. Puede ser todo lo inmoral que cada cual quiera, pero no dejó de ser una conducta a título individual sin ninguna conexión con su condición de alcalde. En ningún caso el delito está relacionado con el abuso de poder que le otorga su cargo como primer edil. Comparar a Utrilla y Cedazo es un despropósito. No hay por dónde cogerlo. El de Medinaceli se aprovechó de su cargo en beneficio propio. El de Almazán, no.
Cedazo se dio de baja del PSOE, renunció a su acta de diputado provincial y mantuvo la alcaldía. Utrilla ha hecho algo parecido. Ya no es diputado provincial ni, por tanto, vicepresidente cuarto, pero se aferra a la alcaldía. También ha sido suspendido temporalmente de militancia del PP. Dice que deja la Diputación porque no quiere perjudicar al partido ni a sus compañeros y que sigue siendo alcalde porque se debe a sus vecinos. Hace falta tener valor. ¿En la Diputación perjudica al partido y en el Ayuntamiento, no? ¿En la Diputación perjudica a sus compañeros y en el Ayuntamiento, no? ¿En el Ayuntamiento se debe a sus vecinos y en la Diputación no se debe a sus vecinos? Hay otra sustanciosa diferencia entre ambos casos. Utrilla ha sido condenado a inhabilitación de cargo público. Cedazo, no. Por dignidad, por pudor, por decencia, por vergüenza, por honestidad y por respeto al sistema judicial; señor Utrilla y señores del PP, no metan a Cedazo en el mismo saco. Por esos mismos principios, señor Utrilla, cumpla la sentencia, aunque el recurso le permita seguir en el cargo. Y cuando se resuelva, si le dan la razón, haga lo que tenga que hacer. No soy nada ingenua y sé que es una petición retórica, porque en este país la corrupción (la prevaricación es una demostración de corrupción), se ha normalizado de tal manera que los corruptos se ponen la capa de víctimas y se la chufla lo que diga una sentencia judicial. Se la chuflan los vecinos, se la chufla la democracia y se la chufla la legalidad.